Cultura

TEATRP

"Teatro y música en directo se abrazan para hacer las delicias del público" con Teatro Che y Moche

La compañía aragonesa inaugura este viernes la programación navideña del Teatro Olimpia de Huesca con la puesta en escena, a las 20:00 horas, del espectáculo de virtuosismo instrumental Las 4 estaciones no son lo que eran

"Teatro y música en directo se abrazan para hacer las delicias del público" con Teatro Che y Moche
"Teatro y música en directo se abrazan para hacer las delicias del público" con Teatro Che y Moche
T.C.M.

HUESCA.- Ciertamente, y si pensamos en el cambio climático, Las 4 estaciones no son lo que eran. Otoños cálidos y poco lluviosos, veranos calurosos y muy secos... Pero si hablamos de teatro y de Che y Moche, también es el título de una de sus producciones, una comedia "climatológica" a partir de la música universal de Vivaldi, que presentan este viernes en el Teatro Olimpia de Huesca, a partir de las 20:00 horas.

A través de su original y peculiar forma de vivir un concierto, la compañía aragonesa, con el actor oscense Kike Lera entre sus protagonistas, invita al público de la capital altoaragonesa a ser testigos de un verdadero huracán escénico, donde todo lo inesperado e imposible se convierte en verdadera magia e ilusión.

Humor, tecnología, virtuosismo instrumental y tradición teatral dan forma a un espectáculo sorprendente que, de manera divertida y desenfadada, induce a reflexionar sobre el cambio climático.

La volcánica y expresiva interpretación de Teresa Polyvka al violín, junto con el resto de músicos y actores, sumergen a los espectadores en una personal y renovada partitura, atrevida y brillante, mostrando una nueva forma de disfrutar de la música clásica.

Ponerle música al clima no parece nada fácil, pero "dar vida" a las Cuatro estaciones de Vivaldi, tampoco.

-De alguna manera nos hemos especializado en eso, en levantar teatralmente conciertos, textos musicales, teatro gestual a partir del trabajo del músico... y en este caso, como tú dices, damos vida a las inmortales Cuatro Estaciones de Vivaldi.

Háblennos de esa comedia "climatológica" que son sus Cuatro Estaciones.

-Son un maravilloso espectáculo de virtuosismo instrumental donde teatro y música en directo se abrazan para hacer las delicias de pequeños y grandes. Humor, vídeo mapping y una gran partitura de Vivaldi junto a los sorprendentes arreglos de Teresa Polyvka, violinista y directora musical de la obra.

¿Cuál es el secreto para maridar virtuosismo instrumental, tradición teatral, humor y tecnología, y conseguir un cóctel divertido y sorprendente?

-Tratar de ser fiel a una forma de trabajar y muy constante en ello. Muchas de las cosas en tu vida de artista responden a casualidades, encuentros, descubrimientos... La música en directo siempre ha sido una constante en nuestra compañía y en ese proceso de creación encontramos nuestro propio lenguaje y estilo que hoy reconocen ya en muchos lugares como algo muy de los Moches.

¿Cómo se les ocurrió jugar con el clima y Vivaldi?

-Las Cuatro Estaciones de Vivaldi siempre han estado revoloteando en mi cabeza, una música hermosa que nos hace "ver" literalmente la belleza y esplendor de la naturaleza, y que invita a sumergirse en su espectacularidad musical a través del proceso creativo. De ese modo aparece la mayor motivación, que no es otra que compartir aquello que te fascina y, con todo respeto, aproximarlas al público de otra forma, con otro espíritu, de una manera original y mágica. Lo del clima venía incorporado en las estaciones.

Ustedes son gente de oficio y en sus espectáculos siempre hay toques de humor. En estos momentos la risa es más necesaria que nunca, pero dada la situación actual, ¿es más difícil conseguirla—

-Pienso que no. Su poder terapéutico está más que demostrado a través de la historia y el problema está siempre en cómo provocarla, cuándo y dónde. Creo que esos son parámetros que hay que tratar de manejar con oficio y talento, cosa que no siempre es fácil.

¿Cómo está funcionando esta obra—

-Es sin duda alguna y por derecho propio uno de los "buques insignia" de nuestra compañía. En poco más de dos años roza el centenar de funciones y el privilegio de ser una de las producciones recomendadas por la Red Nacional de Teatros, pero el mayor logro son los miles de espectadores que hasta antes de la pandemia nos hacían colgar el cartel de "entradas agotadas" allí donde íbamos y estamos seguros de que seguiremos haciéndolo.

Con esos antecedentes, ¿tienen ganas de recalar en Huesca con este particular "musical"?

-Para nosotros, y lo digo con absoluta sinceridad, Huesca es nuestra segunda casa desde siempre por muchos motivos; vínculos personales, estrenos magníficos a lo largo de nuestra carrera y sin duda por ser la ciudad de nuestro queridísimo compañero Kike Lera, todo ello hace muy especial para todos la función de este viernes.

¿Qué les dirían a los oscenses para que acudan al Olimpia a disfrutar con Teatro Che y Moche?

-Que pocas producciones dan tanto en un solo espectáculo. Humor, música en directo, vídeo mapping, virtuosismo instrumental, Vivaldi... Un maridaje de arte y humor en escena difícil de olvidar, y todo eso después de recorrer media España con una compañía de las de casa.

Etiquetas