Cultura

SÉPTIMO ARTE

Vito Sanz: "Si me nominan al Goya saldré al balcón del Ayuntamiento desnudo y solo con una pañoleta"

El actor oscense es el protagonista de la película A este lado del mundo, que acaba de estrenar el cineasta David Trueba

Vito Sanz: "Si me nominan al Goya saldré al balcón del Ayuntamiento desnudo y solo con una pañoleta"
Vito Sanz: "Si me nominan al Goya saldré al balcón del Ayuntamiento desnudo y solo con una pañoleta"
S.E.

HUESCA.- Vito Sanz (Huesca, 1982) acaba de estrenar el filme A este lado del mundo, en el que interpreta a un ingeniero que viaja a Melilla para diseñar una nueva valla, un papel que "puede ser" uno de los más difíciles de su trayectoria.

Esta historia, que aborda el drama de la inmigración y las fronteras, le ha enseñado que "cuando te abren una puerta, antes de entrar, hay que mirar hacia atrás".

Se trata de la segunda película que realiza bajo las órdenes de David Trueba, tras haber trabajado en varias ocasiones con su sobrino Jonás e incluso con su hermano Fernando. "Soy una especie de obra social de la familia Trueba", reconoce divertido el intérprete.

De momento, la cinta se ha estrenado "online" y se ha podido ver en la reciente edición del Festival de Cine de Málaga, donde tanto la película como la labor del oscense cosecharon buenas críticas.

No obstante, Sanz dice que ve "imposible" su nominación a los Goya y está tan seguro que realiza la siguiente apuesta: "Si me equivoco me comprometo a salir al balcón del Ayuntamiento de Huesca, desnudo y solo con una pañoleta".

En A este lado del mundo interpreta a un ingeniero que va a diseñar una valla en Melilla. ¿Es uno de los papeles más difíciles de su carrera?

Puede ser. Sobre todo por lo de ser ingeniero. Siempre que monto muebles del Ikea me faltan piezas.

¿Qué puntos tiene en común con este hombre?

Hay un conformismo vital en el personaje que desgraciadamente sufro y contra el que intento luchar.

Estamos más acostumbrados a verle en registros cómicos. ¿Cómo ha sido afrontar este personaje desde un punto de vista dramático?

No diferencio entre personajes dramáticos y cómicos cuando trabajo. En la vida, lo cómico y dramático se entrelazan constantemente haciéndola más compleja e interesante. Quiero pensar que la interpretación es un reflejo de eso.

Muchos han elogiado su interpretación en el filme, que, hasta ahora, ha supuesto su oportunidad más grande en el séptimo arte. ¿Espera llegar a los Goya con ella o le da vértigo pensarlo?

No me da vértigo pensarlo, porque es imposible. Y estoy tan seguro que, si me equivoco, me comprometo a salir al balcón del Ayuntamiento de Huesca, desnudo y solo con una pañoleta el día 9 de agosto. Eso sí, la pañoleta me la pongo donde quiera.

Después de haber estado a "ese" lado del mundo, ¿cómo ha cambiado su opinión sobre las vallas y las fronteras que nos separan?

Mi generación, en Huesca, creció viendo cómo las fronteras europeas desaparecían. Mientras que en otros lugares, como en Melilla, esa misma generación veía como otras fronteras se construían. Mi opinión sobre las vallas no ha cambiado, sigo pensando que son parches sobre un problema más complejo y difícil de solucionar. Lo que sí he entendido es que cuando te abren una puerta, antes de entrar, hay que mirar hacia atrás.

¿Por qué se demoniza la inmigración cuando está demostrado que genera tantos beneficios en nuestra sociedad?

Por miedo e incomprensión.

Teniendo en cuenta que en los últimos años estamos asistiendo al auge de la extrema derecha, ¿A este lado del mundo es una película más necesaria que nunca?

No sé si la película es necesaria o no, solo sé que la extrema derecha da mucho juego, por desgracia.

¿Cómo ha sido trabajar con un director tan prestigioso como David Trueba?

David siempre me pareció un director genial e inteligente. Hasta que me llamó.

También es muso de su sobrino Jonás. ¿Cuánto le debe a esta familia tan cinematográfica?

Soy una especie de obra social de la familia Trueba, más que muso. En cada uno de sus proyectos contratan actores o actrices con algún tipo de tara para que tengan algún tipo de actividad. Yo soy uno de esos actores.

¿Y con Fernando qué tal?

Ya trabajé con él en La reina de España (2016). Salgo solo 7 segundos al lado de Penélope Cruz, pero qué 7 segundos.

A este lado del mundo se presentó en el Festival de Málaga y ya se puede ver "online". ¿Cómo está siendo la recepción?

Tengo varias normas para no sufrir una crisis existencial. Una es que nunca pregunto "¿qué tal?" después de una función de teatro. La otra es que no leo nunca críticas ni reseñas de mis películas. Gracias a eso, sigo vivo.

En estos tiempos de coronavirus, la cinta se ha adaptado rápidamente a los nuevos modelos de consumo. ¿Qué ventajas tiene estrenar un largometraje en internet?

La comodidad. El espectador consume la ficción dónde y cuándo quiere. Aunque yo prefiero ir al cine. Me gustan las cortinillas como las de Movierecord...

En el futuro, ¿esperan que tenga también un recorrido por las salas comerciales?

Las películas como esta, con una producción más modesta, se van abriendo camino poco a poco. Dada la situación sanitaria hay que ir observando cómo evoluciona todo y cómo encaja dentro del circuito de salas. La idea que le gustaría a David es acompañar la cinta por los diferentes cines de España. Dice que es muy bonito. Siempre fue un sentimental.

¿Cómo ha vivido estos últimos meses de pandemia?

Mal. Mi hermana siempre me dice que soy un poco tocón. Me gustan los abrazos, que me besen y las palmaditas en el culo cuando juego a baloncesto. Echo de menos meter un triple.

La cultura está siendo uno de los sectores más afectados por la actual crisis sanitaria del coronavirus. ¿Cómo saldremos de esta situación tan complicada?

Las medidas sanitarias son fundamentales e incuestionables, pero no entiendo ciertos desequilibrios entre sectores. Para ir al teatro en la entrada te toman la temperatura y es fundamental el gel hidroalcohólico, la mascarilla, la reducción de aforo y la distancia de seguridad, medidas que me parecen muy necesarias. El dilema que tengo es que voy en tren o en avión y parte de esas medidas no existen. Creo que todos tenemos el mismo derecho a sobrevivir.

¿Cuáles son sus próximos proyectos?

Estoy preparando un nuevo montaje con mi compañía de teatro para el CDN. Se titula Alfonso el Africano y va sobre uno de los productores pioneros de cine porno en nuestro país, Alfonso XIII. Como me dijo mi abuela, que es muy monárquica: "Hijo, con la que está cayendo".

Etiquetas