Cultura

FESTIVAL ARAGÓN NEGRO

El FAN confronta en Estadilla los crímenes de ficción y los reales

Díaz y Bolea presentan sus últimas novelas, a las 18 horas, en el Espacio Buñero

El FAN confronta en Estadilla los crímenes de ficción y los reales
El FAN confronta en Estadilla los crímenes de ficción y los reales
S.E.

HUESCA.- Estadilla acoge la tarde de este sábado, a las 18 horas, un nuevo acto enmarcado en la octava edición del Festival Aragón Negro (FAN), en el Espacio Cultural Buñero. Se trata de la presentación y firma de ejemplares de dos novelas de intriga, Manual de la mantis religiosa, de la escritora y policía científica Camino Díaz Bello, y La noche azul, último libro del escritor, periodista e impulsor de este certamen, Juan Bolea.

Ambos autores, aprovecharán su visita a Estadilla para abrir el debate sobre la figura del detective y la policía, a día de hoy, y confrontar lo que son crímenes de ficción con homicidios reales.

En este sentido, revela Díaz Bello que comentarán dos asesinatos reales muy conocidos como son los casos de Lorena Bobbitt y "La Dulce Neus" y "cómo fueron maltratadas por los medios de comunicación, que, afortunadamente, eso ahora ha cambiado, porque fueron tratadas como mantis religiosas cuando fueron víctimas".

Precisamente la visión femenina del criminal y el investigador es lo que se encuentra en Manual de la mantis religiosa, donde su autora reivindica el papel de la mujer en ambos entornos para lo que hace uso de su experiencia en los procedimientos policiales. Además, muestra cómo el dolor que no se resarce puede llevar a alguien a tomarse la venganza por su mano.

Indica la autora y policía nacional que "no quería una víctima estereotipada, la típica mujer que sufre porque, evidentemente, Carmela sufre por un motivo pero no se dedica a llorar sino que lo que hace es mostrar su rabia, hace suya la lucha de las mujeres y, en ella, excusa sus actos".

Declara Díaz Bello que "estamos acostumbrados a que la violencia sea patrimonio del hombre pero no es lo que te encuentras en esta novela" y advierte que "la "mala", Carmela, usa un vocabulario que parece masculino porque en su ADN lleva una violencia y un sexismo tal que parece de un hombre pero es que -defiende- no hay un lenguaje específico ni masculino ni femenino". Así, comenta que "lo que quería era, precisamente, que quien se enfrentara a las escenas de Carmela viera eso y se preguntase cómo puede ser que una mujer hable así".

Y, en el lado contrario de la novela, presenta a Olivia, "una persona que lucha contra el sistema social que le ha tocado vivir y, además, no es nada convencional, ella no habla ni sabe de feminismo pero sí que es feminista", se trata de un personaje con mucho recorrido del que sabremos más en próximas novelas, según Díaz Bello.

La autora apunta que "Olivia parece antagonista de Carmela pero ella también viene de una familia desestructurada, con cierta violencia en el hogar".

En cuanto al papel de la mujer en la novela negra, Díaz Bello asegura ser amante del género -"lo llevo en la sangre"- y sostiene que "cada vez somos más mujeres en la novela negra, lo podemos ver en las estanterías de las librerías". Asimismo, hace hincapié en que "son autoras que escriben sobre mujeres y nuestro tipo de problemas".

Por otro lado, Bolea también presenta un universo femenino en su última novela, la tercera entrega de la serie protagonizada por su detective Florián Falomir, La noche azul, donde, en un sofisticado ambiente de familias adineradas, políticos, productores y actores, Falomir conocerá a Valeria, el nuevo amor de su amigo de juventud, Mateo Reblet, y a sus dos hijas adolescentes, Elisa y Ruth, fruto de su primer matrimonio. Enfrentadas a Valeria, esta enemistad derivará en tragedia.

Bolea reconoce que, en esta ocasión, su protagonista se enfrenta al crimen perfecto. Claro que, también, hace hincapié en su sexto sentido ya que, según indicó durante otra de las citas de este festival, en Zaragoza, el detective cuenta con una "inteligencia deductiva racional que le permite desvelar los casos más enrevesados, como al que se enfrenta en esta novela". Además, el autor advirtió que "todas las pistas estarán delante del lector y del propio Falomir desde el primer momento e iremos acompañando al detective en la resolución a lo largo de las páginas".

Etiquetas