Cultura

FESTIVAL INTERNACIONAL EN EL CAMINO DE SANTIAGO

Expresión poética y musical de lo femenino

El Cuarteto de Urueña sorprendió al público en la iglesia de Santa Cruz de la Serós

Expresión poética y musical de lo femenino
Expresión poética y musical de lo femenino
F.C.S.

HUESCA.- La Iglesia de Santa María de Santa Cruz de la Serós atravesó la noche del pasado domingo el ecuador en lo que a conciertos se refiere del XXIX Festival Internacional en el Camino de Santiago que organiza la Diputación de Huesca. Bajo este impresionante escenario románico, fue el turno del Cuarteto de Urueña o, lo que es lo mismo, una de las formaciones sonoras con las que Luis Delgado acostumbra a obsequiar al público, pudiendo disfrutar con los sonidos y las historias narradas musicalmente, gracias a algunos de los instrumentos que ya han sido expuestos en el Museo Diocesano de la Catedral de Jaca, en anteriores ediciones de este festival.

Bajo el título de La voz de la mujer medieval, la formación invitó a los asistentes a ampliar su visión de lo que podríamos llamar "expresión poética y musical de lo femenino", un recorrido que fue por la Península Ibérica, así como por autoras alemanas y francesas. Asimismo, más en lo privado que en lo público, el Cuarteto de Urueña incluyó piezas que tienen que ver con el mundo, con la vida cotidiana de la mujer de esta época. Entre ellas, preciosa y particular fue la ejecución de una de las cantigas de Alfonso X El Sabio, que hablaba de un milagro relacionado con la recuperación de un collar nupcial.

Como importante novedad, en el aplaudido repertorio ejecutado en Santa Cruz de la Serós, al cierre del concierto destacó la presencia de una más que importante autora andalusí como Um Ala bint Yussuf al Berberíya, poetisa de Guadalajara del siglo XI. "La suya es una poesía luminosa y jovial, llena de la sugerente sensualidad de las artes de al-Andalus", dijo Luis Delgado.

Además de las obras compuestas por las trovadoras occitanas, el Cuarteto de Urueña incluyó en el programa fragmentos del Códice del Monasterio de las Huelgas, así como dos piezas de Hildegarde von Bingen, "que desde el monacato alemán generó una inabarcable obra de trabajos científicos y poéticos, entre los que se encuentran estas dos. La figura de la Abadesa Hildegarde es un destello de erudición y creatividad en el siglo XII europeo, que nos sigue asombrando", subrayó Delgado.

Etiquetas