Cultura

ARTE

Silvia Cored: “Loarre es un pueblo unido y abierto a compartir”

La artista y profesora dirige el proyecto ‘Agua para el río Astón'

Silvia Cored: “Loarre es un pueblo unido y abierto a compartir”
Silvia Cored: “Loarre es un pueblo unido y abierto a compartir”
S. P.

HUESCA.- Durante las navidades, la obra artística Agua para el río Astón ha servido de catalizador para la comunidad de Loarre y de “acto de provocación” para el proyecto Nuestro Río, que se llevará a cabo en los próximos meses en la localidad.

“Loarre es un pueblo unido y abierto a compartir”, dice Silvia Cored Orús (Huesca, 1990), coordinadora de esta primera fase de la iniciativa.

Como recuerda la artista y profesora en la Brockwood Park School (Inglaterra), la acción arrancó con una encuesta entre los vecinos, en la que contestaron a la siguiente pregunta: ¿Cómo traemos agua al río?

Mi intención era usar la ‘infografía tridimensional’ como medio para traducir los datos recopilados; expresar lo que las personas habían manifestado a través de un nuevo código de formas, colores y materiales visibles espacialmente. Algunos de los conceptos que aparecieron fueron: juego, conservación de la naturaleza, cultura, color o aprendizaje del entorno”, explica.

“El proceso de creación ha unido a las personas de Loarre, ha dado la oportunidad de explorar el territorio con una mirada distinta y ha abierto una puerta a la creatividad colectiva, donde todos anónimamente construyen y aportan su esencia a la obra artística”, prosigue.

Así, los habitantes de la localidad han realizado tres piezas, una de ellas situada cerca del lavadero y otras dos al lado del parque infantil de la población.

Todas las esculturas tienen una forma distinta, adaptando el diseño al lugar donde se ubican; la forma obedece a la localización y no al revés”, especifica.

Visualmente, las piezas “son bastante abstractas y austeras”, aunque “pueden recordar a elementos naturales”, comenta.

“Pese a que queremos que la interpretación de las obras sea un acto libre y abierto, hemos dotado a cada una de ellas de un significado conceptual fruto de la encuesta”, agrega.

Para no dañar al medio ambiente, solo se han usado materiales “locales y respetuosos” como las piedras calizas, que además “aportan durabilidad y hablan del entorno concreto”.

El grupo de trabajo ha estado formado por unas quince personas. “La media de edad era de 60 años, pero en algunos momentos han colaborado jóvenes y niños”, matiza.

El trato ha sido “inmejorable desde el minuto uno”, valora. “Cada persona ha aportado algo único y todos han ayudado enormemente de varias maneras”, confirma.

Según Cored, los participantes han aprendido “que pueden contar los unos con los otros y crear juntos todo lo que se propongan”, además de disfrutar de una experiencia de producción artística “de bajo o nulo” impacto ecológico. “Son personas creativas y con la energía necesaria para activar cambios trascendentales en su comunidad”, agrega.

La profesora agradece especialmente a Santiago Pujol y Beth Fauria (Zercio) su confianza en ella y se llevó de vuelta a Inglaterra “ganas de volver a trabajar con colectivos, de seguir aprendiendo del trabajo en comunidad”.

Las obras se han creado en el marco del proyecto EFA 128/16/Migap (MIND THE GAP) incluido en el programa Poctefa y financiado por Feder. También han colaborado la Asociación de Mujeres de Loarre, la Asociación de Tercera Edad de Loarre, la Comarca de La Hoya de Huesca, el Ayuntamiento de Huesca y Zercio.

Etiquetas