Cultura

ENTREVISTA

Luis del Val: “La memoria nos traiciona y el olvido nos ayuda, son inseparables”

El escritor y periodista presentó en febrero un nuevo libro, ‘Memoria y olvido’, y ya prepara una novela

Luis del Val
Luis del Val
Mercedes Portella

“La memoria nos traiciona porque tendemos a embellecer la realidad, y el olvido nos ayuda porque limpia de asperezas y malos momentos el álbum del viaje. Pero son inseparables”. Esta es una de las frases del libro Memoria y olvido del escritor y periodista Luis del Val, que se presentó el pasado febrero.

“Es un libro anterior a la pandemia, no está escrito por aburrimiento, es más, estaba terminado a finales de 2019, y como vino la pandemia no lo pudimos presentar ni promocionar”.

Luis del Val explica que este trabajo surge de una imagen que recuerda de cuando era pequeño. “Yo iba alegre y feliz con mi padre, que iba empujando un carro con muebles, y estaba muy contento porque aquello para mí era romper la rutina. Mi padre iba muy preocupado porque le habían despachado de donde estaba y tenía que marchar a buscar otro piso de alquiler que no sabía si con su modesto sueldo lo podría pagar. Sobre esto escribí cuatro o cinco folios y los dejé en un cajón”. Al cabo del tiempo, y a raíz de una entrevista que le hicieron en RNE junto a Gorka Zumeta y Ramón Gabilondo por un libro que habían escrito hacia algún tiempo y en el que los tres aparecían fotografiados, “comentamos cuánto habíamos cambiado en 20 años”. Ese día, al llegar Del Val a casa se tropezó otra vez con el niño del carro, “y pensé que ese niño, menos de un cuarto de siglo después, estaba en el Congreso de los Diputados como diputado constituyente viendo cómo bajaba a formar parte de la mesa de edad doña Dolores Ibárruri, la Pasionaria, y Santiago Carrillo, que eran parte de la historia de España”. Con ese recuerdo, escribió otros cinco folios que volvió a guardar en un cajón. “Y otro día, buscando documentación, me encontré con aquellos folios y se los envié a la directora de Espasa Calpe para saber qué opinaba de aquello. Al día siguiente me llamó y me dijo que podían ser un libro, y de ahí salió”.

De momento, y con el escaso mes que lleva en las librerías, “los ecos que me llegan son buenos, les gusta el libro, sobre todo muchas personas de mi generación recuerdan lo que ahí cuento. También es verdad que con la pandemia va menos gente a las librerías”.

Asegura que no lo ha escrito, “ni mucho menos, para hacer un bestseller, sino simplemente porque quería descargar esas estampas un poco perdidas en el recuerdo, y saber cómo este país ha cambiado y ha pasado en muy poco tiempo del botijo al ordenador”.

Dice que no es un libro nostálgico. “Hablo del presente, de la política, del pasado, es como si vieras fotografías de la primera comunión a la boda, y de tu boda a la boda de tus hijos, es un poco de repaso generacional”.

Luis del Val, en esto de la escritura, no descansa. Ya tiene el título para una novela, La novia de mi marido, y es que no puede escribir ninguna si antes no tiene el título. “Necesito saber cómo comienza y cómo termina, y luego, el relleno ya es cosa mía”. 

Etiquetas