Cultura

INSTITUCIONES

Fernando Alvira deja la dirección del Instituto de Estudios Altoaragoneses

El oscense se despide muy satisfecho después de dos décadas de incansable trabajo

Fernando Alvira deja la dirección del Instituto de Estudios Altoaragoneses
Fernando Alvira deja la dirección del Instituto de Estudios Altoaragoneses
D.A.

HUESCA.- Fernando Alvira Banzo acaba de dejar la presidencia del Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA), una institución que ha sido su casa durante los últimos 20 años.

"El balance que hago de todo este tiempo es absolutamente positivo. Los fines del IEA son la investigación y la divulgación del patrimonio de la provincia, y año tras año en las memorias que se han ido presentando al consejo rector se ha visto que el trabajo que han hecho muchísimas personas de forma altruista ha sido muy interesante", asegura el también artista.

El oscense pensaba solicitar la cesión el pasado 5 de enero, coincidiendo con el 20 aniversario de su elección como director, pero decidió esperar porque el IEA se encontraba en plena transformación, lo que unido a la posterior crisis por el coronavirus ha retrasado el momento hasta ahora.

La Diputación Provincial de Huesca (DPH) ha agradecido en una nota a Fernando Alvira sus 20 años de entrega y trabajo por este organismo, "que sin lugar a dudas ha contribuido a divulgar el patrimonio cultural de la provincia altoaragonesa".

El IEA, que lleva desde el año 1977 adscrito a la DPH, está afrontando un final de era importante, ya que la exsecretaria general, Pilar Alcalde, se jubiló el pasado año.

Pero la institución mira al frente con ganas, puesto que el presidente de la DPH, Miguel Gracia, va a proponer a Alberto Sabio Alcutén como director, una propuesta que elevará a comisión para su inclusión en el orden del día del próximo pleno.

"Alberto es la opción más acertada, porque ha tenido muchísima relación con el Instituto y va a conseguir que siga siendo el mismo durante muchos años más", confió Alvira.

ALBERTO SABIO

Por su parte, el candidato a presidir el IEA, Alberto Sabio, se muestra con muchas ganas de aceptar el reto.

"El Instituto forma parte de mi vida desde hace 30 años, cuando me dio mi primera ayuda de investigación. Después hemos ido navegando juntos y he participado en publicaciones, charlas, congresos, etcétera", señala.

Sabio reconoce que si ahora es catedrático de Historia Contemporánea es "en buena medida gracias al IEA", por lo que tiene claro cuál será su objetivo al frente de la dirección: "Devolverle con esfuerzo e ilusión una mínima parte de lo que me ha dado".

Nacido en Monzón, el historiador tiene un premio de licenciatura y doctorado, así como una reconocida carrera en el ámbito de estudios de la historia muy ligada a su provincia natal, según informó la DPH en una nota de prensa.

En los últimos años ha sido director del área de Historia de este organismo y también de los cursos extraordinarios de la Universidad de Zaragoza.

Ha escrito distintos libros y artículos relacionados con la provincia de Huesca, por ejemplo sobre los montes públicos, los riegos del Alto Aragón, Canfranc, la historia de Barbastro, Huesca o Monzón, y sobre los diputados aragoneses presentes en las Cortes de Cádiz.

Además de artículos en revistas profesionales especializadas, ha publicado algunos libros: entre otros, Los mercados informales de crédito y tierra en una comunidad rural, Tierra comunal y capitalismo agrario en Aragón o, junto a Nicolás Sartorius, El final de la dictadura. La conquista de la democracia en España, 1975-1977.

Entre otros trabajos, también es autor de la monografía Peligrosos demócratas. Antifranquistas vistos por la policía política de la dictadura, 1958-1977.

Más recientemente ha editado, junto a Emilia Martos y Rafael Quirosa-Cheyrouze, la obra colectiva 40 años de ayuntamientos y autonomías en España (2019).

Etiquetas