Cultura

LENGUA MATERNA

Orosia Campos: "El aragonés debería formar parte del paisaje lingüístico de nuestro territorio"

Asegura que "si queremos salvar esta lengua de la desaparición" debe tener "una presencia digna y evidente"

Orosia Campos: "El aragonés debería formar parte del paisaje lingüístico de nuestro territorio"
Orosia Campos: "El aragonés debería formar parte del paisaje lingüístico de nuestro territorio"
S.E.

HUESCA.- Actualmente, alrededor de 1.200 niños y adolescentes aprenden el aragonés en unas 60 localidades de la provincia de Huesca, lo que supone un avance importante respecto al curso 1997/1998, cuando se introdujo en cuatro escuelas (Jaca, Biescas, Aínsa y Benasque) como proyecto piloto, para impartirse como una asignatura voluntaria fuera del horario lectivo. Este es el "balance positivo" que hace Iris Orosia Campos Bandrés, profesora en la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación de Huesca, dentro del Departamento de Didácticas Específicas (área de Lengua y Literatura) e integrante del grupo de investigación Ecolu que lidera la doctora Rosa Tabernero Sala.

El aragonés -añade Orosia Campos- "tiene su currículo, como el resto de áreas, en las etapas de Primaria, Secundaria y Bachillerato, y en el curso 2020/2021 comenzará a impartirse en la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación de Huesca la mención en Maestro de Lengua Aragonesa".

Lamenta, no obstante, Campos Bandrés, que la introducción y desarrollo del aragonés en la escuela "se ha caracterizado por ser bastante desigual", ya que la decisión sobre el modo de introducir esta lengua en las aulas "ha recaído sobre los claustros, y esto ha derivado en una situación bastante precaria, con una enseñanza generalizada como asignatura impartida fuera del horario lectivo". Reconoce, sin embargo, que "en los últimos cuatro años se han iniciado proyectos más ambiciosos en los que el aragonés es la lengua vehicular (igual que se hace con el inglés o el francés) en alguna materia (por ejemplo, en el Valle de Benasque, en algunas escuelas del Alto Ara, en Estadilla-Fonz o en Panticosa)".

MEDIDAS DE FUTURO

Sobre qué se debería hacer en el futuro inmediato con esta lengua dice: "Creo que lo primero es apostar de forma decisiva por su visibilización y por la concienciación de la sociedad aragonesa sobre el valor de nuestro patrimonio lingüístico. El aragonés debería formar parte del paisaje lingüístico de nuestro territorio, debería tener una presencia digna y evidente en los medios de comunicación, en la administración y en las aulas. Esto, como medidas urgentes si lo que queremos es salvar esta lengua de la desaparición, pues las evidencias científicas son muy claras: tal y como reconoce la Unesco, la transmisión familiar del aragonés está prácticamente rota".

En el ámbito educativo, señala por otro lado esta profesora, su conservación pasa "por su enseñanza bajo un modelo multilingüe donde tenga cabida junto al castellano y las lenguas extranjeras como lengua vehicular. Las instituciones europeas llevan ya dos décadas aconsejando estos modelos educativos, que garantizan la conservación del patrimonio lingüístico propio y el aprendizaje de las lenguas de uso mayoritario a nivel internacional, tan necesarias en los escenarios translocales de nuestros días".

En cualquier caso, Orosia Campos resalta que "es importante recordar que no todo puede depender de la escuela" e insiste en que "las acciones de planificación lingüística para la salvaguarda del aragonés (o de cualquier otra lengua minoritaria) no pueden ser aisladas e intermitentes, se necesita de un proyecto holístico que parta de tres pilares básicos: los medios de comunicación, la administración y la educación".

DIPLOMA DE FILOLOGÍA ARAGONESA

En el ámbito universitario, por otra parte, valora Orosia Campos que años atrás se pusiera en marcha el diploma de Filología Aragonesa. Estos estudios, en su opinión, "han sido esenciales para continuar avanzando en la dignificación del aragonés. Dentro del ámbito educativo, la universidad cumple un papel esencial en la salvaguarda de una lengua minoritaria, como lugar de referencia en la formación de los profesionales encargados de desarrollar actuaciones vinculadas a su conservación y también como núcleo impulsor de la investigación científica que permita avanzar en su conocimiento".

El denominado Diploma de Especialización en Filología Aragonesa (Defa), recuerda, "es el único título universitario que ofrece una formación especializada en esta lengua, por lo que se convierte en el lugar de referencia en este sentido".

Etiquetas