Cultura

48 FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE HUESCA

Daniel Vergara, director técnico: "El festival online ha venido para quedarse y el autocine es un aliado"

Valora el espíritu de "renovación y adaptación" de este evento cinematográfico

La última edición del Festival de Cine de Huesca multiplica su repercusión internacional
La última edición del Festival de Cine de Huesca multiplica su repercusión internacional
P.S.

HUESCA.- El 48º Festival de Cine de Huesca se ha tenido que adaptar a la realidad que nos está tocando vivir, apostando en esta edición por su parte online y por la novedad del autocine, todo ello sin renunciar a la actividad presencial en el Teatro Olimpia donde, con un tercio de su aforo disponible, se va a poder disfrutar desde este sábado de la sección oficial, cumpliendo con todas las medidas higiénico-sanitarias que conlleva la pandemia de la covid-19.

El festival online se lleva haciendo desde 2015, pero en esta ocasión, tal y como explica el director técnico de esta cita cinematográfica, Daniel Vergara, "lo único que ha cambiado es que se centra en esa parte online por las circunstancias y, además, lo que hacemos es abrirlo desde el primer día, para que esté disponible durante toda la semana".

Hasta ahora, las sesiones se iban abriendo digitalmente conforme se exhibían en el Olimpia; es decir, "el estreno era presencial y luego había un servicio online que se podía ver desde todas las partes del mundo, con un coste por sesión de cortometrajes y por festival", explica Vergara. Este año, ese coste "se ha eliminado", de modo que el festival online se pone a disposición de todos los usuarios de todas las partes del mundo de manera gratuita, y ya está disponible hasta el día 20.

A través de la página web del Festival de Cine www.huesca-filmfestival.com se pueden ver las diferentes secciones paralelas, que enlazan directamente a un servidor de proyección de videos, y por otro lado está el festival online, "que se aloja en la plataforma Festhome TV que hemos desarrollado conjuntamente con Festhome, que también es nuestro soporte proveedor y con el que todos los años recibimos los cortos de los países participantes".

Daniel Vergara es consciente de que los directores "crean sus películas partiendo de la base de que se van a ver en unas condiciones óptimas. En una sala de cine, en una pantalla grande, con un sonido acorde y rodeados de gente, que es lo que más vamos a perder con la visión online, el disfrutar de una experiencia colectiva que, por otra parte, el cine online te la de otra manera porque a través de las redes sociales se puede difundir de una manera mucho más rápida cualquier cortometraje que uno vea". Si se acude a la sala con un amigo, "esa experiencia queda reducida a ese amigo y tú, y ahora se puede compartir el enlace e invitar a que se vea el trabajo de una manera inmediata desde cualquier parte del mundo".

Al margen de las ventajas e inconvenientes que conlleva el festival online, lo cierto es que desde la organización vieron que, con el estado de alarma, todo peligraba y "nuestra principal misión como equipo del festival ha sido sacarlo adelante de la manera que fuese, porque para el mundo del cortometraje eso de que un festival no se celebre un año supone un gran golpe ya que tiene una misión y un valor para que estos trabajos tengan su ventana al espectador", apunta Vergara.

Ante esta realidad, se apostó por dar una "mayor dimensión y más visibilidad" a la parte online. "Es por lo que hemos luchado", aunque la situación actual y las fases de la desescalada permiten reforzarlo con la oferta presencial en el Teatro Olimpia. "Eso es maravilloso, pero estábamos preparados para que el festival nunca se viese derrotado por estas circunstancias ni los cortometrajes perjudicados".

AUTOCINE

El Festival de Cine "tiene un carácter lúdico y festivo" al que no se podía renunciar pese a la covid-19, y esa ha sido la razón de apostar por el autocine "como formato aliado y salvador", ya que, como indica Daniel Vergara, comenzaron a trabajar en ello el pasado mes de marzo, "y en ese momento no sabíamos si se podría abrir el Teatro Olimpia o hacer cine al aire libre, y se optó por la opción de ver cine en el coche y con todas las medidas de seguridad".

El Recinto Ferial de Huesca se convirtió desde este viernes en una gran sala "en la que sustituimos butacas por coches", pero ello conlleva "infraestructuras más grandes".

El espacio habilitado para el autocine albergará hasta doscientos automóviles, desde los que se podrán ver diferentes producciones en una gran pantalla de 12 metros de ancha por 6,75 metros de alta, con un proyector más potente y de mayor alcance.

"El principal cambio, además de las butacas por coches, es que no se va a escuchar desde los altavoces, sino que conectamos un dial de la radio y la película se emite por la frecuencia modulada", y todo ello en lo que va a ser una experiencia diferente tanto para la organización del festival como para los oscenses, y cuyo resultado servirá de termómetro para valorar cierta continuidad de la iniciativa, "ya que requiere de un presupuesto e infraestructura mayor y, además, tiene mucho más sentido cuando el momento lo requiere. Pero..., quién sabe si se quedará como un mero paso de la nueva normalidad o implantaremos algún autocine si la respuesta es buena y el público apuesta también por este formato".

Lo que sí ha venido para quedarse es el festival online. "Los hábitos de consumo de los espectadores están cambiando, y nuestra misión como promotores y precursores del audiovisual es abrazar esa apuesta por las plataformas digitales. Las circunstancias, los hábitos y la sociedad cambian y nosotros con ello. Por eso, el festival online viene para quedarse", pero sin renunciar a la parte presencial, que continuará.

Daniel Vergara está convencido de que "hay que remar con los cambios, y el festival tiene ese espíritu de poder adaptarse y renovarse continuamente".

Etiquetas