Cultura

FESTIVAL SONNA

Canción de autor, rock, folclore y lírica, en el festival SoNna

El trío Norbuling, la cantautora María José Hernández, Erin Memento, Fetén Fetén y el Dúo Orpheo, protagonistas

Canción de autor, rock, folclore y lírica, en el festival SoNna
Canción de autor, rock, folclore y lírica, en el festival SoNna
S.E.

HUESCA.- El Festival SoNna Huesca continúa ofreciendo una gran selección de grupos y de artistas fundamentalmente aragoneses, de diversos géneros musicales, para mantener el pulso cultural que caracteriza a la provincia de Huesca. Durante esta semana, hay cinco conciertos en el marco de esta iniciativa de la Diputación Provincial de Huesca que pretende ser un espaldarazo para el sector de la música en vivo y promocionar el territorio, respetando el cumplimiento estricto de las medidas preventivas que recomiendan las autoridades sanitarias. El trío Norbuling, María José Hernández, Erin Memento, Fetén Fetén y el Dúo Orpheo, compuesto por María Eugenia Boix y Jacinto Sánchez, van a actuar desde este miércoles hasta el domingo, a las 19:00 horas, en lugares singulares de las Comarcas de la Ribagorza y Sobrarbe.

Este miércoles, la imaginación echará a volar inevitablemente con el concierto que el trío Norbuling va a ofrecer en Puente de Montañana. El guitarrista José Antonio Chic, profesor en el Conservatorio de Monzón, es el director de esta formación que interpretará una serie de baladas y danzas celtas. Estas partituras inspiradas en las antiguas leyendas pueden transportar al oyente a escenarios mágicos, bosques encantados y paisajes melódicos que mezclan espiritualidad, mitos e historias.

Sin duda, el marco para esta actuación será de ensueño. Puente de Montaña es uno de los mejores ejemplos de la esencia medieval en Aragón, con sus calles empedradas, su puente y castillos e iglesias como la de Santa María de Baldós, en cuyo interior resonarán con dos guitarras y una flauta piezas como La voz de un río o Solo los bosques hablan.

De la inspiración celta, a la canción de autor moderna con una de sus máximas exponentes en Aragón. María José Hernández tiene una voz y canto propios y muy fácilmente identificables. Con cinco discos de canciones propias, ha dejado ya más que claro que su obra no tiene fecha de caducidad y que el paso del tiempo solo hace que mejorarla. Su último trabajo Cartas sobre la mesa, aborda su experiencia vital desde la madurez y las ideas claras con once canciones vibrantes y con una sensibilidad especial.

Esta artista hará gala de su talento en Llanos de Planduviar, Broto, este jueves; un espacio amplio y acogedor que se presta especialmente para recibir a las familias y que, al mismo tiempo, se trata de un lugar donde existe una gran vocación ganadera y quesera desde hace siglos.

El Festival SoNna Huesca, como ya quedó patente semanas atrás, apuesta firmemente por las formaciones emergentes del territorio, con jóvenes promesas que apuntan alto y están en plena formación de una identidad, musicalmente hablando. En este perfil encaja perfectamente la aragonesa Erin Memento, que sabe aunar tensión, personalidad, fuerza, rapidez, ternura y melancolía en sus interpretaciones. Su concierto se retransmitirá por streaming a través del canal de Youtube de la Diputación Provincial de Huesca.

Con tan solo veintiún años, actúa en cada ocasión como si fuera la última vez. Está graduada en Ingeniería del Sonido y Producción por el Musicians Institute de los Ángeles, California. Quizá venga de ahí ese rock electrónico tan particular, imposible de ubicar en un lugar concreto. La noche no es para todos es el título de su trabajo de debut que va a mostrar este viernes en la ermita de San Medardo, en Benabarre, cuyo entorno paisajístico lleva inmediatamente a los caminantes a sentirse envueltos en un cuento.

De este modo, llegará el momento álgido; un fin de semana que contará con dos de los platos fuertes del Festival SoNna Huesca. La aclamada formación Fetén Fetén interpretará el sábado en Plan de Senarta, en Benasque, un concierto que promete sonrisas, baile desde el propio asiento, emoción y vibraciones positivas, en un entorno de auténtica montaña con una infinidad de rutas de senderismo o ciclismo en sus alrededores.

Valses, fandangos, boleros, tarantelas, sonidos mediterráneos, chotis o seguidillas conforman el repertorio de Fetén Fetén, una demostración de la gran capacidad y conocimiento de la música del este de Europa y del centro de España, principalmente, pero también de países alejados como Japón o Argentina. Diego Galaz y Jorge Arribas, componentes de este grupo, son capaces de ofrecer una experiencia mágica con multitud de instrumentos y una selección de temas para todos los públicos.

El dúo Orpheo será la culminación de esta semana, con un concierto en el interior de la catedral de Roda de Isábena, cuya construcción se remonta al 956 y concluyó en el siglo diecisiete. Este elemento de gran valor patrimonial alberga un espacio histórico y artístico y le rodean unos magníficos miradores desde donde disfrutar del el valle del Isábena y del prepirineo. Es, con toda probabilidad, el mejor marco donde escuchar la voz de la montisonense María Eugenia Boix. Le acompaña en esta formación Jacinto Sánchez a la guitarra española, defensor de este instrumento y de su importancia como patrimonio cultural. Su programa aborda un repertorio desde el Renacimiento hasta nuestros días.

Etiquetas