Cultura

ENTREVISTA

Sergio Muro: "Las fobias que tengo ante la sociedad las plasmo encima de un escenario"

El artista presenta un libro y una exposición en el Centro de Historias

Sergio Muro: "Las fobias que tengo ante la sociedad las plasmo encima de un escenario"
Sergio Muro: "Las fobias que tengo ante la sociedad las plasmo encima de un escenario"
EFE

ZARAGOZA.- Sergio Muro (Zaragoza, 1974) define su vida como una "performance" continua. El artista ha recorrido medio mundo con sus más de 150 "performances" y ahora, parte de su recorrido artístico se expone de forma fotográfica en el Centro de Historias de Zaragoza Lienzo Abierto bajo el nombre de La vida es una performance.

¿Qué es para usted el arte?

-El arte está intrínseco en mi vida. Arte y vida lo veo algo inseparable. El arte tiene que transformar la mirada del espectador. No debe dejar indiferente a nadie.

¿Desde siempre supo que quería ser artista?

-El arte ha sido una actividad que he llevado siempre en mi interior, pero hubo un momento que floreció más. Fue cuando empecé a estudiar Historia del Arte en la facultad y dejé el atletismo. Y a partir de ahí me focalicé en las disciplinas artísticas.

¿Qué es una "performance"?

-En una "performance" el artista es la obra de arte que se presenta ante el público con una idea y que el espectador, dependiendo de su bagaje y su mirada, la puede interpretar de una manera o de otra.

¿Qué opina de la gente que no entiende esta forma tan personal de arte?

-Es que el arte contemporáneo a veces no hay por qué entenderlo, hay que experimentarlo, sentirlo y vivirlo. La "performance" va mucho de eso. Son momentos únicos e irrepetibles. A veces incluso son sensaciones desagradables las que puede generar porque en parte tiene un fondo de crítica. Según qué personas, lo pueden ver como algo provocativo o transgresor.

Si tuviese que elegir entre todas sus "performances"...

-En el inicio tenía como un "álter ego" que era el Hombre de Barro que me dio muchas herramientas porque experimenté mucho y era como volver a los orígenes. Ese Hombre de Barro interactuaba con el público y tenía un trasfondo crítico ante la sociedad. Y otra "performance" en Arco en la que yo fui una propia obra de arte. Iba de dorado y había hecho una obra volumétrica de mí mismo porque me considero una obra de arte.

¿En qué se inspira para crear sus "performances"?

-En muchos casos yo me retroalimento de muchas obras que voy generando. Cuando llevo mis espectáculos performativos al teatro lo hago porque quiero dignificar de alguna manera la "performance", en la que mezclo todas las disciplinas. Si que hay algunas temáticas principales en todas ellas, como la precariedad del artista y de la cultura en este país y los temas que aparecen en las noticias. Todas esas fobias que tengo ante la sociedad, las plasmo encima de un escenario.

Usted ha escrito el libro Consejos para ser un artista, ¿qué le recomienda a alguien que quiere iniciarse en el mundo del arte?

-Primero tienes que tener la pasión ya floreciente. Tienes que sentir que necesitas expresarte. Y conocer a todos tus referentes, tanto los grandes artistas que han pasado a la historia del arte como aquellos artistas que te puedan atraer. Una vez que los has estudiado muy bien, tienes que buscar tu propio camino, tu propia voz y para eso también te tienes que desprender de ellos. Y a partir de ahí es trabajar muchísimo y saber comunicar tu concepto artístico y tus propias obras.

¿Cómo se puede desarrollar la creatividad?

-La creatividad está intrínseca en la gente. Si nos fijamos en los niños, lo que hacen es experimentar, jugar y aprender con el proceso, con el error y el ensayo. Y eso es lo que tenemos que hacer, volver a ser unos niños y abrir nuestra mente. Nosotros somos animales de hábitos; entonces, hay que romper rutinas y acabar con la monotonía.

Etiquetas