Cultura

FESTIVALES EN EL ALTO ARAGÓN

Ana Juan: "La música barroca me llena de alegría, es como una explosión de emociones y risas"

La ilustradora valenciana es la autora del cartel de la XXIX edición del Festival Internacional en el Camino de Santiago, que se inaugura este jueves en Jaca

Ana Juan: "La música barroca me llena de alegría, es como una explosión de emociones y risas"
Ana Juan: "La música barroca me llena de alegría, es como una explosión de emociones y risas"

JACA.- "Me llamo Ana Juan y soy dibujante y el dibujo es mi lenguaje: cuando pinto dibujo, cuando esculpo dibujo, incluso cuando escribo, también dibujo. El dibujo es el idioma universal con el que me relaciono con el mundo, la casa donde habito y el bote a la deriva que me ha salvado de innumerables naufragios". Así se presenta Ana Juan, artista valenciana, Premio Nacional de Ilustración 2010 que firma el cartel de esta edición del Festival Internacional en el Camino de Santiago (FICS) que organiza la Diputación de Huesca, y que comienza este jueves en Jaca. Tras los trabajos de Javier Mariscal, Jacobo Pérez-Enciso, Alberto Corazón y Ouka Leele que han servido para presentar el FICS con originalidad y color, es el turno de Ana Juan, que bella y sabiamente reflexiona sobre la música, la creación y la mujer.

La cultura es un elemento imprescindible para tener salud, ¿no es cierto

Salud mental al menos. La cultura alimenta nuestra fantasía y hace que podamos soportar el hecho de vivir. Durante el tiempo del confinamiento a causa de la covid-19, la cultura ha ayudado a la gente a soportar el aislamiento a través del cine, la literatura, la música, la pintura.

Y así , Ana Juan continúa creando frente a este tiempo de pandemia.

¿Por qué no seguir haciéndolo? Nada me va a impedir que renuncie a mi profesión el oficio que amo e instrumento de comunicación que puedo utilizar como espada y como escudo para defenderme y atacar aquello que considere injusto.

¿Qué música acostumbra acompañarle mientras trabaja—

La del silencio paradójicamente hoy por hoy, la música más cara y difícil de conseguir.

Qué opinión le merece personalmente la música antigua y barroca Siento una gran predilección por la música antigua siempre la he encontrado romántica, evocadora y muy compleja dentro de su sencillez aparente. Sin embargo, la música barroca me llena de alegría, es como una explosión de emociones y risas.

Usted firma el cartel de esta nueva edición del FICS. ¿Cómo lo titularía?

El titulo de Olvidadas y desconocidos me parece muy acertado, pero si hubiese que darle otro quizás, Acordes en clave de mujer.

Bajo ese tema de "Olvidadas y Desconocidos" que desarrolla el festival, el componente de misterio no podía faltar.

Habrá que resolver misterios encontrar respuestas a preguntas como: ¿Quién está detrás de esa composición? ¿Qué llevó a una mujer a componer música en el siglo XV? ¿Por qué nunca se conoció su nombre? ¿Detrás de quién se escondía o quién la escondía? Seguro que hay historias que podrían ser argumentos de una novela.

Olvidadas... El año pasado presentó junto a Sandra Sabatés el volumen "Pelea como una chica". Nada está conquistado y hay que seguir luchando, me temo.

Aunque hemos avanzado mucho socialmente, la completa igualdad entre sexos sigue siendo una utopía, y mientras sigan existiendo injusticias sociales o abusos por cuestión de género entre hombres y mujeres habrá que seguir luchando.

Volviendo a su cartel, en él manda y juega un ojo un poco Gran Hermano para estos tiempos orwellianos, ¿no le parece?

No es un ojo orwelliano porque no tiene ningún poder. Es un ojo prisionero, un ojo que observa desde el encierro y es víctima del silencio.

Pues visionaria fue y adelantó un poco también al confinamiento. Usted que es experta, defina qué es un cartel. ¿Qué debe aparecer siempre, y qué no—

Un grito, una llamada que no puede dejarte indiferente. Por esa razón el mensaje tiene que ser directo y claro, sin ambigüedades ni mensajes opuestos que lleven a la confusión.

Usted que ya nos maravilló con sus trabajos para La luna y Madriz, ¿cómo ha cambiado el panorama de la ilustración en nuestro país? Qué generaciones tan distintas hemos visto pasar, ¿verdad—

Tampoco tantas generaciones, solo un par de ellas, pero suficientes. Cuando empezamos a publicar en el Madriz o La Luna ninguno teníamos formación de ilustrador veníamos de estudios como Bellas Artes, arquitectura… no existía la formación o especialización en ilustración y creo que esto fue la razón diferenciadora de nuestra generación. Hoy existe demasiada información e incluso formación y los trabajos son demasiado homogéneos lo que hace que tristemente se pierda la individualidad, esa visión personal imprescindible en la comunicación con el lector. En aquellos años trabajábamos desde la intuición y, desgraciadamente, con toda la libertad del mundo libertad que hoy por hoy ya no existe. Era un momento especial en el que había que romper reglas y sin proponérnoslo lo conseguimos.

Premio Nacional de Ilustración 2010, ¿qué recuerdo guarda una década ha—

Es un Premio que nunca busqué ni deseé sin embargo el que sea concedido por compañeros de profesión le da un carácter entrañable que me hizo apreciarlo. No cambia tu vida profesional incluso me atrevería a decir que puede ser incluso contraproducente. De todos modos, el verdadero premio es el poder vivir de tu trabajo desarrollar proyectos y poder permitirse el soñar. Con todo lo anteriormente citado me doy por más que premiada.

Muchos de sus trabajos son claros estados del alma, me atrevo a decir.

No soy la persona más adecuada para juzgarlo, hace falta una cierta distancia para apreciarlo, distancia que evidentemente no tengo. Solo puedo explicar esa impresión que causa mi trabajo porque soy alguien muy emocional, haga lo que haga todo pasa por el filtro de mis sentimientos y emociones más viscerales para lo bueno y para lo malo también. Asumo los costes a pagar.

En septiembre verá la luz un nuevo volumen suyo, La vida secreta de los gato" (Lunwerg Editores), un intenso recorrido sentimental junto a los textos de Marta Sanz.

Este libro es un recorrido sentimental y emocional que, a través de retratos gatunos, busca ese gato invisible, desconocido e inaprensible, el gato que está pero que no ves. Un libro que la genial Marta Sanz ha llenado de poemas gatunos, poemas que son ronroneos y zarpazos en el corazón.

T.S. Eliot fue quien dijo que "los gatos, que son muy soberbios, han de emplear apodos contundentes que les ayuden a ir entre las gentes con paso firme y sin perder los nervios".

Mientras duerme el gato vive otras vidas incluso lo hace cuando sueña despierto.

El gato reina como señor absoluto de un mundo intangible poblado de fantasmagorías indescifrables y al que nosotros, pobres mortales, nos está vedado el acceso. Es el reino flotante donde: El gato ama y odia. El gato cambia de estado físico y se pasea etéreo e imperceptible por delante de nosotros riendo sin cesar. El gato juega con la vida y la muerte porque es consciente de su inmortalidad. En inglés al dueño de la casa se le llama Homeowner, palabra que contiene… Ho-Meow (Miau)– Ner. Queda claro quien es el que manda en las casas y no solo en las de los anglo parlantes.

Etiquetas