Cultura

PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

Orencio Boix: "Muchos espectadores nos dijeron que echaban en falta Romería y Desengaño"

En Vez de Nada, asociación a la que pertenece, ha publicado en YouTube un videopodcast sobre el festival

Orencio Boix: "Muchos espectadores nos dijeron que echaban en falta Romería y Desengaño"
Orencio Boix: "Muchos espectadores nos dijeron que echaban en falta Romería y Desengaño"
S.E.

HUESCA.- Ante la cancelación de la octava edición de Romería y Desengaño a causa de la crisis del coronavirus, ¿por qué decidisteis apostar por un videopodcast para "curar" al público —Es interesante eso que dices de curar, porque estos días hay un enfoque dominante de la cultura como una especie de bálsamo que ayuda a atravesar el confinamiento. Pero conviene recordar que si bien en un momento dado puede tener esa función, el arte es también una forma de conocer, analizar, criticar o imaginar el mundo. Nosotros tenemos nuestras precauciones con respecto de la crítica a la cultura como entretenimiento, que ya es también una crítica inercial. La cultura tiene que ver con una amplísima variedad de rituales y en ese sentido también es necesaria, claro que sí, una cultura que nos permita lidiar con las distintas formas de tiempo y entretiempo.

Javier Díez-Ena, que iba a actuar en la cita, ha estrenado una canción sobre Panticosa en el audiovisual. ¿Cómo habéis recibido esta sorpresa — Es una composición preciosa y muy evocadora, y todo un detalle que Javier la haya estrenado en nuestro videopodcast. El Theremin con el que la interpreta es un instrumento creado en los años 20 del siglo XX, curiosamente una de las épocas doradas de los baños de Panticosa, y Victor Coyote que le acompaña con una viola caipira le da un toque muy bravo, casi como un escalofrío al meter el pie en las aguas termales.

Víctor Coyote también participa por partida doble en el videopodcast. ¿Cómo ha sido contar con su arte —Víctor Coyote interpreta una canción incluida en su último disco, Las Comarcales, titulada Soy un trabajador, soy un autónomo, soy un artista, y nos pareció que era especialmente pertinente en un momento como el de ahora. Ya lo era antes, y lo será después. Los artistas, y en general los trabajadores del mundo de la cultura, vivimos en una situación de precariedad laboral, acentuada aún más en un momento como este. Tanto Víctor como Javier iban a tocar en el festival y perdieron ese trabajo, nosotros como asociación, en la medida de nuestras modestas posibilidades, hemos intentado paliar algo ese golpe. El sentido económico forma también parte del sentido de hacer el videopodcast.

En el festival también iban a actuar Cumbiazepán, Daniel Lumbreras y Vacación. ¿Cómo es el menú degustación folclórico que se ha perdido el público este año —Como siempre muy variado, pero siempre tejido por una especie de visión heterodoxa del folclore y las músicas de raíz. Cumbiazepán es un grupo de chicas muy numeroso y divertido que venía para brindar su cumbia de la ribera del Ebro en el solar por la mañana, Daniel Lumbreras es un cantautor que declama en un idioma inventado, una suerte de lingua ignota en la tradición de Hildegarda de Bingen y Vacación son un dúo mexicano, una especie de cruce entre Kings of Convenience y lo mejor de la canción latinoamericana. Precisamente lo de Vacación es lo más difícil de reubicar porque aprovechamos una gira, pero tanto con Daniel como con Cumbiazepán la idea es poder disfrutar de sus conciertos en ediciones futuras, o en otras programaciones de la ciudad.

En el video, Luis Lles repasa la historia del festival. ¿Cuál ha sido la evolución de la cita desde que arrancara en 2013 —Sí, Luis se marca una historia portátil del festival. Hemos tenido muy buenos momentos musicales, Lorena Álvarez, Los Hermanos Cubero, Rodrigo Cuevas, María Arnal y Marcel Bagés, D"en Haut, Joana Gomila, Christina Rosenvinge…También es importante resaltar la evolución desde un punto de vista de comunidad, ya que el festival ha contribuido a poder disfrutar de un espacio que estaba abandonado, lleno de basura y que gracias a un proceso participativo que estuvo coordinado por Re-Gen, entre todos pudimos recuperarlo.

Como dices, Romería y Desengaño ha llenado de vida el casco viejo. ¿Qué más aporta a Huesca ¿Por qué decidisteis apostar por el folk-alternativo —Por un lado, precisamente esa cooperación entre vecinos y vecinas, asociaciones, instituciones públicas y empresas, el hecho de ser capaces de tejer entre todos una fiesta, una especie de romería laica, y por otro lado, en lo artístico, un desempolvar la herencia del folclore, una puesta a punto libre para disfrutar de ese acervo popular, rodearlo e incluso, a veces, subvertirlo.

Además de los ya citados, ¿qué otras colaboraciones destacadas aparecen en la pieza —Han participado algunos espectadores de manera activa; Justo Bagüeste, que ha interpretado un estupendo St. Louis Blues, Ana Calvo Palacios y Luis Antonio Boix, que nos han brindado unas coplas y Raquel, una espectadora que trabaja como terapeuta ocupacional que nos ha contado cómo está viviendo toda esta experiencia desde el punto de vista sanitario, haciendo presente la dimensión de la muerte y de la soledad con la que se está atravesando el duelo.

Sois conscientes de que mucha gente habrá echado de menos el festival desde su casa, ¿no —Sí, nos llegaron muchos mensajes de espectadores diciendo que se acordaban de ese día, y que lo echaban en falta. De hecho el programa fue una manera de relacionarnos y pensar esa ausencia, aunque en realidad sea solo una ausencia entre tantas.

¿Cómo creéis que va a evolucionar el concepto de "nosotros" que aparece en el videopodcast y en qué podría afectar al festival ¿Cómo mira al futuro Romería y Desengaño —Estos días, la fragilidad y la incertidumbre en la que vivimos siempre, se han explicitado de manera muy intensa. Incertidumbres científicas, incertidumbres políticas, incertidumbres sociales en definitiva que parecen atravesar cualquier perspectiva de futuro. No escondo mis reticencias estructurales a esta especie de somatocracia global y temporal en la que estamos inmersos. Ojalá nos sirva para ser mejores, pero tampoco tengo ninguna certeza. Al principio del confinamiento, recordé un verso de Hölderlin "Allí donde está el peligro, crece también lo que salva", Salva Cored.

Etiquetas