Cultura

PUBLICACIÓN

Enrique Vicién: "Hay muchos republicanos que son de derechas, conservadores o de centro"

El escritor y editor jacetano Enrique Vicién acerca la Sublevación de Jaca con su nueva novela, "La república que madrugó"

Enrique Vicién: "Hay muchos republicanos que son de derechas, conservadores o de centro"
Enrique Vicién: "Hay muchos republicanos que son de derechas, conservadores o de centro"
R.G.

JACA.- El escritor y editor jacetano Enrique Vicién acerca la Sublevación de Jaca con su nueva novela, La república que madrugó. La obra recrea con minuciosidad y rigor las tensas horas del 12 de diciembre de 1930, cuando España se detuvo para comprobar si tenía éxito la aventura republicana de Fermín Galán, Ángel García Hernández, Salvador Sediles, Miguel Gallo, Julián Borderas o Antonio Beltrán, "el Esquinazau". La publicación promovida por Javier Lafuente y su editorial Doce Robles, a través de la colección "La Historia de Aragón en Novela", convierte a los jaqueses en los protagonistas de unos hechos que sentaron el precedente de la proclamación de la Segunda República, cuatro meses después.

Tras publicar La II República en Jaca (1931-1936), ¿cuál fue su ambición al escribir una novela sobre la sublevación?

Como la investigación de Esteban Gómez fue muy completa y exhaustiva, lo que hice fue recrear pequeños episodios que permiten, a través de un personaje que existió, pero en el que nunca nos habíamos fijado suficientemente, enhebrar un relato de toda la urdimbre que lleva a la sublevación, hasta llegar a los días en los que se proclama la República.

¿Quién es el protagonista de la obra—

Es muy difícil responder sin hacer un "spoiler". La resolución está en el último párrafo de la última página. Ese personaje es una sorpresa que me guardo para el final, pero el protagonista colectivo es Jaca y sus habitantes civiles y militares, tanto los que estaban a favor, como los que eran tibios o estaban en contra.

Hoy en día, cuesta relacionar al Ejército con la causa republicana.

Se suele asociar la república al pensamiento de izquierdas, pero hay muchos republicanos de derechas, conservadores o de centro. Es curioso que el movimiento republicano que se produce en Jaca lo lideran los capitanes, cuando es el estamento que debería estar más de acuerdo con la monarquía, pero ésta se había asociado con la dictadura de Primo de Rivera y la dictablanca de Berenguer, por lo que dentro del estamento militar, los más jóvenes, que veían cierta posibilidad de apertura democrática, estaban cansados de esa imagen de corruptelas y decadencia.

¿Y qué papel jugó Jaca—

Muchos de esos jóvenes acaban en Jaca al ser un destino de castigo. Era una población con tres cuarteles, pero perdida en las montañas y alejada de los centros de poder. Los mandaban ahí para que se reformasen y ocurría lo contrario, que cada vez se juntaban más elementos progresistas, creando un caldo de cultivo que avivó esas ansias de cambio.

¿Qué sitios de la Jaca sublevada se pueden reconocer en la novela—

El bar Laín, donde se reunía la población más de izquierdas, ahora es el bar Pirulo. En el Cuartel de los Estudios hay viviendas para militares y lo que era la plaza Ripa antes la plaza de la Estrella, pero el resto de la ciudad se podría recorrer con un plano de 1930 y sería reconocible.

¿Cabe crear una ruta histórica—

Estos días, varias personas lo han sugerido. En algunos lugares, no queda más que el vestigio, pero sería una forma diferente de recorrer Jaca. Y como se ve en la novela, apenas se sale de la calle Mayor y las vías adyacentes.

¿Qué porcentaje de misterio rodea a la Sublevación de Jaca—

Está muy bien explicado el grueso de la sublevación y lo que pasó: fusilamientos, la prisión, los juicios… Todo está contado con pelos y señales, por lo que a lo que nos podemos agarrar los que intentamos fabular a partir de la investigación es a pequeños detalles que le den la vuelta a algún aspecto secundario.

¿A qué público recomienda la novela?

Los destinatarios son los jacetanos y las personas interesadas en el periodo republicano y en la Sublevación de Jaca. La novela va a encantar a la gente de Jaca, porque reconocerán los espacios y a mucha gente de la que ha oído hablar a sus mayores. Los que somos de aquí o tenemos una vinculación fuerte con Jaca vamos a sentirnos muy identificados. Enseguida, vamos a meternos en la historia.

¿Hay que poner en valor estos hechos ante los jóvenes—

Me encantaría que lo leyeran las nuevas generaciones. En mi caso, tengo tres hijos y hemos hablado mucho de esos temas, pero los tocan muy de soslayo, con lo que es una buena manera de abrir boca y a partir de esta historia, adentrarte en investigaciones más rigurosas de carácter ensayístico.

Etiquetas