Cultura

CURSO

El Taller de Pintura al Fresco de Jaca cumple una década

Se reduce su aforo y se traslada al Centro Cultural La Paz a causa de la pandemia

El Taller de Pintura al Fresco de Jaca cumple una década
El Taller de Pintura al Fresco de Jaca cumple una década
M.D.J.

JACA.- El Museo Diocesano de Jaca, la Asociación Sancho Ramírez y la empresa Artesa de Huesca organizan la 10ª edición del Taller de Pintura al Fresco del 12 al 13 de septiembre en la ciudad jaquesa. Como novedad, el aforo se reduce de 24 a 20 participantes y la actividad se traslada a la sala multiusos del Centro Cultural La Paz, que ofrece la amplitud suficiente para realizar este curso manteniendo las distancias que exige la pandemia.

"Desde su comienzo en 2011, se han formado a alrededor de 200 personas. Es una actividad que gusta y que hace de Jaca un referente en la enseñanza este tipo de pintura, porque que sepamos no hay ningún otro taller de este tipo en España", indicó la directora del museo, Belén Luque, durante la presentación del curso, que tuvo lugar este miércoles en el espacio museístico.

Este año, el curso es de nivel 1 o iniciación, de modo que "se formará a los participantes en la teoría y la práctica de la pintura al fresco y se tratará de que aprendan el gran proceso que lleva detrás en cuanto a la distribución del tiempo, los pigmentos o los colores". No es necesario ningún conocimiento previo para participar. "Cualquiera con interés y ganas de trabajar puede realizar las tareas y obtener unos resultados sorprendentes".

Las inscripciones para este taller, en principio, permanecerán abiertas hasta finales del mes de agosto. En caso de que no se completen, se ampliará el plazo. "Normalmente, a estas alturas, las inscripciones estarían cerradas, pero este año hay mucho miedo entre la gente, ésa es la realidad", reconoció uno de los vocales de la Asociación Sancho Ramírez, Isidoro Raigón, que cree que "el alumnado que venía de otras comunidades autónomas, como Madrid o Canarias, habrá que cubrirlo con la gente de la zona". No obstante, confía en que "el curso esté cubierto cuando lleguen las fechas".

En los últimos años, los talleres para expertos se llevaban a cabo en pueblos como Bagüés o Navasa, mientras que los de iniciación se realizaban en la Casa Diocesana. "Esta vez, se amplían las medidas sanitarias y se organizará en una nave polivalente del Centro Cultural La Paz, donde en condiciones normales hay espacio para 100 personas". El espacio es cedido por el Ayuntamiento de Jaca.

Los alumnos reproducirán una serie de pinturas románicas y góticas situadas en el territorio oscense. Entre los motivos elegidos figuran San Juan de la Peña, Roda de Isábena, San Miguel de Barluenga, Santa María del Monte en Liesa, San Fructuoso de Bierge o San Esteban de Almazorre.

"Es una forma de dar a conocer el patrimonio tan rico que tenemos en la provincia de Huesca y animar a los alumnos a que vayan a verlo", aseguró Juan Manuel Bote, que integra la empresa Artesa, junto a Pilar Cano. Ambos profesores participaron en las últimas cinco ediciones. Su idea es "que los alumnos reproduzcan pinturas que estéticamente son bonitas, se pueden hacer en día y medio y aglutinan todos los rasgos de la pintura medieval, sin estar muy recargadas".

A causa de la pandemia, se suspende la conferencia de clausura del taller, pero se mantiene la entrega de diplomas a los alumnos, que tendrán la ocasión de realizar una visita guiada al Museo Diocesano durante la última jornada.

Etiquetas