Cultura

TITIRITEROS DE BINÉFAR

Titiriteros de Binéfar: "El libro-disco da la opción de abrir y cerrar puertas, algo maravilloso"

Los Titiriteros de Binéfar recogen en este trabajo su espectáculo "Retablo de Navidad

Titiriteros de Binéfar: "El libro-disco da la opción de abrir y cerrar puertas, algo maravilloso"
Titiriteros de Binéfar: "El libro-disco da la opción de abrir y cerrar puertas, algo maravilloso"
S.E.

HUESCA.- Retablo de Navidad es un belén en el que los títeres cobran el papel de las figuras y en el que se interpretan villancicos tradicionales aragoneses. El viaje de los Reyes Magos siguiendo la estrella se convierte en hilo conductor de este espectáculo de Los Titiriteros de Binéfar, "que ha pasado una prueba muy difícil, el hacerlo solo unos días al año y seguir vivo", indica Paco Paricio, fundador y director de la compañía.

Ahora, Retablo de Navidad sobrepasa el escenario y protagoniza un libro-disco en el que se presenta esta historia con textos del propio Paricio e ilustraciones de David Vela, junto a un cedé con once villancicos.

Paco Paricio lo define como "un libro objeto" con el que hacer partícipes en primera persona a mayores y pequeños de un montaje "que lleva muchos años y que la gente aprecia".

La idea se empezó a gestar a finales del año pasado y los meses de confinamiento permitieron dedicarle mucho más tiempo a un proyecto en el que se han incluido "cuatro desplegables que hacen que sea más parecido al espectáculo y que tenga una relación directa con él porque los niños manipulan el libro".

Paricio insiste en que, en un momento donde todo es tan tecnológico, "dar la opción de abrir y cerrar unas puertas, además de que se relaciona con Retablo de Navidad, me parece maravilloso", porque esconde "los trucos que hemos usado para armar el retablo de los títeres y mover en él a pastores, magos, ángeles, diablos y otros variopintos personajes".

Este es el tercer libro-disco de Los Titiriteros de Binéfar y su cedé número once, ya que para esta compañía profesional la música en vivo es una apuesta en sus montajes. En este caso han reunido una recopilación de villancicos aragoneses "a los que les hemos hecho algunos arreglos, siempre con mucho trabajo y dedicación porque en el caso de la música para niños, no cualquier cosa vale", apunta Paricio.

Pascua del Nacimiento, Retablo de Navidad, Entre el buey y la mula, Madre, en la puerta hay un niño, Diabluras, Estacazos, ¡Venid Pastores!, La dida, Ya vienen los Reyes y Suenen las panderetas, conforman este trabajo de Los Titiriteros de Binéfar, que con este cuento ilustrado y el disco reivindican "el libro de papel, y convertirlo en un objeto que se manipula", todo ello sin olvidar "que hay gente que escucha la música a través de teléfono y para los que hay un código de descarga a través de la web de La Casa de los Títeres".

Lo cierto es que la historia de la Navidad tiene vigencia y "es muy hermosa. Se puede tomar como una leyenda o un dogma de fe. La podemos compartir creyentes y no creyentes, porque encierra la apuesta por la vida, por el niño que va a nacer, también los Magos, que buscan lo mismo que ocurre ahora con la ciencia y la investigación y. a la vez, es una crítica al poder, a Herodes, alguien tan malo que es capaz de matar a los niños para seguir en él", explica Paco Paricio.

Retablo de Navidad es la historia sin edulcorar, es trasladar al papel o al escenario ese belén que se pone en muchas casas, donde los Reyes Magos se van acercando al portal, y donde el castillo de Herodes y los soldados también tiene su sitio. "Si se tiene una actitud abierta, este libro-disco gusta porque se puede manipular y en él reivindicamos otros villancicos".

Retablo de Navidad se puede encontrar en librerías de la provincia, y sobre el escenario. Tanto este espectáculo como otros de la compañía, se van a poder ver en los próximos días en diferentes localidades de dentro y fuera de Aragón: Noáin (Navarra, 28), Moraleja (Cáceres, 29), Castellón de la Plana (30), Muel (2 de enero), Mutilva (Navarra, 3), Huesca (4 de enero en sesiones de 12:00 y 18:00 horas), y Esplús y Binaced (5 de enero).

Etiquetas