Cultura

ACTUACIÓN

Tritón Jiménez, un hombre orquesta en "Yo me lo guiso"

El artista presenta este sábado en la localidad de San Jorge su nuevo espectáculo

Tritón Jiménez, un hombre orquesta en "Yo me lo guiso"
Tritón Jiménez, un hombre orquesta en "Yo me lo guiso"
S.E.

HUESCA.- Tritón Jiménez presenta hoy, a las 20:00 horas, en la localidad de San Jorge su nuevo espectáculo Yo me lo guiso.

En esta nueva etapa, el artista se acompaña de varios instrumentos convirtiéndose en un hombre orquesta o más bien, como él se define, un cantautor orquesta ya que interpreta sus propias canciones.

"Desde niño me ha llamado mucho la atención esta figura, pero nunca me había metido a ello porque, sinceramente, me parecía muy complicado. Después de echarle muchas horas y esfuerzo empecé a ver resultados, y ahora tengo muchas ganas de compartirlo", explica.

El cantante siente "mucha admiración y respeto" por las personas que se suben solas a un escenario, "pero a mí costaba dar ese paso. Mis canciones las compuse para tocarlas con banda, pero la necesidad y la crisis me ha llevado a este reto, y bueno... me remito al dicho cubano: "Lo que sucede conviene".

En cualquier caso, lo de actuar en solitario e interpretando varios instrumentos es algo que Tritón Jiménez descubrió hacer mucho. "De adolescente me dejaron el disco Out With The Blues, de Benjamin Tehoval. El amigo que me lo dejó me dijo que era un hombre orquesta, y cuando lo escuché me impactó. No podía creer que todo lo que sonaba venía de una sola persona. Yo en ese momento no tocaba ningún instrumento, pero tal vez venga de allí la motivación de hombre orquesta", reconoce.

Y para Yo me lo guiso, además de su guitarra, Tritón se acompaña "de instrumentos transformados. Uno es una maleta reciclada y convertida en bombo. Es un trabajo de un amigo, que a la vez es baterista, trombonista y desarrolla otros proyectos artísticos, llamado Anjelillo, con "j", al que le estoy muy agradecido por su ayuda". También lleva otros instrumentos de percusión que he modificado el mismo.

Para Tritón Jiménez convertirse en hombre orquesta ha supuesto todo un reto a nivel artístico. Han sido "muchas horas y mucho trabajo llegar a coordinar manos y pies y cantar a la vez. Una locura, pero tengo la suerte de tener buenos amigos, músicos de mucho nivel, que me han orientado y ayudado con sus consejos, sobre todo mi sobrino el percusionista Gonzalo Zandundo, el guitarrista Nicolás Mora con el que tantas veces he compartido escenario o el baterista Miguel Calle, además de otras opiniones de gente cercana. Preguntando con humildad y contrastando, se aprende".

El camino no ha sido fácil, pero Tritón Jiménez tiene ganas de subirse esta noche al escenario y mostrar todo ese caudal artístico y que "las personas que se acerquen a ver mi espectáculo pasen un buen rato, algo muy necesario en estos tiempos tan inciertos que vivimos, por no llamarlos de otra forma".

Etiquetas