Cultura

MUESTRAS ARTÍSTICAS

El ciclo de conciertos El Bosque Sonoro pone en práctica un novedoso formato en su noche de estreno en Mozota

León Benavente inauguró el ciclo de conciertos, con entradas agotadas y 800 personas disfrutando de la música en vivo

El ciclo de conciertos El Bosque Sonoro pone en práctica un novedoso formato en su noche de estreno en Mozota
El ciclo de conciertos El Bosque Sonoro pone en práctica un novedoso formato en su noche de estreno en Mozota
E.B.S.

HUESCA.- Colgar el cartel de "no hay entradas" es ahora, con la situación actual, casi una misión imposible. Sin embargo, el nuevo concepto El Bosque Sonoro lo logró en su noche de estreno el pasado sábado. Sin duda, una noche épica que contó con León Benavente cerrando su Gira Extraordinaria de Verano y donde las 800 personas que quisieron reencontrarse con la música en directo demostraron que sí se puede.

Sobraban razones para que León Benavente fuera el elegido para inaugurar el ciclo, un nuevo proyecto surgido en el municipio zaragozano de Mozota durante los días duros de confinamiento.

La noche comenzó en El Bosque Sonoro con un "sold out" de 800 personas respetando las filas, las mascarillas y el resto de medidas de seguridad.

Comprendiendo los fallos del primer día y disfrutando de la hora y media que algunos tuvieron que esperar hasta que empezara el concierto, para que la entrada fuese escalonada.

Pero mereció la pena, porque sin duda llegar hasta este bosque es una experiencia mágica: recorrer un sendero lleno de ancianos chopos y paralelo al meandro del río Huerva, para llegar al claro del bosque donde se celebró la hora y media de concierto, con las estrellas como testigos y el rumor del agua y los trinos de pájaros como únicos teloneros.

Cada canción de León Benavente estaba cargada de simbolismo y por eso el "setlist" no estaba creado al azar. Comenzando con Siempre hacia delante, Ánimo valiente y, cómo no, Ayer salí, momento de éxtasis para un público que desde sus asientos bailaban brindando por una nueva era. Hasta los vecinos de Mozota, independientemente de su edad, celebraron este momento ubicados en una grada especial.

Y es que, esta noche épica lo fue sin duda por el nacimiento de un precioso proyecto: El Bosque Sonoro.

Y este ciclo de conciertos (que no festival), no ha hecho más que empezar. Con el triple objetivo de rehabilitar el entorno natural de la zona, luchar contra la despoblación y, además, dar una oportunidad a la industrial cultural, este municipio rural con 60 habitantes ya está preparándose para su próxima cita con Stay Homas este viernes 18 septiembre. Después, le seguirán Coque Malla (25 septiembre) y el colectivo zaragozafelizfeliz (26 septiembre) con Mujeres, Pantocrator, Rosin de Palo y Cuchillas.

Etiquetas