Cultura

EXPOSICIÓN

El juego con los referentes, al servicio del lirismo poético

José Ángel Enciso exhibe en el Manuel Benito ‘Anacronismos y metamorfosis’

José Ángel Enciso junto a dos de los cuadros que expone en el Centro Manuel Benito.
José Ángel Enciso junto a dos de los cuadros que expone en el Centro Manuel Benito.
PABLO SEGURA

El suave lenguaje de la pintura alcanza un punto sugerente y atractivo en los Anacronismos y metamorfosis que José Ángel Enciso expone en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner, de Huesca. Casi una veintena de obras de gran tamaño, con las que el artista plantea una retrospectiva de su trabajo de las tres últimas décadas, transformado cuadros sobre los que ha ido trabajando en diferentes etapas de su vida.

Enciso se define como “un pintor al que le gusta mucho la literatura”, y eso es lo que trata de plasmar en esta propuesta artística, en la que las paredes negras de la sala del antiguo Matadero se llenan de color.

Pintura y literatura se complementan en unos lienzos que, en algunos casos, “han ido evolucionando desde los años 90. Son cuadros que tenía en mi casa y que se han ido transformando en la medida que entro en ellos, ya que los dejo unos años y luego vuelvo”, explica el artista.

José Ángel Enciso se inspira en grandes artistas. “Tengo una versión de un joven Picasso, de Léger, de Caravaggio, de Miró, de Kandinski, de Fortuny..., salto del Barroco al Cubismo..., elijo cuadros y los transformo, y cada uno de ellos es una experiencia pictórica distinta”, en la que cada obra “escoge lo que es”, incluido un autorretrato que emana “cierta serenidad” dentro de la situación angustiosa que ahora atravesamos.

Anacronismos y metamorfosis es lirismo en estado puro, imágenes poéticas en las que Enciso ha cambiado “los momentos dramáticos de mis pinturas, por ese lirismo poético más ligero, alegre de colores y lleno de vitalidad”,

Enciso reconstruye y su pintura figurativa evoca sus propios sentimientos, hasta el punto que “es como si cada uno, al margen de lo que represente, sea una especie de autorretrato, de identificación con la figura”, y todo ello con un halo naíf en el que busca “una alegría ingenua ya desaparecida, la de un tiempo pasado que fue mejor”.

Y es que, el arte siempre ha estado presente en la vida de José Ángel Enciso, que comenzó dibujando. “Tengo más de tres mil de pequeño formato, que son dibujos germinales, que puedes desarrollar para que vayan evolucionando”.

Sus dibujos, como él mismo dice, “son como las pinturas negras de Goya”, obras que no muestra al público porque prefiere compartir su pintura “en la que encuentro un lenguaje más suave”, y en la que no faltan referencias “a la música, al mundo pastoril griego y romano..., al mundo cultural del pasado”.

Los cuadros de José Ángel Enciso hablan por sí mismos. Busca, juega, danza con sus referentes y los metamorfosea y transforma en obras luminosas y sugerentes, que se pueden ver hasta el 4 de abril, de lunes a viernes de 18:00 a 21:00 horas, y los sábados, domingos y festivos de 12:00 a 14:00 y de 18:00 a 21:00 horas.

Anacronismos y metamorfosis EXPOSICIÓN JOSÉ ÁNGEL ENCISO FOTO
Dos personas contemplan las obras que conforman Anacronismos y metamorfosis
PABLO SEGURA
Etiquetas