Cultura

EXPOSICIÓN

Un retrato del estado del paisaje de la montaña contemporánea

Eduardo Marco Miranda expone en el Torreón Fortea hasta el próximo 10 de enero

Un retrato del estado del paisaje de la montaña contemporánea
Un retrato del estado del paisaje de la montaña contemporánea
E.M.M.

HUESCA.- Eduardo Marco Miranda realiza un retrato del estado del paisaje de la montaña contemporánea en A este lado de las montañas, una muestra que se puede ver en el Torreón Fortea hasta el 10 de enero de 2021.

"Estoy muy contento porque es mi primera exposición individual en una sala donde ya han expuesto algunos de mis referentes cercanos. Además de ser un excelente lugar donde mostrar mi trabajo en la ciudad de Zaragoza", asegura el artista (Huesca, 1977).

La muestra es "un ejercicio fotográfico, que como en un recorrido, revisa de dónde vienen y hacia dónde van las identidades de lo visible que existen en relación a este paisaje de la montaña en la vertiente sur de los Pirineos", explica.

"El paisaje no es lo que realmente se ve, sino la consecuencia de otros elementos que existen más allá -prosigue-. La fotografía muestra ese algo que está allí fuera, y lo deconstruye para mostrarnos cómo las imágenes ordenan significado sobre las cosas que han desaparecido, y sobre otras que aún están".

De esta forma, el oscense comenta que "la acumulación de todos estos procesos e historias sobre un mismo territorio es lo que permite hacer diferentes lecturas de los rastros que perduran en el presente".

En la exposición brillan diferentes series e instalaciones que forman un conjunto en sí mismo. "Por un lado tenemos Crónica de un trayecto, que es el resultado de reinterpretar mediante imágenes las rutas por las que transitaron los pirineistas de finales del siglo XIX y principios del XX utilizando el caminar como práctica artística", especifica.

Por otro lado, A este lado de las montañas, que da nombre a la exposición, "da réplica a la anterior serie desde una perspectiva más política", afirma.

"Dentro de estos parámetros más críticos y filosóficos también podemos encontrar los trabajos Alcanzar la cumbre y Crecer sobre uno mismo. La parte de reflexión histórica la pone el trabajo Pensar el paisaje a partir del archivo, donde se pueden observar de manera inédita, y a modo de instalación, parte de los innumerables archivos fotográficos que el pirineísta Alphonse Meillon utilizó para realizar la cartografía del macizo del Vignemale", explica.

Y por último, en la exposición hay espacio para "el contraste étnico y sonoro", que lo introduce la proyección del trabajo de Grace Ndiritu Journeys North. Pionner. "Todo en su conjunto construye un estado de la cuestión del trabajo que vengo realizando en los últimos años", añade.

Todas las imágenes que aparecen en la muestra fueron tomadas por el oscense en el Pirineo Central y "crean un diálogo" entre la vertiente sur y la vertiente norte, a excepción del trabajo de Ndiritu, "que a través de la música Sami nos traslada a Alaska para mostrarnos que las montañas son contextos globales con particularidades locales", matiza.

La exposición iba a inaugurarse inicialmente una semana después de empezar el confinamiento y por fin puede verse en el Torreón Fortea.

"Siete meses después se han tomado las medidas de distanciamiento e higiene y no hay ningún problema al respecto. Además de esta forma las fotografías de aglomeraciones que se ven en algunas de las imágenes han tomado un significado distinto del previsto en un origen, que las hacen incluso más interesantes", termina Eduardo Marco.

Etiquetas