Cultura

ESPECTÁCULO

La Orquestina del Fabirol pone música al viaje de Pedro Saputo

El grupo actúa el domingo, a las 19 horas, en el Centro Manuel Benito Moliner

La Orquestina del Fabirol pone música al viaje de Pedro Saputo
La Orquestina del Fabirol pone música al viaje de Pedro Saputo
S.E.

HUESCA.- La Orquestina del Fabirol presenta el domingo en Huesca El viaje de Pedro Saputo, que supone un recorrido musical por el Alto Aragón y los caminos y escenarios que describe Braulio Foz en su novela sobre este personaje.

"El espectáculo es un "viaje a la agudeza", con una puesta en escena en la que el público verá cómo proyectamos las andanzas de Saputo sobre un mapa del territorio con el que interactuamos", avanza Roberto Serrano, uno de los fundadores de la banda.

A las 19 horas, en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner, los espectadores podrán seguir las huellas de Saputo "desde su Almudévar natal, pasando por las villas más feriadas de Somontano, Ribagorza y Monegros, por sus aldeas escondidas bajo el manto de Guara y por los lugares emblemáticos del viejo reino para lograr al fin la "agudeza", que no es sino esa inteligencia natural que no debimos perder nunca", explica.

La novela La vida de Pedro Saputo, de 1844, les parece "un compendio de tradición oral y sabiduría popular y obra cumbre de la literatura aragonesa", por eso decidieron abordarla en escena.

"Nosotros lo contamos desde la música, por supuesto, pero también desde un planteamiento narrativo donde no falta ese punto "somarda" de la obra. Al final, no sabemos cuándo estamos cantando o contando las historias de Saputo", dice.

Aprovechando las fechas en las que nos encontramos, la formación también tocará algunos de los temas de su disco La Navidad en Aragón.

"Los villancicos son ese punto de amarre musical a la Navidad, al solsticio, al ciclo natural... Cuando hicimos este trabajo, ojo, ya en 1996, nuestra idea era rescatar piezas del repertorio aragonés más allá de los tópicos para dar a entender su valor simbólico, para explicar su función en la cultura tradicional más allá de los escaparates y la vida en blanco y rojo", recuerda.

Tras más de 30 años de trayectoria, La Orquestina del Fabirol conserva la llama "con mucha afición" (risas). "La verdad es que cuesta un montón de esfuerzo mantener cualquier proyecto musical con un planteamiento profesional. Con frecuencia hay que tirar, aparte de oficio, de ilusión y ganas, que no faltan", comenta.

El folk aragonés "hay que reivindicarlo siempre como tantas otras cosas", una misión de la que siempre se han ocupado y que hoy tiene que lidiar contra "la cultura "mass media"" en la que vivimos, que afectan "particularmente al espíritu tradicional de la música, a lo que bebe de la raíz y el reposo", opina.

"Las músicas que hacemos gente como La Orquestina tienen más de producto artesano que industrial y no es fácil competir. Cuando te alejas de ese estrés ves que el momento no es malo y que hay público y gustos para todo, aunque en Aragón se echa en falta un poco más de conciencia y amor por lo propio y criterio que haga valorar lo que sale de la tierra y no lo que dicta el mercado", reflexiona.

Como todo el gremio, la agrupación se ha visto afectada por la crisis del coronavirus, por eso afronta la actuación de hoy con una ilusión tremenda. "Vamos con alegría, ganas, buen rollo... Esta vez tenemos la oportunidad de mostrar un espectáculo que en Huesca no se ha visto", termina.

Etiquetas