Cultura

FOTOGRAFÍA

Los suelos de La Sotonera ganan el concurso fotográfico internacional de la Sociedad Ciencias del Suelo

Ana Paula Conte, estudiante de Ciencias Ambientales del Campus de Huesca, es la autora de la obra ganadora

Los suelos de La Sotonera ganan el concurso fotográfico internacional de la Sociedad Ciencias del Suelo
Los suelos de La Sotonera ganan el concurso fotográfico internacional de la Sociedad Ciencias del Suelo
U.Z.

HUESCA.- Ana Paula Conte, estudiante de Ciencias Ambientales del Campus de Huesca (Universidad de Zaragoza), ha sido la ganadora del concurso internacional de perfiles de suelos organizado por la Sección de Educación de la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo (SECS). Su trabajo sobre los suelos de La Sotonera, combinando fotografías de los paisajes forestales y agrícolas de las faldas de la Sierra de Gratal y de sus perfiles, ha sido el ganador de este certamen. El segundo premio ha sido para el ingeniero agrónomo colombiano Carlos Iban Bonilla Pascuas, por sus fotografías de suelos de pastizales de Fómeque (provincia de Cundinamarca, al este de Bogotá).

El concurso, convocado con motivo del Día Mundial del Suelo el pasado diciembre, y fallado este mes de enero, ha valorado "tanto la originalidad y belleza del suelo presentado como su calidad", según explica la edafóloga valenciana Amparo Soriano responsable de la Sección de Enseñanza de la SECS. En esta convocatoria han participado 40 trabajos fotográficos, explican los organizadores, principalmente sobre suelos de España y Latinoamérica. Entre las imágenes, recogidas en la web http://clima-eda.es/suelosapp, las hay también de distintos puntos de Europa -de países como Francia, Holanda o Portugal- y de un buen número de comunidades españolas -como Castilla La Mancha, Cataluña, Valencia, País Vasco, Murcia o Baleares-. Las fotografías presentadas alimentan los recursos disponibles en la aplicación móvil clima-eda de suelos del mundo.

LOS SUELOS DE LA SOTONERA Y DEL ALTO ARAGÓN

El trabajo ganador presentado por la estudiante de la Escuela Politécnica Superior de Huesca Ana Paula Conte Domínguez, muestra el perfil del suelo de una zona pendiente, a los pies del pico de Gratal dominadas por las coscojas, o coscollos en el aragonés de la zona (Quercus coccifera). Se trata, explica esta futura ambientóloga, de un suelo del grupo denominado técnicamente Regosol, bastante frecuente en el Alto Aragón. "Son suelos poco desarrollados sobre material no consolidado (en este caso calizas y margas del Terciario)". Este situado sobre una ladera pendiente, tiene roca a menos de un metro y carbonatos secundarios heredados del material madre, conformando lo que se denomina un Calcaric Leptic Regosol, precisa.

Conte también ha presentado perfiles de un carrascal y de un campo de cultivo, dedicado al cereal, de esa misma zona. "Esos otros dos suelos son Calcisols", explica el catedrático de Edafología del Campus oscense David Badía. "Son suelos dispuestos al pie de la sierra, con menos pendiente, más estables y con mejor cobertura vegetal y, por tanto, más desarrollados". En ambos casos, precisa, el carbonato se acumula en los estratos inferiores, cementandose en el segundo caso para dar el conocido "mallacán".

Al igual que los Regosols, añade, los Calcisols, son suelos ampliamente representados en el Alto Aragón (como puede comprobarse en la web de referencia http://www.suelosdearagon.com, elaborada por especialistas de la Escuela Politécnica Superior de Huesca), en especial en la mitad sur de la provincia y en las Cinco Villas.

Los mapas recogidos en la citada página muestran la distribución de los diferentes tipos de suelos en Aragón y en el Alto Aragón, producida, precisa este profesor fragatino afincado en la Hoya de Huesca, por la variación en el relieve, el tipo de roca, la acción del clima y la de los organismos vivos a lo largo del tiempo. "La diferente denominación de esos tipos de suelo no hace más que reflejar que son suelos con propiedades distintas (en aspectos como el espesor o la composición física o química) lo que guarda relación con su aptitud para su uso agrícola, forestal o ganadero", concluye. El conocimiento de sus características permite un mejor aprpvechamiento y conservación de los mismos.

Etiquetas