Cultura

PATRIMONIO

"Lux Románica", el pasado y el presente del tesoro medieval de la Ribagorza

Espacio Pirineos de Graus exhibirá la exposición del 20 de marzo hasta el 13 de junio

"Lux Románica", el pasado y el presente del tesoro medieval de la Ribagorza
"Lux Románica", el pasado y el presente del tesoro medieval de la Ribagorza
Á.H.

BARBASTRO.- La sombra del historiador ribagorzano Manuel Iglesias es muy alargada y veinte años después de la octava exposición de la saga Lux Riparcutiae en la antigua Casa de la Cultura, el Ayuntamiento de Graus ha organizado la muestra Lux Románica sobre el pasado y presente del tesoro medieval ribagorzano. Esta vez en el Espacio Pirineos, por iniciativa del Área de Cultura, desde el 20 de marzo al 13 de junio, gracias al soporte de la Diócesis de Barbastro-Monzón y su Museo con cesión de varias obras, a los apoyos de la Diputación de Huesca, la Comarca de Ribagorza y el Ayuntamiento de Montanuy, entre otros.

La muestra expone la mitra de San Ramón procedente de Roda de Isábena (s. XII), fragmento de tafetán hispanoárabe (Roda, s. XI), talla de San Juan Evangelista (Roda, s. XII); tallas de la Virgen del Puy (Sos, s. XII), Virgen de Linares (Benabarre, s. XIII), frontal de San Clemente (Estet, s. XIII) cedido por el Museo Nacional Arte de Cataluña (MNAC), panel de pinturas murales de San Antón (Pano, s. XI), ménsulas de la ermita de l"Obac (Viacamp, s. XIII), crismón de las Casas de San Aventín (s. XIII), píxide de La Puebla de Fantova (s. XIII), lipsanotecas de Bibiles (s.s XI y XII).

Se completa con El arte románico en Ribagorza, video-reportaje en la catedral de Roda de Isábena y el monasterio de Obarra con el historiador del arte Francisco Martí y la serie sobre ermitas románicas de Ribagorza en la proyección de imágenes de Cristian Laglera. Se exponen distintos reportajes realizados desde finales del s. XIX por fotógrafos y expedicionarios, aragoneses y catalanes, en el primer "acercamiento gráfico" a la historia del arte románico ribagorzano.

En conjunto, muestra excelente de la labor de Jorge Mur, comisario de la exposición, técnico de Cultura del Ayuntamiento de Graus y organizador de algunas anteriores sobre el arte ribagorzano que ha contado con los apoyos de María Puértolas y Sheila Ayerbe, del Museo Diocesano. En todas ha dado muestras sobradas de su condición de licenciado en Historia Medieval, postgraduado en Educador de Museo y Gestión de Políticas Culturales, autor de varias publicaciones.

La exposición se presentó en el Museo Diocesano durante un acto en el que participaron Ángel Noguero, vicario general del Obispado, director del Museo y delegado de Patrimonio; Marcel Iglesias, presidente de la Comarca Ribagorza; Francisco Mateo, diputado provincial; Lourdes Pena, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Graus y Jorge Mur, comisario de la Exposición.

"Casi un hito" es la frase que resume el contenido de la muestra sobre "la riqueza ribagorzana y seña de identidad de nuestra cultura", según el denominador común de las intervenciones en las que se recordaron los antecedentes del ciclo expositivo Lux Riparcutiae con ocho ediciones entre los años 1997-2005. Mur explicó que "transcurridas dos décadas de aquellas primeras grandes exposiciones de arte ribagorzano en Graus, se organiza Lux Románica tanto con espíritu de revisión historiográfica como de difusión artística para las nuevas generaciones de ribagorzanos".

"IDENTIDAD RIBAGORZANA"

Ángel Noguero -mosén Ángel para la concejala de Cultura- manifestó que "es una muestra muy interesante del patrimonio artístico de Ribagorza, mucho más amplio de lo que pensamos, y estoy orgulloso porque se expone la talla de la Virgen de Linares, restaurada en el taller del Museo durante mi etapa de párroco en Benabarre. Se expone por primera vez y también otra que solo vemos una vez al año. Todavía hay más imágenes que se guardan en casas particulares y no dejan verlas sin tener en cuenta que no son patrimonio personal sino de la Iglesia. No queremos las cosas, sino que se mantengan y estén controladas".

Lourdes Pena se refirió a la muestra como "una apuesta importante y producción propia del Área de Cultura con enfoque diferente a las exposiciones anteriores porque la situación es distinta. La verdad es que nos enorgullece como territorio románico y ha sido posible gracias a muchas colaboraciones, entre ellas el MNAC, con quien firmamos un convenio para disfrutar del frontal de San Clemente de Estet, inédito hasta ahora. Ha sido sencillo y la colaboración se hace extensiva al Museo Diocesano de Barbastro-Monzón, que ha cedido varias obras".

Marcel Iglesias compartió la línea de gratitud extensiva a las instituciones. "El románico es seña de identidad del arte ribagorzano, entre los mejores de España y de Europa con referencias de Obarra, Roda, Alaón y las iglesias del Valle de Bohí, entre otras. Atractivo para muchos visitantes, en la distancia del tiempo, hay que recordar y agradecer a quienes guardaron las tallas, tablas y cuadros en muchos pueblos para evitar que se las llevaran. El patrimonio se protegió a pesar del expolio artístico sufrido".

Francisco Mateo señaló que "es motivo satisfactorio y significativo que se presente en el Museo Diocesano, que se construyó para albergar la colección de 111 obras depositadas en el Museo de Lérida a pesar de una larga demanda en la que seguimos, entre ellas las de Tamarite de Litera, que solo tenemos en reproducciones fotográficas".

Jorge Mur recordó "el trabajo que iniciaron Manuel Iglesias, Enrique Calvera y los párrocos de municipios con apoyo de alcaldes ribagorzanos. Ahora se presenta una exposición significativa en tres líneas discursivas principales, histórica y documental, artística y patrimonial, representativa e identitaria. El frontal cedido por el MNAC se expone por primera vez".

Etiquetas