Cultura

FESTIVAL EN EL CAMINO DE SANTIAGO

Huesca palpa la "fuerza y finura" de la Venecia de Barbara Strozzi

Raquel Andueza y La Galanía actuaron en la Sala Tanto Monta de la Catedral de Huesca

Huesca palpa la "fuerza y finura" de la Venecia de Barbara Strozzi
Huesca palpa la "fuerza y finura" de la Venecia de Barbara Strozzi
F.C.S.

HUESCA.- La Sala Tanto Monta de la Catedral de Huesca acogió este lunes un nuevo concierto del Festival Internacional en el Camino de Santiago. Fue el turno de la soprano Raquel Andueza y La Galanía -Jesús Fernández Baena, tiorba, Pablo Prieto, violín, y Manuel Vilas, arpa doppia-, velando siempre por los principios historicistas y poniendo en escena música de gran calidad.

Con una bella arquitectura sonora y temperamental, Raquel Andueza y La Galanía construyeron un programa en torno a la magnífica compositora Barbara Strozzi, considerada la primera del Barroco que pudo vivir con dignidad de este trabajo. Por fin hoy sus obras son parte principal de un repertorio a la altura de otros nombres como Tarquinio Merula o Claudio Monteverdi.

En un tiempo donde la música se ponía al servicio de la poesía, se reflejaban así palabras y sonidos bajo un inteligente sentimiento extremo de amor, pasión, venganza o reivindicación.

Por ello, tanto en tesitura como en expresividad vocal, se trata de partituras repletas de extremos, funcionando como un guante si los artistas son tan virtuosos como los que tocaron en Huesca. Bajo el paraguas de La Vendetta, música en torno a Barbara Strozzi, La Galanía utilizó de estandarte el magnífico y divertido tema de Cantate, ariette e duetti Op.2 (Venezia, 1651).

Si algo destacó y sobresalió en el directo fue la delicadeza y los matices de la interpretación de los libretos, no exenta de garra e ironía, una extraña y maravillosa mezcla entre finura y fuerza, resaltando así la belleza de las composiciones seleccionadas, mostradas con grandes dosis de hondura y brillantez. Ejemplo de ello fueron piezas como el pasaje de la cantanta Su"l Rodano Severo y su Mentre al devoto collo, de música intensa y sublime, para un concierto muy aplaudido, redondo y bien a recordar.

PROTEGER LA MÚSICA ANTIGUA

El directo de la Sala Tanto Monta gozó del rescate de obras bastante poco conocidas del siglo XVII. "Nos encanta que los programadores salgan de lo habitual para apostar por la difusión de compositores que no suelen escucharse a menudo, así como de repertorio poco conocido, ayudando a la recuperación de nuestro patrimonio", subrayó Raquel Andueza.

El de Huesca fue el primer concierto de la formación tras el confinamiento. Para Andueza y La Galanía este tiempo previo de trabajo, de música y pandemia, "han sido unos meses bastante complicados, ya que muchos de los conciertos previstos han sido cancelados, y en el mejor de los casos se empiezan a reprogramar ahora. La parte buena es que el sector ha salido más fortalecido que nunca, ya que todos estamos luchando para que la cultura, se considere más en serio por parte del sector político".

No obstante, Raquel Andueza y La Galanía todavía están rodando conciertos con su último disco, El baile perdido, "reconstrucción de bailes del s. XVII de los que no se conservaba la música, solo teníamos la armonía, patrón rítmico y las letras". Son de los que creen que, en general, la música antigua goza de buena salud. "Los conciertos normalmente siempre están llenos de público y es un repertorio con muy buena acogida. Eso sí, lamentablemente, esta música antigua y la música en general, en España no goza del reconocimiento ni apoyo por parte de las instituciones. Tenemos que seguir trabajando para que los máximos representantes políticos e institucionales de la cultura concedan a la música antigua la importancia que tiene, a la altura de la pintura, escultura o arquitectura de la época", solicita.

Etiquetas