Cultura

FERIA DEL LIBRO ARAGONÉS

La FLA cambia de ubicación pero mantiene su esencia

Monzón inaugura este fin de semana la XXVI Feria del Libro Aragonés

La FLA cambia de ubicación pero mantiene su esencia
La FLA cambia de ubicación pero mantiene su esencia
S.E.

HUESCA.- La XXVI Feria del Libro Aragonés de Monzón (FLA) celebrará los días 12 y 13 de diciembre una edición marcada por la pandemia. A pesar de ello, mantendrá su esencia: ser punto de encuentro de la literatura aragonesa con los lectores. La edición de este año será en un espacio más abierto y amplio que en pasadas ediciones. El domingo 6, su fecha habitual, mantendrá la lectura del pregón, a cargo del poeta Ángel Guinda, y la inauguración de tres nuevos monolitos en el Paseo de las Letras Aragonesas, uno dedicado al pregonero y los otros dos a Ana Alcolea y Luis Zueco. Entre las novedades de este año, la creación de una plataforma que reunirá bajo un mismo paraguas la cultura literaria de la comunidad autónoma.

El alcalde de Monzón, Isaac Claver, y el concejal de la Institución Ferial del Ayuntamiento de Monzón, Miguel Hernández, junto con los codirectores de la XXVI Feria del Libro Aragonés, Olga Asensio y Álvaro Palau, presentó una nueva edición adaptada a la situación actual y en la que participarán una treintena de editoriales y firmarán libros más de 20 escritores. Hernández explicó que, a pesar de las dificultades que ha entrañado su organización, "no podíamos perderla y, al final, decidimos que tenía que celebrarse y que fuera potente. Hemos concebido una feria que apuesta más que nunca no solo por la cultura si no por las bases: las editoriales, los escritores y los lectores", afirmó.

Entre las novedades de este año, la presentación de un portal web que aunará toda la cultura literaria aragonesa, con escritores, bibliotecas, clubes de lectura, editoriales, presentaciones en "streaming", foros... "una plataforma que no existe en Aragón y considerábamos que la FLA tenía que dar ese paso hacia delante. Intentaremos ser la conexión de todos ellos y eso es un esfuerzo titánico", señaló Hernández.

Este certamen se traslada de ubicación, cambiando la nave de la Azucarera por el parquin de la avenida Cortes de Aragón, buscando un espacio cubierto pero sin paredes, ventilado y con gran amplitud, y en el que se realizará un recorrido unidireccional comenzando por la planta baja y continuando por la primera, con una carpa instalada en la terraza superior para presentaciones de libros, según explicó Álvaro Palau. La apertura será tanto por la mañana como por la tarde, con cierre a las 20 horas, habrá control de aforos y todos los visitantes deberán respetar las medidas sanitarias para evitar la propagación del coronavirus.

Olga Asensio, por su parte, puso el foco en las novedades editoriales que se darán cita en la feria, "en un año magnífico en cuanto a la cosecha de libros", con una gran variedad temática "de gran calidad, y los tendremos aquí, en nuestra feria del libro, que convierte a Monzón en la cuna de la mejor literatura aragonesa durante dos días", añadió.

El primer edil agradeció "el gran trabajo de los organizadores, que gracias a su empeño y su buen hacer sale adelante una edición como ésta, que aunque sea con un formato diferente marcado por las circunstancias, no deja de ser nuestra vigésimo sexta edición".

El domingo 6, a las 12 horas, Guinda se encargará de abrir oficialmente la feria con la lectura del pregón, al que seguirá el descubrimiento de los tres nuevos monolitos forjados de más de un metro de altura con un libro abierto en su parte superior, que lucirán los nombres de los tres autores homenajeados que se incorporan a una rambla nacida en el 25 aniversario y en la que ya tienen su espacio José Luis Corral, Javier Sierra, Luz Gabás, Antón Castro y Sandra Araguás.

La elección de los tres homenajeados resultó complicada, a juicio de Asensio, "porque la lista de nombres para poblar ese paseo es muy larga, pero hemos elegido tres: Ángel Guinda, uno de los mejores poetas del país que tiene devoción por nuestra feria; Ana Alcolea, una gran escritora que es capaz de emocionar a grandes y pequeños; y Luis Zueco, que ambienta sus novelas históricas en lugares muy específicos de Aragón y a partir ahí crea toda la historia".

Etiquetas