Cultura

RELIGIÓN

Esperanza y escucha para "una sociedad más justa"

Carlos Escribano es el centésimo primer arzobispo de la diócesis de Zaragoza tras ser nombrado por el papa Francisco el pasado octubre

Esperanza y escucha para "una sociedad más justa"
Esperanza y escucha para "una sociedad más justa"
EFE

ZARAGOZA.- El nuevo arzobispo de Zaragoza, monseñor Carlos Manuel Escribano, ofreció "esperanza", "escucha" y colaboración "para construir una sociedad más justa". "Nos encontramos ante unas circunstancias que nos desconciertan y que pueden engendrar en nosotros desaliento y desesperanza", pero también que mueven "a buscar respuestas", donde las circunstancias "se nos pueden presentar como parte de la solución".

Monseñor Escribano se pronunció así durante la homilía de su toma de posesión, acto que tuvo lugar tras ser nombrado arzobispo de Zaragoza por el papa Francisco el pasado 6 de octubre. Con 56 años, es el arzobispo número 101 de esta diócesis.

Según explicó, regresa a Zaragoza donde aprendió a ser sacerdote (fue párroco en el Sagrado Corazón y de Santa Engracia), tras diez años de haber sido obispo en las Diócesis de Teruel y Albarracín y la de Calahorra y La Calzada-Logroño.

Monseñor Escribano se refirió a la "secular" devoción mariana a la Virgen del Pilar, que según la tradición se hizo presente en carne mortal a orillas del Ebro, cuando el apóstol Santiago atravesaba un momento de "decaimiento de los ánimos", circunstancia que, "salvando las distancias, también nosotros vivimos" a causa de la "dolorosa" crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

El arzobispo rezó por los fallecidos, sus familias, los enfermos y convalecientes de la covid, "por aquellos que la están combatiendo y por todos los que están sufriendo las consecuencias por la crisis económica, social y laboral que de ella se deriva".

Etiquetas