Cultura

TRADICIÓN

La Banda de la Asociación Gradense hace vibrar a los grausinos

La formación celebró su vigésimo aniversario con un concierto especial

La Banda de la Asociación Gradense hace vibrar a los grausinos
La Banda de la Asociación Gradense hace vibrar a los grausinos
E.F.

GRAUS.- La Banda de la Asociación Cultural Gradense reapareció el pasado domingo con el concierto conmemorativo de su vigésimo aniversario que, además, supuso su vuelta a los escenarios tras el confinamiento. Los meses de intenso trabajo, pese a la crisis sanitaria, lucieron en un fantástico recital que hizo vibrar al público, respetuoso y limitado en la amplia pista de verano del Centro Deportivo, de acuerdo a las restricciones.

Cuatro piezas de la banda joven, compuesta por las nuevas generaciones, abrieron el recital 20 aniversario de la Banda de la AC Gradense. A partir de ahí, el grueso de la formación subió al escenario para acometer uno de sus mejores conciertos, bajo la batuta de Javier Pérez Raso.

La primera parte, como recordó el propio director, recogió una selección de los pasodobles que la banda había preparado para el recital aniversario previsto el pasado abril y que tuvo que suspenderse por la pandemia.

Después de esa primera mitad netamente española, la banda de la AC Gradense ofreció una segunda mitad de música pop-rock nacional e internacional, parte también de otro recital previsto el pasado mes de julio, en ese caso, en el marco del Festival Internacional de Artes Escénicas de Graus, Nocte.

El variado repertorio de esta segunda parte del recital incluyó canciones de artistas españoles como Julio Iglesias o Nino Bravo, junto a otros internacionales de la talla de Michael Jackson, Queen o Beyoncé.

El público, alrededor de 150 personas distribuidas en sillas separadas por un metro y medio, había retirado previamente sus entradas en la Oficina de Turismo y Espacio Pirineos para evitar colas. Las zonas de entrada y salida fueron diferentes para agilizar ambos procesos y los asistentes respetaron la obligatoriedad de usar mascarilla durante la actuación.

Uno de los momentos más emotivos, sin duda, fue la interpretación de la tradicional Zaida, con la que la banda grausina obsequió al finalizar el concierto.

En un año en el que las fiestas patronales están prohibidas, y en el caso de Graus tan solo se conservan las misas y varios eventos grabados previamente y televisados en diferido, fue emocionante escuchar a la banda interpretar el tema que acompaña a los danzantes de cintas en sus bailes en la plaza Mayor que, este año, no se representarán. Una cerrada ovación y el público puesto en pie despidieron a la banda en este recital en el que la calidad evidenció su madurez.

Etiquetas