Cultura

PRESENTACIÓN

Domingo Buesa rinde un homenaje a las tierras de Huesca en su nueva obra

"El cura y la maestra" se edita dentro de la colección "Letras del Año Nuevo", del Instituto de Estudios Altoaragoneses

Domingo Buesa rinde un homenaje a las tierras de Huesca en su nueva obra
Domingo Buesa rinde un homenaje a las tierras de Huesca en su nueva obra
S.E.

HUESCA.- Domingo Buesa Conde rinde un homenaje a las tierras de Huesca en El cura y la maestra, una historia de amor que supone la decimoquinta entrega de la colección "Letras del Año Nuevo", del Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA).

El catedrático de Historia, investigador y presidente de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis presentó este miércoles el libro en la Diputación, donde aseguró que es "un honor importante" formar parte de la iniciativa.

"Pensé que la mejor forma de agradecérselo al IEA era intentando construir un relato que tuviera como escenario esta hermosa tierra, en la que tuve la fortuna de nacer, y que sus protagonistas fueran las personas que hacen posible la vida en una naturaleza tan hermosa como difícil", explicó el serrablés.

Además de los paisajes de la provincia altoaragonesa, la obra habla de "una hermosa historia de amor y de respeto entre dos personas que proceden de dos mundos diferentes", descubrió.

Se trata del cura y la maestra que dan título al trabajo, que "están empeñados en construir un mundo en el que puedan vivir los dos y en el que puedan servir a esa comunidad, perdida en la montaña del Sobrepuerto, que vive mecánicamente y que es consciente de su soledad", dijo Buesa, que aborda así un tema tan preocupante ahora mismo como la despoblación.

Pero la trama no está inspirada en la actualidad, sino que se remonta a la apertura del año nuevo de 1937, en plena Guerra Civil.

El autor serrablés decidió ambientar la historia en esta época porque las contiendas "deben recordarse solamente para no repetirse, para no volver a perdernos el respeto y a poner en peligro la libertad en todas sus manifestaciones", reflexionó.

En la obra hay muchas referencias al mundo en el que creció el propio Buesa, sobre todo Sabiñánigo y Jaca, en una familia con modos de pensar "opuestos", pero que nunca levantó "líneas de exclusión en el espacio de su convivencia", dijo.

Los ejes que configuran la narración son "la ternura que emanan los personajes, el realismo de las gentes de la aldea, la grandeza del invierno en esta tierra y la belleza de la vida", en un libro que supone un gran "homenaje a nuestra cultura", resumió.

De la parte visual de El cura y la maestra se ha ocupado Manuel Estradera (Estrader), quien confesó en la rueda de prensa que el encargo "fue un reto complicado" para él.

"La historia era difícil de ilustrar y gracias a la sugerencia del propio autor utilizamos imágenes de pueblos abandonados", resaltó.

El director del IEA, Alberto Sabio, definió el trabajo como "una pequeña joya" por el tamaño de la nueva entrega de la colección, dirigida por José Ángel Sánchez Ibáñez.

También valoró que la prosa del libro "es muy envolvente" y que presenta una ficción "sobre una base muy real como son los excesos y dislates cometidos en la Guerra Civil".

"Les atrapará la lectura", enfatizó Alberto Sabio, quien avanzó al público que en el relato aparecen "algunos personajes de la Huesca actual".

Por su parte, la diputada Maribel de Pablo resaltó que El cura y la maestra "es un cuento que nos va a hacer reflexionar".

"La historia es un elemento crucial en nuestro devenir, comportamiento con los demás y evolución. Nos enseña cosas que han pasado que conviene que no se vuelvan a repetir", agregó.

Etiquetas