Cultura

MÚSICA

Teresa Montanuy pone su granito de arena en el vídeo del temazo del año

La barbastrense es la directora de producción del videoclip de "Tú me dejaste de querer"

Teresa Montanuy pone su granito de arena en el vídeo del temazo del año
Teresa Montanuy pone su granito de arena en el vídeo del temazo del año
L.S.

HUESCA.- Teresa Montanuy ha puesto su granito de arena en el desmesurado éxito de Tú me dejaste de querer, el último tema de C. Tangana, que ha batido todos los récords en los últimos días.

La barbastrense es la directora de producción del colorido videoclip que acompaña al single, que ha conseguido 27 millones de reproducciones en menos de tres semanas.

Dirigido, producido y escrito por Little Spain, el audiovisual muestra al cantante en un lujoso apartamento del centro de Madrid, viajando en un avión en primera clase y disfrutando de una noche de fiesta con amigos tan ilustres como La Húngara o Niño de Elche, que colaboran en el tema.

Con estética cañí, el vídeo enseña una especie de regresión al pasado del artista y también mira a su posible futuro, pero en todas las escenas hay un denominador común: los decorados de Montanuy.

La barbastrense ya había colaborado en varias ocasiones con C. Tangana (Demasiadas mujeres, Para repartir, No te debí besar) y ahora firma uno de sus trabajos más brillantes, con una dirección de arte que llena de color cada plano.

En el vídeo hay una infinidad de detalles que se pueden examinar con lupa, pero sobresale la reflexión que propone acerca del éxito, la fama, la soledad y la tristeza por un amor del pasado.

Como muchos han especulado, tanto el audiovisual como la canción podrían estar dedicados a la superestrella Rosalía, exnovia del artista, un rumor que no ha sido confirmado, pero que no ha hecho más que engrandecer el último gran fenómeno de la música española.

UN ÉXITO SIN PRECEDENTES

Desde su estreno, el pasado 6 de noviembre, C. Tangana ha pulverizado todos los récords con Tú me dejaste de querer.

Y es que el tema se convirtió en el primero en conseguir más de 1,6 millones de reproducciones en Spotify España en un solo día, mientras que en la primera semana sumó 11,34 millones en todo el mundo, colocándose en el puesto 42 a nivel global.

Al añadir las ventas digitales a estas estratosféricas cifras de "streaming", que este martes rozaban los 26 millones, Tú me dejaste de querer obtuvo el disco de oro en su primera semana, un hito que no había conseguido ninguna canción en la historia de nuestro país. Así, C. Tangana se anotó su tercer número 1 en la lista de ventas española (Promusicae), cima que se le había resistido hasta este año y que conquistó con Nunca estoy y Demasiadas mujeres.

El madrileño también fue el primer artista patrio en liderar el top de YouTube España con 17,3 millones de visualizaciones en siete días, una cifra nunca antes alcanzada.

Además, este nuevo pelotazo generó que el cantante colocara hasta seis de sus canciones -publicadas entre 2016 y 2020- en el top 100 de singles: Tú me dejaste de querer (#1), Demasiadas mujeres (#3), Nunca estoy (#20), Un veneno (#53), Antes de morirme (#55) y No te debí besar (#87).

Este furor ha arrastrado también a La Húngara y Niño de Elche, cuyos oyentes mensuales se han duplicado en Spotify durante los últimos días.

LA CANCIÓN

Ante el éxito tan incontestable que está teniendo el "hit" solo cabe hacerse una pregunta: ¿Cuáles son las claves de la canción para que se haya convertido en el mayor superventas de los últimos años? Producida por Alizzz, mano derecha de C. Tangana en la gran mayoría de sus éxitos, se trata de una composición absolutamente redonda, rematada con una letra que duele, con la que todo el mundo se puede sentir identificado en algún momento.

En el plano musical, destacan por encima de todos los elementos un pegadizo "riff" de guitarra y una suculenta fusión de estilos: rumba, bachata, flamenco, pop y reguetón.

El contraste entre el lamento de "Puchito" y la alegría de la producción supone una experiencia catártica, pero sin duda, la carta ganadora de Tú me dejaste de querer es la nostalgia. Porque aunque sea la canción del momento, también suena a esas noches de fiesta de la década de los 2000 que nunca volverán. Y eso nunca falla.

Etiquetas