Cultura

EXPOSICIÓN

La primera mitad del siglo XX a través de postales, un guiño histórico

Juan Antonio Novás cuenta con una gran colección que exhibe en Sabiñánigo

La primera mitad del siglo XX a través de postales, un guiño histórico
La primera mitad del siglo XX a través de postales, un guiño histórico
N.M.

SABIÑÁNIGO.- Una exposición de postales antiguas de Juan Antonio Novás aguarda en el hall del Hogar de Personas Mayores (Iass) de Sabiñánigo para ser contemplada por socios y no socios. Se había previsto que estuviera abierta todo el mes de marzo, pero el estado de alarma por la covid-19 la ha dejado sin visitantes, aunque no se ha retirado y espera paciente a que se normalice la situación para el disfrute de unos y otros.

Juan Antonio Novás lleva coleccionando postales antiguas desde siempre. Las expuestas corresponden, explica, a retratos de mujeres del País Vasco, otras son de los trajes típicos de Andalucía, también las hay de paisajes y otras más cercanas a este territorio. "En su mayoría corresponden a los años treinta o cuarenta, cuando la postal no era fotografía, se pintaban o dibujaban a mano y luego se imprimían. La postal normal, como fotografía, empezó en blanco y negro en los años cincuenta, y desde los veinte hasta entonces la gente las pintaba o dibujaba y luego las imprimía".

Relata que esa técnica era la misma que se utilizó en los años quince y veinte del siglo pasado para retratar, por ejemplo, el balneario de Panticosa. "El año pasado hicimos otra exposición en el hogar con postales del balneario. Una de ellas era del Hotel de la Pradera, que desapareció con un alud".

Unas de las que se exponen ahora con trajes típicos de Andalucía "están también pintadas, pero se les colocó a mano los vestidos con telas. Estas son de los años cincuenta, cuando el turismo empezó a moverse por el sur, y eran postales que se vestían".

Hasta que se cerraron los establecimientos y locales por el estado de alarma, Juan Antonio Novás exponía otras series de su colección en el café-bar Ogiberri de Sabiñánigo. "Estas las íbamos cambiando cada quince días o cada mes, y hacían referencia a lugares del valle de Tena tanto pueblos como paisajes".

Dice que no sabe exactamente cuántas postales tiene, "son muchas, pero la cantidad no la sé".

Nació en Broto pero desde pequeño ha vivido en contacto con el turismo. "Un tío que me adoptó de pequeño, llevaba un hotel en Sallent de Gallego y otro en Broto. Luego, cuando me casé, teníamos una tienda en balneario de Panticosa donde vendíamos manzanilla silvestre, recuerdos, y por supuesto, postales, allí estuve cuarenta años, y en Sabiñánigo tuvimos Casa Berdón".

Las postales antiguas siempre han acompañado a Juan Antonio Novás. Recuerda fechas y anécdotas simpáticas de muchas de ellas. Cuando esta situación de crisis sanitaria se normalice, se abran los centros, los establecimientos, seguro que será un placer conocer de la mano de Juan Antonio las historias que guardan las postales expuestas en el Hogar de Personas Mayores de Sabiñánigo.

Etiquetas