Cultura

ECOS - QUIÉN SOY

Carlos Naval Puyuelo: “La música es una parte importante de mi vida”

“Hice periodismo porque creía que era la forma de participar en la historia viva, la que se escribe cada día”

Carlos Naval Puyuelo: “La música es una parte importante de mi vida”
Carlos Naval Puyuelo: “La música es una parte importante de mi vida”

Carlos Naval Puyuelo (Huesca, 1988) estudió en el Pedro J. Rubio y de esa etapa destaca "los juegos en el patio de recreo, cuando las formas de jugar y de interactuar eran bastante más naturales y salvajes que ahora, que se hacen juegos mucho más civilizados". Con "muchísimo cariño" recuerda haber empezado en el Conservatorio de Música de Huesca "con 6 años, con mi hermano gemelo. Empezamos en la música muy pronto, gracias a mí hermana". Algo de suerte tuvieron, ya que él consiguió entrar en violín y sus hermanos en guitarra clásica, dos instrumentos "a los que se presentaba mucha gente". Ya había escuchado Carlos entonces bastante música, que su padre, "desde que estábamos en la tripa de mi madre", les ponía, sobre todo, a Pink Floyd y Bob Dylan.

Doce años con el violín, pero antes de acabar los estudios "montamos un grupo de rocanrol -The Bärds, desde 2017 Gloriosa Rotonda- con mi hermano y unos amigos, y allí fue donde descubrí mi verdadera pasión por la música como intérprete", con 16 años, y además, "he tenido y tocado en un montonazo de grupos". Bajo, voz, guitarra, sintetizadores, percusiones... "De todo, la música es mi pasión y me ha acompañado toda la vida. La música es una parte importante de mi vida".

En el IES Pirámide "hice el Bachillerato de Humanidades con Geografía e Historia y Administrativo; fue un combinado muy raro pero estuvo bastante bien"; Periodismo en la Complutense de Madrid y en la Uned, Ciencias Políticas. "Decidí estudiar periodismo porque creía que era la forma de participar en la historia viva, en la que se escribe en los periódicos cada día, y Ciencias Políticas para entender un poco mejor en qué consistía la política y cómo funcionaba, cosa que me sirvió pero que también me produjo cierto rechazo".

En este Diario firma crónicas de conciertos. Aquí hizo sus primeras prácticas y gracias al entonces director, Antonio Angulo, "tengo bastante pasión por el deporte". "Me preguntó si sabía algo de deportes, le dije que no sabía ni qué era un balón y me puso en deportes". Siguieron pequeñas colaboraciones puntuales en medios, el trabajo en una agencia de publicidad "y ahora me dedico sobre todo a la comunicación corporativa del Grupo Tumasa y colaboro en proyectos de comunicación de pymes. Me hubiera encantado dedicarme al periodismo, pero estoy encantado de haber acabado donde estoy".

¿Cómo lleva lo de la covid? "Echo muchísimo de menos los viajes con mi mujer y los festivales de música. Es muy triste que no podamos compatibilizar la seguridad de nuestra salud con el hecho de disfrutar de un festival, pero parece que hay otras actividades que sí que se pueden compatibilizar, como estar en el metro o en el tranvía totalmente atestados. Parece que las actividades culturales son más secundarias". Como a todos, le sobra la distancia social impuesta, "pero debe ser así, aunque es triste y tengo miedo de que cambie nuestra forma de ser y esto afecte a generaciones futuras".

Etiquetas