Cultura

LA CULTURA EN 2019

Los altoaragoneses no acuden al cine ni una vez al año

Los datos de 2019 de la SGAE evidencian que los sectores culturales cotizan a la baja en Huesca y Aragón, mientras que se recuperan a nivel nacional

Los altoaragoneses no acuden al cine ni una vez al año
Los altoaragoneses no acuden al cine ni una vez al año

HUESCA.- En 2019, los altoaragoneses no compraron ni una entrada de media para ir al cine, como demuestra el Anuario 2020 de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), que descubre la evolución del consumo cultural en España.

En las estadísticas que ofrece la institución, publicadas recientemente, queda más que patente que tanto Huesca como Aragón no arrojan unos datos precisamente positivos en todas las modalidades analizadas, lo que contrasta con la recuperación del sector a nivel nacional.

Y es que la SGAE asegura que la provincia oscense es una de las que menos disfruta del séptimo arte en las salas, todo lo contrario que en España, donde la asistencia subió un 7,5 por ciento durante 2019.

En este periodo, los nueve cines del Alto Aragón vendieron 192.075 entradas, recibiendo a 12.805 espectadores de media en cada una de sus quince pantallas.

Así, cada habitante de la provincia compró 0,9 entradas en 2019, una cifra muy inferior a las que se registraron en España (2,2), Aragón (2,1) y Zaragoza (2,6).

De hecho, Huesca empató a nivel nacional con Cuenca y solo quedó por encima de Teruel (0,4) y Ceuta y Melilla (0,1).

En la comunidad aragonesa, el público compró un total de 2.813.903 entradas, 2.572.455 de ellas en Zaragoza y 49.373 en Teruel.

Cada pantalla autonómica recibió la visita de 34.739,5 espectadores de media, un dato que subió a 40.194,6 en Zaragoza y bajó a 24.686,5 en Teruel.

Las proyecciones que se realizaron recaudaron un total de 14.964.587 euros en Aragón, 986.087 de ellos en Huesca, 13.684.949 en Zaragoza y 293.552 en Teruel.

El precio medio de las entradas fue de 5,32 euros en la comunidad, 5,13 en Huesca, 5,32 en Zaragoza y 5,95 en Teruel, mientras que el gasto por habitante para ir al cine llegó a 11,30 euros en Aragón, 4,49 en Huesca, 14,09 en Zaragoza y 2,21 en Teruel.

Este último dato volvió a colocar a la provincia oscense en la cola de España, solo por encima del Bajo Aragón y Ceuta y Melilla (0,42).

El año pasado, los cines aragoneses programaron un total de 84.440 sesiones, de las cuales 8.661 fueron en Huesca, la única de las tres provincias en la que disminuyó la cifra respecto a 2018 (un -4,7 por ciento).

El número de espectadores por sesión fue de 33,3 en la comunidad, una cifra más baja que en las provincias de Zaragoza (34,5) y Teruel (40,2), pero más alta que en Huesca (22,2).

La media anual de proyecciones por pantalla fue de 1.042,5 en el territorio, donde la provincia oscense volvió a registrar el dato más bajo (577,4) en comparación con Zaragoza (1.164,9) y Teruel (613,5).

La cifra diaria de emisiones por cada pantalla se situó en 2,9 en Aragón, casi el doble que en Huesca (1,6), una vez más, detrás de Zaragoza (3,2) y Teruel (1,7).

Contando el número de espectadores, las películas más vistas en Aragón durante el año pasado fueron El rey león (134.251), Joker (122.763), Vengadores Endgame (118.392), Aladdin (106.379), Toy Story 4 (97.327), Frozen II (83.923), Padre no hay más que uno (71.149), Capitana Marvel (64.517), Dumbo (63.649) y Mientras dure la guerra (63.382).

La procedencia de las cintas estuvo encabezada por Estados Unidos (64,7 por ciento), a mucha distancia de España (18,3 por ciento), el resto de Europa (14,8 por ciento) y otros países (2,2 por ciento).

MÚSICA

La música popular mantuvo el año pasado la tendencia ascendente de los últimos tiempos a nivel nacional, pero no en Aragón, donde bajó levemente en los indicadores analizados por la SGAE.

Teniendo en cuenta las cifras de los conciertos y los festivales, fueron 1.157.411 personas las que disfrutaron de la música en directo en la comunidad, un 0,2 por ciento menos que en 2018.

La recaudación sumó 9.895.587 euros, experimentando también una bajada, en este caso, del 3,8 por ciento.

Sin contar los festivales, el año pasado se incrementaron los conciertos de música popular en la zona, pasando de 5.878 a 6.029.

Por géneros, la gran mayoría de las actuaciones programadas en Aragón pertenecían al pop rock (78,8 por ciento), que pulverizó al resto de estilos: electrónica (5,8 por ciento), folk (4 por ciento), canción española (3,1 por ciento), flamenco (1,8 por ciento), música latina (1,7 por ciento), dance/house (0,7 por ciento), jazz/blues/soul (0,7 por ciento), infantil (0,6 por ciento), música étnica (0,5 por ciento), canción melódica (0,3 por ciento), cantautores (0,3 por ciento), hip-hop/rap (0,3 por ciento) y otros (1,3 por ciento).

Además, los datos de música clásica en directo, que engloban los conciertos sinfónicos, de cámara, solistas, corales, bandas y rondallas, subieron de 678 a 701.

El número de espectadores también se incrementó ligeramente, pasando de los 206.040 en 2018 a los 213.820 en 2019; y lo mismo ocurrió con la recaudación, que generó 73.000 euros más hasta llegar a los 1.384.305 euros.

En cuanto al mercado de la música grabada a nivel nacional, Promusicae informó a la SGAE de su ascenso hasta los casi 300 millones de euros, lo que implica un crecimiento de 54.523.000 euros en el último año (un 22,5 por ciento más que en 2018).

ARTES ESCÉNICAS

Un año más, las artes escénicas presentaron una evolución positiva respecto al ejercicio precedente en España en los tres indicadores analizados (oferta, asistentes y recaudación), una mejora que Aragón no consiguió en todos los puntos.

El número de representaciones se redujo en 15 hasta alcanzar las 2.465 en las tres modalidades estudiadas: teatro (2.309), danza (129) y género lírico (27).

Los espectadores bajaron de los 667.036 a los 659.400, mientras que, sorprendentemente, la recaudación subió un 0,4 por ciento hasta los 3.229.894 euros.

Etiquetas