Cultura

MUSEO DIOCESANO DE BARBASTRO-MONZÓN

Trabajo de puertas para adentro en el Museo Diocesano de Barbastro-Monzón para abrir con mayor esplendor

El museo celebra este año su décimo aniversario y lo quiere hacer con nuevas e interesantes propuestas

Trabajo de puertas para adentro en el Museo Diocesano de Barbastro-Monzón para abrir con mayor esplendor
Trabajo de puertas para adentro en el Museo Diocesano de Barbastro-Monzón para abrir con mayor esplendor
S.E.

BARBASTRO.- El Museo Diocesano de Barbastro-Monzón cerró el pasado 14 de marzo a causa de la situación originada por la crisis del coronavirus, pero la actividad sigue de puertas adentro con proyectos, propuestas, informes, inventarios y restauración de obras, según informa la subdirectora del mismo, María Puértolas. Esta situación coincide con los diez años de apertura del museo, por lo que "estamos inmersos en proyectos y nuevas propuestas que perfilamos y encaminamos durante el tiempo que está cerrado por esta situación. Tenemos muchas ganas de compartirlos cuando llegue el momento", señala.

En la misma línea, "se trabaja en elaborar informes y artículos científicos que estaban pendientes, inventarios digitales, y en continuar la organización de inventarios de bienes de parroquias diocesanas. Se realizan tareas de restauración y de conservación. En el Museo no se descansa porque, a la vuelta, queremos tener nuevas e interesantes propuestas".

En este tiempo, "se ha finalizado la restauración de la talla románica de la Virgen de Linares, de Benabarre. "Cuando la situación lo permita se presentará en el museo y se expondrá un tiempo para que los visitantes puedan admirarla hasta que se reponga en el museo de la parroquia de Nuestra Señora de Valdeflores. En el taller siguen las tareas de restauración, entre ellas un incensario de la parroquia de Coscojuela de Fantova y diferentes obras que se expondrán en exposiciones temporales".

Asimismo, el personal del Museo trabaja con el del Obispado, "de forma coordinada y compartida, en tareas de investigación, inventario, catalogación de la colección, en todas las propuestas que hay sobre la mesa y alguna nueva que surgirá, seguro", indica Puértolas.

Al mismo tiempo,"aprovechamos para repasar los inventarios e incorporar las piezas en el sistema integrado de documentación y gestión museística Domus, utilizada por 170 museos que constituyen la Red Digital de Museos de España para la elaboración de un gran Tesauro de Patrimonio Cultural". Permite la consulta en línea de todas las obras y su ficha correspondiente, "afecta a 300 piezas expuestas y las que se conservan en el almacén, casi de cuantía similar, en espera de pasar a la colección permanente".

La presencia más intensa en redes sociales está entre los objetivos. "En este tiempo de confinamiento se trabaja en ello con la idea de dar a conocer de forma didáctica y rigurosa los contenidos del museo y de la catedral, además de entretener y hacer los días más llevaderos porque el arte es un bálsamo para los daños del alma".

A nivel nacional se participa en la iniciativa #QuedARTEencasa, impulsada por el Museo de Arte Sacro El tesoro de la Concepción de Tenerife y la catedral de la Almudena, en Madrid, con aportaciones de catedrales y museos españoles".

A diario, "una catedral propone un tema en concreto al que se suman con publicaciones el resto de catedrales para dar difusión al rico patrimonio español. Las propuestas resultan muy interesantes y enriquecedoras, entre ellas la catedral de Roda que participa también". Por otra parte destaca la divulgación de los documentales de la serie Patrimonio Románico de la diócesis de Barbastro-Monzón producida por convenio de colaboración con la Fundación Ramón J. Sender, Uned y Obispado. Ya están disponibles en el canal Youtube del Museo y del Centro de la Uned los vídeos de Alaón y Montañana y se completará con Luzás, Roda de Isábena y Obarra.

Respecto a las visitas guiadas a la torre de la catedral cerrada al público desde 2013 afectada por nidos de cigüeñas, "está preparada para recibir visitantes y conocer su interior interesante, descubrir la arquitectura y disfrutar de vistas privilegiadas de Barbastro y el entorno. En cuanto sea posible será una opción muy atractiva". La Torre campanario es Bien de Interés Cultural (BIC) y forma parte del conjunto de la catedral, declarado Monumento Histórico Artístico desde 1923 por lo que disfruta de "máxima protección" amparada a la Ley de Patrimonio Cultural de Aragón.

CALIDAD DE LA EXPERIENCIA

La cifra de 17.285 visitantes entre el Museo Diocesano y Catedral de Barbastro contribuyó al auge del turismo religioso con 21.845 visitantes en 2019, junto con el Museo de los Mártires Claretianos. En el Museo Diocesano y la catedral el aumento fue del 63 % respecto al año 2018, y en nueve años se ha rebasado la barrera de 103.285 personas.

El parón obligado se notará, "en el primer trimestre. Aún no teníamos las estadísticas, pero estábamos en buen momento, con bastantes reservas y muchas propuestas". María Puértolas aclara que "nuestro objetivo nunca ha sido batir récord de visitantes porque prima la calidad de la experiencia, y con ese criterio trabajamos. Si los visitantes vienen al museo significa que les interesa nuestra oferta".

Las puertas de la catedral nunca estuvieron cerradas tanto tiempo. "Es una sensación triste, pero bonita, que transmite sentimientos indescriptibles, similares a ver el Papa que oficia en un Vaticano prácticamente vacío. La catedral es un espacio cargado de espiritualidad y de belleza. Se trabaja en el inventario, al igual que en las iglesias de la diócesis. En este caso concreto, es una vasta tarea, porque nuestro templo catedralicio alberga gran cantidad de patrimonio", afirma la subdirectora del Museo Diocesano de Barbastro-Monzón.

Etiquetas