Cultura

CONCIERTO

"Ritmos divertidos y amenos" en el duelo de trompeta de López y Casado

Ambos artistas transmitirán alegría con su música al compás de notas de jazz, swing o blues, este martes, a las 19 horas, en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca

"Ritmos divertidos y amenos" en el duelo de trompeta de López y Casado
"Ritmos divertidos y amenos" en el duelo de trompeta de López y Casado
S.E.

HUESCA.- Vibrante jazz con espíritu navideño es lo que trae el duelo de trompetas entre Gerardo López Trío y Milena Casado Trío que actúan este martes a las 19 horas, en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca. Sonidos alegres es lo que más destacará en la sesión de este martes, porque entre las más tradicionales y reconocidas notas del jazz, habrá música contemporánea, swing, blues, latin e, incluso, villancicos.

En este sentido, el músico Gerardo López apunta que lo que ellos interpretarán este martes "son ritmos bailongos y pintorescos como funky o boogaloo" porque, advierte, "buscamos ritmos divertidos y amenos a la hora de escuchar dado que, a veces, le parece a la gente que el jazz es un poco denso; por eso pensamos en un concierto alegre y divertido". Además, "creo que la gente que lleva tiempo sin ir a ver conciertos esperan que les alegres un poco el rato", opina.

Con ese positivismo y ganas de "animar el ambiente" se presentará la compositora, cantante y trompetista altoaragonesa Milena Casado, que abrirá la actuación formando trío con Javier Callén, en el contrabajo, y Adriá Claramunt, a la batería. Su repertorio combinará temas propios y alguna reedición de "mis temas favoritos de compositores como puede ser Ornette Coleman o Keith Jarrett. Así habrá una recopilación combinada para compartir con la gente y pasar un buen rato", explica la compositora , quien también desvela que "sonará algún villancico".

Respecto a lo que se va a encontrar el público, Milena apunta a que presentará "algunos de los temas originales más nuevos que tengo", sobre los cuales le cuesta definir su estilo: "Me cuesta encasillar mi música, pero yo diría que estoy bastante influenciada por el jazz, el blues y la música contemporánea".

Esta joven monegrina, aunque afincada en Nueva York, recuerda que sus raíces, también las musicales, son altoaragonesas. Empezó en la escuela de la Bal de Benás donde descubrió la trompeta y se adentró en el jazz -repasa su paso por Huesca- con Gerardo como profesor. "Un par de años después, me dieron la beca para estudiar en el Conservatorio Liceo de Barcelona, donde estuve un año porque me concedieron otra beca para ir al Berklee College of Music", en Estados Unidos, donde ha desarrollado su formación más profesional, "en la cuna del jazz, con los transmisores de esta música", declara, porque "los profesores que he tenido han sido mis ídolos, la gente con la que me gustaría tocar algún día como Kris Davis o Terri Carrington". Así, se ha forjado un estilo personal que recoge sus vivencias, no solo musicales. Según indica, "cuando compongo intento expresar mi experiencia personal y mi poesía" porque "me gusta escribir poesía y aplicarla a la música. La idea es explicar algo para que la gente reflexione sobre ello", dice y añade que los músicos "somos como mensajeros, a través de la música, contamos lo que ocurre en el mundo y cómo pensamos que se podría mejorar". De este modo, incorpora asuntos de actualidad a sus ritmos como el racismo, ya que estuvo presente en las manifestaciones que recorrieron todo Estados Unidos por la muerte de George Floyd, o la pandemia, que está viviendo en Lanaja y que le ha obligado a aplazar proyectos en Nueva York, como grabar su primer disco. Asegura Milena que la situación de alerta sanitaria le ha servido para componer porque "hay que sacar la parte positiva de todo, intentar aprovechar cada momento y, siempre, se pude encontrar un poco de luz en la oscuridad".

Con la misma filosofía, además de salpicar felicidad, llegará la música de Gerardo López Trío que mostrará una mezcla de algunos temas destacados del jazz mundial y sonidos propios, con muchas novedades, ya que la mayoría de ellos son inéditos, compuestos o terminados durante el confinamiento. Explica el trompetista, experto en música moderna, que "esos meses me sirvieron para seguir trabajando en casa", también, para inspirarse y "componer canciones nuevas y terminar otras que estaban a medias" añade.

Lo más peculiar de este trío es la formación que la componen Jaume Gispert, al piano, Pablo Posa, a la batería, y Gerardo López que tocará el fliscorno con efectos, porque este instrumento similar a la trompeta aunque con un sonido más acaramelado "tiene unos pedales con los que puedo incluir sonidos diferentes".

El toque navideño llegará de la mano de los villancicos, entre los que se podrá escuchar una versión de una composición aragonesa de Lanaja que "tendrá su parte de improvisación como tienen todos los temas de jazz", indica Gerardo.

Ambos artistas desvelan que habrá una sorpresa final que, tal vez, se corresponda con alguna improvisación conjunta.

Etiquetas