Cultura

TEATRO

Che y Moche lleva al teatro "Réquiem por un campesino español", de Sender

"Esta obra nos interesaba especialmente", dice Marian Pueo, directora del espectáculo

Che y Moche lleva al teatro "Réquiem por un campesino español", de Sender
Che y Moche lleva al teatro "Réquiem por un campesino español", de Sender
S.E.

HUESCA.- Teatro Che y Moche vive un febrero especial, con las primeras representaciones de Réquiem por un campesino español, del escritor oscense Ramón J. Sender, "una obra que nos interesaba especialmente, nos apetecía", dice Marian Pueo, fundadora de la compañía aragonesa y directora del espectáculo. Es una obra que -añade- "la gente joven puede ver perfectamente, es un texto que nosotros leíamos con 13 años. Es un espectáculo que se puede ver, no es duro, es ligero como la novela".

Explica Pueo que la idea de hacer esta adaptación teatral fue de su socio Joaquín Murillo, "que me lo comentó hace unos 4 años y me pareció que era una buena idea. Pero se quedó un poco allí, aunque él fue hablando con Alfonso Plou, que es el dramaturgo, el que ha hecho la adaptación de la novela a teatro. Hace un par de años se pusieron con el texto, a hacer la adaptación".

Pueo, Murillo y Plou hicieron un equipo de dramaturgia, "y vimos que hay cosas que en el texto tú lo leías y funcionaba, pero a la hora de llevarlo a la puesta en escena había que ajustar más, o tenía que haber más acción y menos narrativa, menos descripción, ese tipo de cosas que es el problema a veces cuando te enfrentas a una novela".

Comenta Pueo que recordaba este texto, de cuando lo leyó en EGB, "con cariño, aparte es una novela que se lee muy rápida y que te va transportando muy rápidamente a esa época de Paco el del Molino, de Mosén Millán. Realmente, la descripción que hace Sender de todas las situaciones y de todo, te va contando la vida de Paco el del Molino muy bien". Y este era el objetivo de la compañía en la versión de teatro, es decir, se trataba de "no perder espíritu senderiano, no nos podía costar más a nosotros que a él y eso sí que lo hemos tenido en cuenta a la hora de la puesta en escena y el ritmo que tiene tanto la novela como la obra de teatro".

LO MÁS COMPLEJO

Explica además la directora de este espectáculo que lo realmente complicado, "más que la adaptación, fue la puesta en escena, que todo lo que pueda ver el espectador no hace falta que lo contemos, que no haya retórica". Para los actores -añade- "la obra de teatro tiene un ritmo complejo, porque necesita esa calma de la espera, porque el tiempo teatral coincide con la hora de espera que tiene Mosén Millán para los preparativos de la misa. Realmente, el tiempo teatral coincide con el tiempo de la novela. A la vez, lo que sucede rápido son esos pensamientos recordando 25 años de toda su vida, desde que nace, con Paco el del Molino. Esa lentitud de la espera unida a esa rapidez con la que ve pasar la vida de él es lo que es complicado de compaginar y los actores sí que tienen esa complejidad del ritmo, lento, rápido, trepidante...". Además, "pasando por muchos estados, desde los momentos de felicidad que coinciden con los de la propia vida de Paco -el nacimiento, las trastadas que hace cuando es monaguillo, la boda, ese tipo de cosas-, hasta los momentos más dramáticos".

En concreto -subraya Pueo- "a Joaquín le apetecía mucho meterse en la piel de Mosén Millán, y se ha dado cuenta que era complejo, que le costaba mucho meterse en la piel de un cura de los años 30, esa ha sido una gran dificultad también. Parece algo sencillo y no es tan sencillo porque tiene mucha verdad y además, Sender no lo condena ni lo salva, el espectador o el lector, que decida lo que quiera".

EL EQUIPO

En la representación de Réquiem por un campesino español sólo hay dos actores, Joaquín Murillo, que da vida al personaje de Mosén Millán todo el espectáculo y ahora mismo Saúl Blasco. "Empezamos montándola con el actor de Huesca Kike Lera, pero tuvo un problema médico y lo tuvimos que sustituir cuando faltaban 20 días para estrenar, y dejamos un poco interrumpido el trabajo con Kike para que en algún momento también lo pueda hacer él". Blasco y Lera hacen "el resto de personajes que hemos seleccionado de la novela".

El diseño del espacio escénico es de Óscar Sanmartín; la dirección de vestuario, de Arantxa Ezquerro; el diseño de iluminación y dirección técnica, de Tatoño Perales, y en la producción participan Pueo y Raquel Anadón.

REPRESENTACIONES

Fue a mitad de noviembre cuando se hizo un preestreno para la DGA y la primera representación como función contratada, fue el sábado 6 de este mes en Utebo. Este fin de semana, Réquiem por un campesino español se representará en el Teatro Principal, de Zaragoza. En Jaca estará el 23 de abril y el 24, en Chalamera, pueblo natal de Sender. Sigue a la venta el espectáculo y aún no hay nada cerrado con Alcolea de Cinca o Huesca, localidades ligadas al escritor, aunque es más que probable que llegue a ellas, ya que este 2021 se celebra el 125 aniversario del nacimiento de Sender. "La verdad es que cuando decidimos estrenar no éramos conscientes de que era el aniversario de Sender", reconoce Marian Pueo.

Sí hablaron con los que llevan los derechos de la familia del escritor, "y nos dijeron que estaban encantados de que se hiciera la versión de teatro y además en Aragón. Fueron todo ventajas por su parte".

Etiquetas