Cultura

Pablo Milanés: “Días de luz es un breve paréntesis musical en medio de estos tristes acontecimientos”

El cantante cubano inicia este domingo en el Palacio de Congresos de Huesca (19:00 horas) su nueva gira que le llevará a recorrer España

Pablo Milanés
Pablo Milanés
JAVIER SALAS

El cantautor Pablo Milanés inicia hoy en Huesca su nueva gira, Días de luz, una puesta en escena con un formato íntimo y una apuesta por abrir un nuevo horizonte a partir de una reflexión esperanzadora. A pesar de que el año 2020 ha sido muy intenso para Milanés, el cantante afronta con muchas ganas este 2021, en el que verá la luz un nuevo proyecto discográfico bajo el sello de Universal Music Spain. A sus 78 años recién cumplidos (24 de febrero), Pablo Milanés, uno de los principales exponentes de la canción de autor en español, ha sabido abordar una amplia diversidad de géneros de la música cubana y americana, desde la tradición a la modernidad, del ‘filin’ a la nueva canción, pasando por el jazz, la rumba, el son o el bolero, gracias a su amplia versatilidad interpretativa, de la que hará gala esta tarde en el Auditorio Carlos Saura del Palacio de Congresos, a las 19.00 horas.

Tras dos intentos fallidos a causa de la pandemia, por fin vamos a tenerle en Huesca con Días de luz, una gira que se estrena en la capital altoaragonesa.

—Sí, estoy muy contento de poder volver a Huesca después de muchos años y, al fin, poder empezar nuestra gira Días de Luz.

Días de luz es lo que todos necesitamos vislumbrar, pero también son Días de luz sus conciertos. Háblenos de esa apuesta por abrir un nuevo horizonte en estos momentos de cierta oscuridad.

—Escogimos ese nombre porque quisimos bautizar esta nueva etapa musical con una referencia esperanzadora después de tanta tristeza, y por otro lado, el nombre se apoya en el texto de un tema que compuse hace un par de años, Día de luz, y que habla del refugio en el amor en momentos de incertidumbre. Un tema que quiero lanzar a lo largo de este año.

Considerado uno de los principales exponentes de la canción de autor en español, ¿Días de luz es una reflexión intimista y esperanzadora de la realidad que nos toca vivir?

—El formato con el que voy a emprender esta gira es pequeño, íntimo, y con el que he querido escoger un repertorio de clásicos y otros temas que nos permitan sentir, reflexionar. Esa es la idea, y espero que el público la disfrute.

¿Qué es lo que los oscenses van a escuchar en este concierto?

—Como le digo, pondré en escena un piano, un chelo, mi guitarra y mi voz, para interpretar algunos de los temas más conocidos de mi carrera, en combinación con otros, que son también importantes para mí musical y temáticamente hablando.

En esta propuesta musical va a estar acompañado en el escenario por Ivonne Téllez al piano y Caridad R. Varona.

—Cary e Ivonne son dos excelentes músicos cubanas con las que pude realizar mi anterior gira por España, y ahora se suman también a esta. Es un formato en el que me siento muy cómodo y aprecio más profundamente cada canción que canto.

Usted no ha dejado de componer y lo sigue haciendo. ¿Entre los temas que va a interpretar estará Esperando el milagro? ¿Por qué es tan especial para usted esta canción.

—Es un tema que tuve la necesidad de hacer cuando terminaba el 2020 como colofón a todo lo que había ocurrido, desde que el virus asoló al planeta. Necesitaba llamar la atención sobre la necesidad de un milagro, pero no al modo divino de los creyentes -que muchos lo quisieran así-, sino un milagro en forma de que los gobernantes se ocupen de las necesidades del mundo a través de la inversión en la ciencia, en la cultura, en el cuidado del medio ambiente.

Con seis décadas de trayectoria e importantes reconocimientos como dos Grammy Latinos en 2006 y un Grammy a la Excelencia Musical en 2015, ¿cuéntenos sus proyectos para 2021, entre los que hay nuevo disco?

—Tengo previsto hacer un disco con temas nuevos y otros más viejos pero inéditos, grabados sólo a guitarra, como cuando empecé. Así mismo, muy pronto, la totalidad de mi catálogo publicado hasta ahora estará disponible digitalmente.

Gracias a su amplia diversidad interpretativa, a lo largo de su carrera ha abordado desde la tradición a la modernidad, del ‘filin’ a la nueva canción, pasando por el jazz, la rumba, el son o el bolero. ¿Hay alguno especial?

—Todos los géneros que he abordado hasta ahora son metas que me planteé, y lo he conseguido. No tengo ninguna preferencia.

Ha colaborado con músicos destacados, ¿qué le han aportado y usted a ellos?

—Creo que el trabajo entre músicos siempre es fructífero, uno entrega lo que es y suma siempre algo nuevo. He tenido suerte de aprender y disfrutar mucho con grandes músicos a lo largo de mi carrera.

¿Hay alguien con quién le gustaría trabajar y todavía no lo ha hecho?

—Quise trabajar con Bola de Nieve, Lucho Gattica, Goyeneche..., grandes maestros. Con alguno de ellos llegué a planear una grabación, pero no pudo ser. Luego grabé con la mayoría de mis contemporáneos y de varias nacionalidades, así que estoy satisfecho con eso. En la actualidad, no dejo de colaborar con muchos músicos jóvenes, que me buscan para saber mi opinión o colaborar con ellos. Por falta de tiempo, no puedo atender a todos, pero lo intento.

Lo que no ha hecho, pero lo va a hacer hoy, es subirse al escenario del Auditorio Carlos Saura del Palacio de Congresos de Huesca y cantarle a los oscenses. ¿Qué les dice para que sean partícipes de Días de luz?

—Espero que pasen un buen momento con la música que interpretaremos, entre la emoción y la meditación. Un breve paréntesis musical, en medio de los tristes acontecimientos de estos días. 

Etiquetas