Cultura

NOVELA NEGRA

Emoción en la gala de entrega de los Premios Aragón Negro

Carmen Posadas dijo sentirse "de la familia" del festival en el Teatro Principal

Emoción en la gala de entrega de los Premios Aragón Negro
Emoción en la gala de entrega de los Premios Aragón Negro
Á.S.

HUESCA.- Carmen Posadas y Manuel Marlasca recibieron este miércoles visiblemente contentos los Premios del VIII Festival Aragón Negro, en una amena gala celebrada en el Teatro Principal de Zaragoza.

"Me siento parte de la familia de Aragón Negro, porque he estado aquí muchas veces (...) y siempre ha sido emocionante", dijo la citada escritora al recoger el Premio de Honor.

Durante su discurso, la autora de Pequeñas infamias (Premio Planeta en 1998) confesó que mantiene las ganas de vivir y trabajar por su enorme curiosidad. "Todo el tiempo me estoy haciendo preguntas, a mí todo me interesa. Incluso me pasa con las personas, porque no hay nadie que me aburra", exageró.

Carmen Posadas también confesó que su afición por la escritura comenzó debido a sus complejos. "De niña era la fea de una familia de guapos, así que me iba a mi cuarto a escribir un largo y lacrimógeno diario, que fue el inicio de mi profesión", contó en tono divertido.

Por su parte, Manuel Marlasca recibió el Premio Especial "El mejor de los nuestros" por sus múltiples investigaciones periodísticas sobre asesinatos y sucesos en las últimas décadas.

"Me siento un poco intruso en Aragón Negro porque no tengo el talento literario de los escritores que vienen. Mi materia prima no es la ficción, sino la realidad. Llevo algo más de 30 años contando que el mal existe", dijo.

En su intervención, Marlasca reivindicó "el periodismo de sucesos", que se hace "en la calle, con fuentes de información y cuidando las fuentes, no a través de un móvil".

Lamentablemente, este género periodístico "está desapareciendo" a excepción "de la prensa local, donde todavía se practica", matizó.

"La culpa la tenemos los periodistas, ya que los mayores tendríamos que haber enseñado a los pequeños. Por eso, este premio lo quiero compartir con los que a mí me enseñaron que hay que tener unos buenos zapatos para ser periodista de sucesos", sentenció.

En la cita, Berna González-Harbour obtuvo el Premio Dashiell Hammett por su novela El sueño de la razón, la cuarta entrega de las aventuras de la comisaria Ruiz, a quien definió como "una mujer tenaz, de hoy en día", que en este caso se encuentra con una trama que le lleva hasta el pintor aragonés Francisco de Goya.

Asimismo, Luis Llort se convirtió en el primer galardonado con el novedoso Premio Paco Camarasa, que lleva el nombre del mítico librero de la Barceloneta. "Él fue quien puso el primer embrión para la creación de este festival en Barcelona", destacó el autor, quien dedicó el galardón a Camarasa tanto por su gran labor como por creer en su talento y animarle a publicar en castellano.

Presentada por Juan Bolea y Jana Catalán, la ceremonia también contó con la presencia de la directora teatral Blanca Resano, que leyó el Manifiesto "Cultura y Salud", y estuvo amenizada por las actuaciones de Rosa Masip, Josete Ordóñez y alumnos Bailarán Art Academyl

Etiquetas