Cultura

FOLCLORE ARAGONÉS

El grupo de folk Mosicaires impulsa cuatro proyectos educativos para divulgar la tradición, la lengua y la naturaleza

El grupo de Graus quieren convertir en un recurso didáctico audiovisual la mayor parte de sus canciones en aragonés para los maestros y escolares de todo Aragón

El grupo de folk Mosicaires impulsa cuatro proyectos educativos para divulgar la tradición, la lengua y la naturaleza
El grupo de folk Mosicaires impulsa cuatro proyectos educativos para divulgar la tradición, la lengua y la naturaleza
S.E.

ZARAGOZA.- El grupo aragonés de folk Mosicaires, ante las incertidumbres y restricciones motivadas por la emergencia sanitaria se ha centrado en desarrollar un total de cuatro proyectos con una importante carga didáctica con los que facilitar la accesibilidad a la cultura, sobre todo dando a conocer la riqueza del patrimonio cultural aragonés, con especial mención a la tradición oral, la lengua y la naturaleza de Aragón.

El grupo de Graus editó en 2014 su primera grabación 'Rechirán' y desde entonces ha ganado numerosos premios y reconocimientos con su unión de músicas tradicionales y modernas, en la que destaca la variedad de instrumentos y lenguas. Ha participado en festivales como Pirineos Sur, Hestiv'Òc de Pau, La Noche del Romancero (Cantabria), Folkez blai (País Vasco), Fête de la Musique de Tournefeuille, Pilar Folk de Zaragoza, Castillo de Aínsa, entre otros.

De las iniciativas desarrolladas este año, la formación destaca por su envergadura el proyecto 'El secreto de Iberia impura', llevado a cabo gracias al apoyo de la Sociedad Municipal Zaragoza Cultural, y con el que se han grabado una serie de 22 vídeo-libros a partir del libro-disco homónimo del grupo, grabado en 2019, como recurso didáctico en la escuela y otros ámbitos culturales, a través de la web.

Además, completando este proyecto, se han realizado este año nueve conciertos didácticos para escolares de Zaragoza.

Los vídeos, grabados y realizados por Rubén Garcés Films, abordan, entre otras, temáticas fundamentales tanto a nivel aragonés como a nivel incluso internacional, como son la despoblación del territorio, el papel de la mujer en la sociedad rural, la igualdad de oportunidades, los fenómenos migratorios con una mirada concreta a los refugiados. Con el mismo fin educativo están disponibles en aragonés y castellano.

Con un espíritu similar, y casi con el comienzo del confinamiento, Mosicaires ha aprovechado el parón en otras actividades para dar forma a un proyecto en el que continúa inmerso: convertir en un recurso didáctico audiovisual la mayor parte de sus canciones en aragonés para los maestros y escolares de todo Aragón que están trabajando en la escuela tanto la lengua como la tradición o la música aragonesa.

Por otra parte, se ha puesto en marcha recientemente 'Música y Naturaleza', un proyecto medioambiental con el que además de crear conciencia, se persigue plantear una propuesta artística original, buceando en la relación entre los sonidos del medio natural y las músicas tradicionales.

Desde Mosicaires han subrayado que con esta iniciativa se busca "establecer un diálogo musical que permita acercarnos al conocimiento de la naturaleza y de cómo los sonidos de los hábitats y ecosistemas donde el ser humano ha vivido determinan las músicas con las que a lo largo de la historia han dormido a sus bebés, han honrado a sus muertos, han suplicado a sus dioses y han celebrado todo tipo de rituales". Así, se plantean profundizar en el momento en que se rompió la convivencia pacífica con el entorno y el ser humano se olvidó de que debía tener en cuenta la naturaleza en sus pasos.

Con sus actuaciones quieren ahondar en la defensa del patrimonio cultural propio, especialmente el de la música y la lengua, como herramienta para luchar contra el abandono del medio rural y la despoblación, por lo que han dado conciertos en pequeñas localidades ribagorzanas, como Laspaúles, Eresué o Castanesa, para reivindicar la anhelada vertebración territorial.

En estos diferentes proyectos, el grupo ha contado como colaboradores con artistas de orígenes dispares. En esta ocasión se han rodeado, entre otros, de grandes amigos y profesionales como el jacetano Saúl Irigaray (Garabato Books), las grausinas The Art Factory, la zamorana Julia Andrés Oliveira o el zaragozano Rubén Garcés.

De esta manera, Mosicaires ha manifestado que "como para toda la población, 2020 ha sido un tiempo cargado de dudas, indecisiones y muchos cambios de planes; aunque quizá para esta aventura musical fruto de un accidente casual ha sido más fácil digerir esta extraña situación y aprovechar para desarrollar proyectos antiguos inacabados y dar forma a nuevas propuestas que siguen desarrollándose bajo el amparo de aquel lugar fértil al que bautizamos Iberia impura".

Etiquetas