Cultura

JAVIER LASARTE

“El proceso de audiciones es complicado, pero el esfuerzo da sus frutos”

El trompetista grausino ha superado las pruebas de admisión de la Joven Orquesta Nacional de España 

Javier Lasarte.
Javier Lasarte.
S.E.

El trompetista Javier Lasarte ha superado las pruebas de admisión que la Joven Orquesta Nacional de España (Jonde) realiza cada dos años. Su tercera posición entre la veintena de seleccionados en su instrumento, le garantiza la participación en las giras y conciertos, todavía por determinar. Paralelamente, y por segundo año consecutivo, ha vuelto a ser escogido por la European Youth Orchestra (Euyo), con quien ya tiene prevista una gira en verano por Austria y Rusia.

Las condiciones derivadas de la crisis sanitaria obligan a que los procesos selectivos, antes presenciales, se realicen a través de grabaciones, dificultando todavía más el procedimiento de selección. Aun así, Lasarte está siendo admitido en todos los concursos a los que postula. “El de la Jonde es un proceso bastante complicado, parecido a la (Euyo), con mucha competencia. Hay muchos músicos que quieren entrar, así que es un logro, después de un proceso muy complicado de audiciones que se realiza cada dos años, por lo que es más difícil entrar”. Aun así, el joven trompetista grausino ha sido seleccionado para formar parte de esa bolsa de músicos y en una remarcable tercera posición, entre los 24 trompetistas. “Yo estoy el tercero de España dentro de los trompetistas. Es un logro importante”, comenta satisfecho por el esfuerzo. Esta buena calificación casi garantiza su presencia en las giras y conciertos de esta joven orquesta que utiliza un mínimo de dos y un máximo de 7 trompetas para muchas de sus interpretaciones.

Lasarte, cursa el último curso de la especialidad de Trompeta en el Conservatorio Superior de Música de Alicante y continúa formando parte de la Brass Academy de la misma ciudad levantina. “Mis profesores del conservatorio y de la academia a la que voy me han ayudado mucho en la grabación del vídeo. Siempre te quedas pensando que podrías haberlo hecho mejor, pero el esfuerzo, al final, da sus frutos”.

Ahora se trata de “cruzar los dedos” para que la convocatoria de la Jonde no coincida con la de la Euyo y pueda disfrutar de ambas. “Esto funciona por encuentros. Hay 4 ó 5 al año que suelen durar un mes. Es como una gira por todo el territorio español con la Jonde y por todo el mundo, con la Euyo”, detalló.

A diferencia de la orquesta española, la europea sí ha publicado ya las fechas. “Se hará una gira de un mes, de mediados de julio a mediados de agosto, e iremos a Rusia, Alemania o Austria. Se van a tocar cosas muy chulas y divertidas. Sería un problema que me coincidieran”.

Antes de esta gira y a la espera de lo que marque la Jonde, estará un mes en Barcelona, donde lo requiere la Orquesta del Liceu para tocar la ópera Otello de Verdi. “Había tocado en el Palau de la Música catalana, pero no en el Liceu, estoy ilusionado”, confiesa, ansiando también visitar Graus. “Nos dan cuatro días de descanso, así que aprovecharé y me escaparé a casa”, donde le esperan siempre su familia y amigos y la Banda de la AC Gradense.

Etiquetas