Cultura

FERIA DE TEATRO Y DANZA DE HUESCA

"Gauekoak", un viaje desde el interior de la mano de Kukai

Un espectáculo de danza a cargo de Jon Maya, en un diálogo a tres con la música y la canción, para el día en que se hará entrega del primer premio Javier Brun

"Gauekoak", un viaje desde el interior de la mano de Kukai
"Gauekoak", un viaje desde el interior de la mano de Kukai
I.Q.

HUESCA.- Gauekoak (Kukai Danza) es un espectáculo "muy íntimo, que nace en un momento muy especial de mi trayectoria, en el que estoy más centrado en las labores de dirección de la compañía".

Jon Maya se sube al escenario del Auditorio del Palacio de Congresos en una operación "muy reflexiva y de desnudez" cuya puesta en escena sucede en un espacio cotidiano, "podría ser una casa o un estudio de trabajo". La propuesta, incluida este martes en la Feria Teatro y Danza de Huesca, narra el proceso creativo de tres personas, la de un bailarín, un músico y un cantante. "Los tres somos como vecinos de un mismo bloque, y cada uno está primero en su lugar, pero luego nos encontramos y se genera algo junto", dice.

Un espectáculo en el que Maya se pone al servicio de tres coreógrafos -Cesc Gelabert, Israel Galván y Sharon Fridman-. "Me apetecía trabajar con ellos. Los admiro y he disfrutado trabajando codo con codo". Confiesa que quería ponerse, como coreógrafo, "en la piel de un bailarín y que ellos guiasen mi cuerpo. Hemos tenido experiencias anteriores, pero esta vez ha sido diferente porque he trabajando solo con ellos y ha sido un lujo".

El punto de partida ha sido la búsqueda interior. "La directora de escena, Mireia Gabilondo, me insistía mucho en buscar a esos otros "Jones". Una búsqueda en su interior que le ha llevado a un proceso de trabajo, durante el que "he escrito muchas listas, he repasado mi vida y mi trayectoria". La interacción con estos tres coreógrafos ha hecho posible también, "a partir de mi lenguaje, la danza tradicional vasca", iniciar un viaje a través de ellos y volver a interpretarlo a partir de su filtro".

En cada representación del espectáculo tiene lugar "ese viaje, que empieza desde mi inquietud y mi búsqueda a partir de mi lenguaje hacia otros lugares, un viaje que para mí es muy potente", añade.

La propuesta musical de Gauekoak "es muy variada". Partiendo del mundo sonoro que propone Luis Miguel Cobo, "que es fantástico", este se relaciona y convive con la música en directo. Para Maya, Xabi Bandini es un cantante "muy versátil", cuyo "estilo habitual es el pop rock", pero en esta producción "tiene una cosa muy sutil y muy especial".

Por su parte, Arkaitz Miner, "viejo conocido desde la niñez", toca la guitarra, la mandolina y el violín. Todo esto hace que en este viaje "aparezcan cosas muy diferentes, desde composiciones clásicas hasta otra más popera".

Maya cree que mucha gente del mundo de la creación podrá sentirse identificada por "lo que supone esa búsqueda, ese estar ahí todo el tiempo, esa lucha, esa experimentación". Por otra parte, cree que a partir de la pandemia el montaje ha cogido otra connotación: "Gauekoak podría ser la experiencia de un confinamiento. Una viviencia que pasa en una casa y todos los altibajos que puede vivir uno, desde ahí uno también puede verse reflejado".

Etiquetas