Cultura

BALLET

Aplausos y público en pie para Amargo en el estreno de "Yerma"

El bailarín, que agradeció la asistencia al espectáculo, fue ovacionado en el Teatro de la Latina

La Fiscalía pide a la Audiencia de Madrid que envíe a prisión a Rafael Amargo
La Fiscalía pide a la Audiencia de Madrid que envíe a prisión a Rafael Amargo
EFE

MADRID.- El bailarín Rafael Amargo estrenó ayer Yerma en el Teatro de la Latina, que fue recibida a la finalización con el público puesto en pie y aplaudiendo. Amargo se dirigió a los espectadores para agradecer este apoyo y reivindicar su inocencia, asegurando que es alguien "honrado y serio".

"Gracias al teatro donde estamos, porque entre tanta incertidumbre lo normal hubiera sido que no nos hubieran dejado bailar", comenzó su alocución final Amargo, cuando ya el público llevaba casi tres minutos en pie ovacionando al elenco. El bailarín reconoció que está pasando por "días duros" y no sabe cómo puede "estar entero".

"Es la primera vez que estoy más blando", reconoció el artista, mientras desde el patio de butacas se le alababa pidiéndole que no perdiera "nunca el humor" y que es un artista "muy querido". El aforo de La Latina en este estreno -con restricciones por la covid- prácticamente no llegó al 40%, si bien sí daba la sensación de estar completo -con los espacios obligados por seguridad-.

"Gracias a todos los que me queréis, tengo que medir las palabras exactas y el fondo de todo es mucho amor. Estoy muy nervioso. Hacía cinco años que no venía a Madrid, porque siempre que vengo me sale una feria así de grande. Me da miedo, porque me cuesta mucho, y prefiero expresarme aquí por mucho dinero que me den en la televisión".

Amargo, visiblemente emocionado, repartió también agradecimientos a su familia y a su equipo, que "han luchado y siguen aquí al lado". "Seré lo que pueda ser, pero si tengo algo es que soy honrado y serio y en tiempos de covid, que es muy difícil, lucho porque estas familias puedan hacer el entretenimiento de un pueblo", defendió.

Con un "viva la cultura" y citando a Lorca -también comparando en cierta manera la persecución que sufrió este autor con la suya-, Amargo cerró una función que terminó igual que empezó, rescatando la figura del poeta granadino.

"Con lo que yo me entretenía cuando estaba en un calabocito oscuro..." son de las primeras palabras que se escuchan en este ecléctica Yerma, que mezcla baile flamenco, urbano, texto teatral y canto. "Yo pretendo que el teatro sea un escándalo", responde Amargo-Lorca en una de sus primeras intervenciones, parafraseando al autor de La casa de Bernarda Alba.

El bailarín ha logrado poner en escena un espectáculo después de una semana muy dura, en la que ha pasado por comisaría para declarar por una acusación de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal. "Soy más que inocente, por eso estoy aquí. No puedo dar un paso atrás, es mi compañía y lo que quiero es dar tres pasos hacia delante", explicó antes del estreno el bailarín, quien reiteró además su inocencia y resaltó que lo que quería era "bailar".

El espectáculo de Amargo cuenta con una puesta en escena sobria, con un escenario de hojas secas, simulando una gran Plaza de Toros, y puertas colgantes sobre un tablao. El vestuario corre a cargo del propio Rafael Amargo, con su marca Amoramargo. En el escenario, la idea propuesta por el bailarín es la de mostrar una autobiografía de Lorca, soñando con ser Yerma. Y entre medias, se cruzan el baile flamenco, la danza urbana y la palabra para dar forma a "un musical en toda regla".

Etiquetas