Cultura

CINE

El corto "Influencer", de Rubén Barbosa, premiado en el festival de Bujaraloz

Carmen Barrantes recibe la "Rosa del desierto" por su trabajo en "Cardelinas"

El corto "Influencer", de Rubén Barbosa, premiado en el festival de Bujaraloz
El corto "Influencer", de Rubén Barbosa, premiado en el festival de Bujaraloz
S.E.

HUESCA.- El XIII Certamen de Cortometrajes de Bujaraloz ha premiado a Influencer, de Rubén Barbosa, como Mejor Corto de Ficción Nacional. El Mejor Cortometraje Aragonés ha sido En racha, de Ignacio Estaregui, mientras que Reflejo, de Juan Carlo Mostaza, ha conseguido el triunfo en la categoría de animación y Akelarre en la de tráiler. La actriz oscense Carmen Barrantes se ha alzado con la Rosa del desierto a la Mejor Interpretación por su trabajo en Cardelinas. La gala de entrega de galardones tuvo lugar el pasado miércoles de forma telemática para cumplir con la normativa sanitaria y se pudo seguir en directo por las redes sociales del festival.

Entre ellos, el director del mejor cortometraje nacional de ficción, Rubén Barbosa, quien se mostró "muy contento, emocionado y agradecido tanto al equipo que se dejó la piel, como al certamen de Bujaraloz por poner en pie el festival a pesar de todo, por la importancia que tiene para que podamos presentar nuestras obras al público". Para el director, el corto premiado Influencer es "una manera de mostrar el backstage de un mundo del que solo conocemos la parte superficial y donde a menudo estos perfiles tan jóvenes también son víctimas". Se trata de una historia en tiempo real que dura 18 minutos durante los que en tres planos secuencia se muestra la reacción de una influencer de moda ante una inusual circunstancia y los sentimientos que afloran en las personas que están detrás de las redes sociales. Según Barbosa, "para el equipo y para mí, personalmente como director, ganar este premio es una alegría inmensa. Fue un proyecto muy difícil de rodar que supuso la implicación de todos al cien por cien. Es, en cierto modo, un impulso y un reconocimiento al duro esfuerzo y que la loca idea que teníamos en la cabeza de trabajar en plano secuencia, funciona".

Por lo que respecta al mejor corto aragonés, En racha, un thriller rodado en el Palacio de la Aljafería de Zaragoza, en lo que a priori parece ser la historia de una tediosa noche más para un guardia de seguridad, su director Ignacio Estaregui destacó que se trata de "un viaje a la psique del personaje y explora las posibilidades de contar una historia pequeña y oscura en un espacio monumental y luminoso". Para Estaregui, quien apadrinó el festival en 2018, "ganar este premio en Bujaraloz es todo un privilegio, el trabajo de todo el equipo se ha reconocido con un trofeo único e irrepetible como es la "Rosa del desierto". Además, estoy especialmente vinculado a la tierra en la que ya he rodado varios de mis trabajos y que siempre me ha recompensado con cariño tanto esfuerzo. Muchas gracias de corazón a todo el equipo del Festival que ha hecho posible que un año tan difícil como éste haya tenido su edición".

El premio al mejor corto nacional de animación fue para Reflejo, del director Juan Carlos Mostaza. Cuenta la historia de Clara, una niña de 9 años que lucha contra los trastornos de la alimentación. Como señaló su director, "este cortometraje nació con un objetivo pedagógico en mente, utilizando una historia y el medio cinematográfico para alertar sobre este tipo de trastornos que se pueden dar desde la infancia. Por lo tanto, para nosotros recibir este premio, además de un gran honor, es un nuevo apoyo para dar visibilidad a estas enfermedades, por desgracia cada día más frecuentes y que muchas veces se esconden por parte del entorno cercano de las personas que las padecen". Por su parte, Akelarre, del cineasta Pablo Agüero, se alzó en Bujaraloz con el premio al mejor tráiler de este drama histórico con mirada feminista, inspirado en un proceso judicial por brujería que tuvo lugar en el País Vasco a principios del siglo XVII.

Por último, el premio a lamejor interpretación fue para la actriz Carmen Barrantes, por su trabajo en Cardelinas, un cortometraje de Tomás Generelo rodado en Huesca, con guion de Maite Abaurre, que narra los últimos días de Concha Monrás y Ramón Acín, quienes fueron fusilados en agosto de 1936. Para la actriz, interpretar a Concha Monrás es uno de los personajes más emotivos que ha realizado. "Hace mucha ilusión recibir este premio. Le tengo mucho amor al festival de Bujaraloz al que ya he asistido otros años, me siento en mi tierra y como en casa. Y me hace especial ilusión que hayáis premiado el trabajo en Cardelinas. Es un cortometraje muy bello que cuenta la historia de Concha Monrás, la mujer de Ramón Acín, a la que tengo el honor de interpretar, y de como la barbarie de la guerra se llevó por delante todo. Os agradezco mucho esta rosa del desierto y la quiero compartir con todo el equipo que hizo Cardelinas", dijo la oscense.

Las personas encargadas de desvelar los nombres de los ganadores fueron rostros conocidos en la historia del certamen y para el público en general. Intérpretes tan destacadas como Luisa Gavasa, Laura López Lacueva, María José Moreno, Andrea del Río y Juli Fábregas, que tienen en común ser actrices y actor que han apadrinado el festival en anteriores ediciones. Una figura que se obvió en un año atípico, en el que la decimotercera edición giró en torno a la mala suerte. Precisamente, sobre esta temática trató también el video realizado por vecinos y vecinas de Bujaraloz y miembros de la asociación Monegrinos Amigos del Séptimo Arte que, como cada año, se presentó públicamente coincidiendo con la gala de entrega de premios. Un acto que también contó con la intervención del presidente de la Comarca de Los Monegros, Armando Sanjuan, y del alcalde de Bujaraloz, Darío Villagrasa, quienes destacaron la labor de la citada asociación, organizadora del certamen, que dirige la bujaralocina Gema Enfedaque.

La directora agradeció el apoyo de instituciones, empresas locales y de los habitantes de Bujaraloz para poder sacar adelante un año más, y a pesar de la situación actual, esta apuesta por la cultura y por el cine en el medio rural. Una edición que no fue fácil, y en la que la programación se adapta a las circunstancias, siempre cumpliendo la normativa vigente. De hecho, "las actividades de proyección de los trabajos se realizarán conforme nos lo permita la evolución de la pandemia", indicó Enfedaque, quien también resaltó la labor al jurado, así como a los más de 500 trabajos presentados a concurso, "que tienen en común su gran calidad y que deseamos seguir contando con su apoyo para la próxima edición, que esperamos vuelva a su modalidad presencial habitual".

Etiquetas