Cultura

TEATRO

Teatro Clásico de Sevilla: "El amor es lo único que nos puede salvar de las peores situaciones"

La compañía andaluza inaugura hoy la XIII edición del Festival Olimpia Classic, que arranca a las 18:00 horas con un referente de la literatura mundial, "Romeo y Julieta ", de William Shakespeare

Teatro Clásico de Sevilla: "El amor es lo único que nos puede salvar de las peores situaciones"
Teatro Clásico de Sevilla: "El amor es lo único que nos puede salvar de las peores situaciones"
T.C.S.

HUESCA.- Romeo y Julieta, de William Shakespeare, es un clásico de la literatura mundial. Una historia de amor que se cuece en la marmita del odio, un odio que enfrenta a familias, pueblos, naciones o ideologías, y que impide que prosperen los sentimientos más puros entre dos jóvenes. Y es, precisamente con esta historia de amor, con la que Teatro Clásico de Sevilla regresa a Huesca para subir el telón del XIII Festival Olimpia Classic. Esta tarde a las 18:00 horas, presentará con versión y dirección de Alfonso Zurro, un montaje contemporáneo que cuenta con cuatro nominaciones a los Premios Max y en el destaca el gran trabajo de su numeroso elenco de actores. Noelia Diez, codirectora, productora y socia de la compañía, considera que en estos momentos tan inciertos, esta adaptación de Romeo y Julieta es una invitación a reflexionar en por qué el odio se instala entre nosotros buscando el enfrentamiento.

El pasado mes de diciembre se subieron a las tablas del Olimpia con La Principita y ahora regresan con un clásico, Romeo y Julieta, y lo hacen para inaugurar el Festival Olimpia Classic. ¿Cómo fue esa experiencia con el público oscense y qué les proponen en esta ocasión—

Pues la verdad es que el público oscense nos acogió de maravilla y se lo agradecemos. Así que estamos encantados de volver, esta vez a presentar nuestro último espectáculo.

¿Qué tiene de especial y diferente la adaptación que hace Alfonso Zurro de este texto de Shakespeare—

En Teatro Clásico de Sevilla nos caracterizamos porque en nuestras producciones las obras mantienen mayoritariamente sus elementos significativos y representativos, principalmente el respeto al texto. Pretendemos recuperar y llevar al público contemporáneo teatro clásico realizado con la máxima calidad. Nos parece importante en estos momentos tan inciertos, reflexionar sobre lo que contamos en nuestra adaptación de Romeo y Julieta: Pensar en por qué el odio se instala entre nosotros buscando el enfrentamiento, la violencia, la aniquilación del contrario. Un odio que enfrenta a familias, pueblos, naciones, ideologías... Nuestra propuesta (dirección y adaptación de Alfonso Zurro) está situada a finales de los años 30, pero respetando al máximo el texto de Shakespeare, y se asienta desde ese peligro, ese sentimiento que pudre y destroza los lazos de convivencia.

¿Cómo puede germinar el amor entre dos jóvenes de bandos opuesto en esa ciénaga donde habita el rencor de ambas familias—

La respuesta a esa pregunta es que, aunque parezca un tópico, el amor lo puede todo. Es lo único que nos puede salvar de las peores situaciones. Y en este caso, Romeo y Julieta se aferran a ese amor en medio de toda la locura que se desata a su alrededor.

¿Qué pueden hacer Romeo y Julieta para escapar de esas arenas movedizas de la tragedia que los tiene atrapados, y en las que el destino juega con las cartas marcadas—

Nuestros protagonistas actúan desde la pureza de sus sentimientos, con valentía y sin miedo. Se entregan el uno al otro sin importar las consecuencias.

Lo cierto es que las historias de amor, aunque sean trágicas, tienen vigencia siempre, y más si se trata, como en este caso, de un clásico de la literatura universal.

Romeo y Julieta es para muchos una obra perfecta, escrita por Shakespeare en el año 1591, pero que se ha convertido en un icono y un clásico de la cultura mundial. Precisamente, porque el amor y el odio son temas universales que están siempre presentes en las historias y conflictos sea cual sea la época o lugar. Shakespeare es un genio en escribir sobre temas transcendentales y universales en sus obras de una manera magistral.

¿Cómo está funcionando este espectáculo que tuvo cuatro nominaciones a los Premios Max—

La verdad es que está funcionando genial tanto a nivel de crítica especializada, como de premios (aparte de las nominaciones a los Premios Max, tiene tres Premios del Certamen Nacional Garnacha: Mejor Montaje Escénico, Mejor Actriz de reparto y Mejor Actor de reparto), y lo que es más importante, el público nos transmite que sale encantado de la función, y eso es lo más gratificante para nosotros.

En tiempos de pandemia, mantener la cultura viva es un reto para el que, supongo, desean un final tan feliz como el amor que vivieron Romero y Julieta, y en el que la muerte de los protagonistas se cambie por patios de butacas llenos.

Son momentos durísimos para los profesionales de la cultura. Estamos haciendo un esfuerzo titánico por seguir adelante en la peor crisis que se recuerda para nuestro sector. Desde aquí quiero agradecer el esfuerzo realizado por muchas administraciones, programadores/as, y espacios, por mantener las programaciones con la máxima seguridad para compañías y público.

Ya conocen al público de Huesca, ¿qué les dice para que se emocionen con su adaptación de Romeo y Julieta—

Les diría que se van a encontrar con un gran espectáculo, con una producción muy cuidada, que se van a divertir, emocionar…, van a disfrutar con una bella puesta en escena y con magníficos actores y actrices que les van a alejar durante un rato de los problemas, y creo que ahora mismo, eso es algo muy necesario.

Etiquetas