Cultura

MUJERES EN LA HISTORIA

'Mujeres. Migración a la modernidad", la historia pirenaica con mirada femenina

Sergio Sánchez Lanaspa analiza el papel de esas mujeres que migraron y dieron un paso hacia la emancipación

'Mujeres. Migración a la modernidad", la historia pirenaica con mirada femenina
'Mujeres. Migración a la modernidad", la historia pirenaica con mirada femenina
S.E.

ZARAGOZA.- Reivindicar el papel que la mujer tuvo en los cambios sociales de la primera mitad del siglo XX en el Pirineo aragonés es el propósito del libro "Mujeres. Migración a la modernidad", del periodista Sergio Sánchez Lanaspa, quien huye del estudio del rol femenino en la sociedad tradicional para analizar el de esas mujeres que migraron y dieron un paso hacia la emancipación.

Aunque se ha abordado desde la etnografía el papel desempeñado por la mujer en la sociedad tradicional, ha sido en textos escritos "desgraciadamente solo por mujeres, que son las únicas que ponen el acento en la parte femenina de la historia", lamenta Sánchez en una entrevista con Efe. Dice que los grandes autores que han escrito del Pirineo "han obviado a la mujer" y han explicado las transformaciones sociales "en un sentido económico".

Él, con este trabajo, ha querido centrar la mirada en aquellas mujeres que no cumplieron el rol tradicional en lo que denomina "migración a la modernidad".

Explica que las mayorías en la sociedad tradicional las establecían los hombres y que las mujeres eran "marginadas" en cualquier sociedad tradicional europea. Una discriminación más flagrante en el caso del Pirineo y de la montaña, donde fueron "expulsadas" desde pequeñas para que fueran "a servir" y dejaran de ser "bocas inútiles". Un fenómeno que también tuvo después su influencia en la despoblación.

Esa marcha hacia pueblos próximos y después a ciudades dio paso también a una emigración "de más largo recorrido" y lo que al principio era la solución a un sistema hereditario que primaba al varón acabó siendo un problema cuando el destino de esos procesos fue Francia, Estados Unidos, Argentina o México o cuando con la Guerra Civil y la posguerra se convirtieron en un exilio masivo del que también la mujer fue protagonista, argumenta.

Con esta publicación de Pirineum editorial, su autor propone al lector buscar "el hilo conductor" de un periodo de la primera mitad del siglo XX en el que el cambio social "vino de la mano de la mujer".

La mujer iba a la ciudad, descubría la lavadora y luego la llevaba al pueblo o veía que las mujeres se casaban "por amor" en las ciudades y que las herencias se dividían entre hijos e hijas. Unas costumbres que hicieron que cuando volvían a sus pueblos "dejaran de aceptar la realidad de marginalidad absoluta que tienen en la sociedad tradicional".

"Mujeres. Migración a la modernidad" está patrocinado por el Instituto Aragonés de la Mujer, que lo ha incluido en las acciones del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, la Diputación Provincial de Huesca y el Ayuntamiento de Jaca, y cuenta además con la colaboración de las comarcas de la Jacetania, Alto Gállego y La Ribagorza y el ayuntamiento de Ansó, porque es un libro "muy ansotano".

Aunque Sánchez es el autor principal de este volumen, han colaborado con textos de apoyo y contextualización autoras como Elena Gusano, Nanou Saint-Lèbe o Fina Mañas e historiadoras aragonesas como Mercedes Yusta, Irene Abad o Sescún Marías.

El resultado es un conjunto de artículos y reportajes periodísticos que recopilan desde un punto de vista femenino y local, en la frontera entre España y Francia, migraciones de ida y vuelta realizadas por colectivos de mujeres anónimas y también por algunas con nombres y apellidos.

Se detiene así en historias como la de las "golondrinas", altoaragonesas que viajaban a pie a Francia para trabajar en la industria alpargatera de Mauléon, o las vendedoras ambulantes de té de Ansó, que viajaron por España e inspiraron, entre otros, a Joaquín Sorolla y a Benito Pérez Galdós.

También se acerca a las mujeres de la Sublevación de Jaca de 1930, con las figuras de la telefonista de Ayerbe, Ana Torrero; la madre de Fermín Galán, María Jesús Rodríguez; o la mujer de Ángel García Hernández, Carolina Carabias, a las "Maestras en guerra", las "Guerrilleras de los Pirineos", donde se reivindica el papel de las mujeres en la guerrilla antinazi y antifranquista, o a la Sección Femenina de Falange.

Diseñado por el zaragozano Víctor Gomollón, el libro se adentra también en historias de mujeres de clase alta, más emancipadas y con mentalidad más abierta, que viajaban por turismo al Pirineo como Anne Lister, conquistadora del Vignemale; Louise Carlé, la mujer de Fermín Arrudi, el "gigante de Sallent"; la folclorista Violet Alford; Lili Álvarez, triple subcampeona de Wimbledon; o Margalide Le Bondidier, directora del Museo de los Pirineos de Lourdes y considerada "madre" del pirineísmo.

"Mujeres. Migración a la modernidad" constituye el primer volumen de la nueva colección de monográficos "Almanaque de los Pirineos", una serie de ocho volúmenes editada entre 2013 y 2020 en la que Sánchez recorre entre 1910 y 1985.

La idea de abordar con mayor profundidad algunos hechos y contenidos recogidos en esos almanaques le han conducido hasta este libro, cuyo empujón definitivo vino de su hija de 21 años, con un "nos lo debes, papá", para que el primero de la nueva colección estuviera dedicado a las mujeres.

Como guiño al almanaque, la publicación "muy fotográfica" porque es un libro de "memoria histórica", se estructura en doce artículos, precedidos por un prefacio en el que se narran las peripecias pirenaicas de la británica Anne Lister.

Etiquetas