Cultura

medicina

Andrés Martínez Vargas, de Barbastro, pionero de la Pediatría Social

Fue catedrático en Granada y Barcelona y promotor de obras sociales como el Instituto Nipiológico de Barbastro

Andrés Martínez Vargas.
Andrés Martínez Vargas.
S. E.

Nació en Barbastro en 1861. Estudió con los Padres Escolapios. Fue el primogénito de una familia de siete hermanos hijos de un barbero y primo de Joaquín Costa. En 1877 cursó Medicina en la Zaragoza con la calificación el Premio Extraordinario. Cursó el Doctorado en Madrid con su trabajo “Clorosis: crítica de sus teorías patogénicas” en 1881

En 1886 se trasladó a Estados Unidos y a México. En Nueva York asistió a las lecciones clínicas de «Enfermedades de los niños» impartidas por el profesor Abraham Jacobi en el hospital Bellevue. En México presentó trabajos científicos que le supusieron el ingreso en la Academia Nacional de Medicina de México.

Tuvo una relación estrecha con Francia. Perteneció a la Unión Médica Franco-Ibero-Americana (UMFIA), cuyo objetivo fue facilitar el intercambio entre élites médicas latinas, especialmente entre franceses y españoles. En 1926 fue nombrado Caballero de la Legión de Honor, por el gobierno francés.

Pertenece a la saga de brillantes pediatras aragoneses como Juan Enrique Iranzo, Antonio Lorente Sanz, Gregorio Vidal Jordana, Manuel Suárez Perdiguero y Ángel Ballabriga Aguado.

En 1888 Martínez Vargas obtuvo la plaza de Catedrático de Granada y el día 2 de octubre de 1888 dio su primera lección. Allí creó una “Escuela de madres” en la que daba a las madres de los niños enfermos consejos de higiene infantil y alimentación. Desarrolló la Pediatría Social en forma de puericultura práctica.

La primera Cátedra en Enfermedades de la Infancia creada en 1886 la ocupó Francisco Criado Aguilar. En 1887 Patricio Borobio Díaz, logra la misma Cátedra en Zaragoza. La de Valencia fue obtenida por Ramón Gómez Ferrer y la de Barcelona por el aragonés Juan Enrique Iranzo Simón.

En 1892 reemplaza a Juan Enrique Iranzo Simón en la Cátedra de de Barcelona. En la Universidad de Barcelona fue Rector (1919-1927). En 1894 ingresó en la Real Academia de Medicina de Cataluña de la que llegaría a ser Presidente

En 1900 funda y dirige hasta 1936 la revista “La Medicina de los niños” en la cual se recogen hasta 37 tomos y 188 bibliografías de obras alemanas, inglesas, francesas e italianas. Fue el primer pediatra español que publicó en inglés en una revista extranjera.

En 1902 imparte la primera conferencia en la Universidad Popular de la Escuela Moderna de Barcelona, fruto de la colaboración con Francesc Ferrer i Guardia, en una serie de conferencias dominicales públicas, a las que acudían los alumnos, sus familiares y gran número de trabajadores.

En 1912 funda la Sociedad Española de Pediatría. En 1914 es el organizador y presidente del I Congreso Español de Pediatría.

En 1915 publicó su fundamental “Tratado de Pediatría”, obra insustituible para tener una visión clara y de conjunto de la Pediatría conocida y ejercida por sus colegas de esos años. Es el autor de “Crónicas de la Pediatría Española”(1888-1913)En 1947, un año antes de su muerte recibe un Homenaje de la actual Real Academia de Medicina de Cataluña tras 52 años de pertenencia. En el 2010 la Asociación Española de Pediatría reedita su obra coleccionable “Historia de la Pediatría Española”.

En 1916 funda el primer Instituto Nipiológico de España en Barbastro siguiendo los pasos de Cacace en Italia. Su primera instalación estuvo en unos bajos de la Calle Romero número 25 para luego pasar hasta 1936 en la Calle Conde número 5. Como reconocimiento el Ayuntamiento cambia el nombre de la Calle por la del Dr. Martínez Vargas.

El objetivo de este centro fundado en las fiestas de setiembre de 1916 era disminuir la mortalidad infantil mediante consejos a las madres del modo de cuidar los niños, así como la ayuda en su alimentación.

En una evaluación realizada en los primeros diez años del centro se valora que se habían salvado 430 niños, que supone una reducción del 80% de la mortalidad infantil previa a la creación del centro. Estas estadísticas tan favorables sirvieron de apoyo para la difusión de este tipo de instituciones en Aragón y España.

En 1922 fue Senador electo por Huesca. Desde 1975. En su ciudad natal, , el Instituto de Enseñanza Secundaria Martínez Vargas, lleva su nombre como homenaje. En mayo de 2011 el Ayuntamiento de Barbastro le dedica la III Semana de las Letras con motivo del 150 aniversario de su nacimiento.

Andrés Martínez Vargas es un pionero en la pediatría española de finales del XIX y comienzos del XX. Respiró los aires de la Ilustración del filósofo Rousseau, el pensamiento liberal de Locke y Hume y el sistema pedagógico de Pestalozzi y Fróbel y que con la epistemología como arma de trabajo y las ideas sociales que se iban desarrollando hicieron progresar el cuidado de los niños y de las ciencias en general.

Su inquietud Intelectual y social y los contactos con la pediatría francesa le fueron muy útiles, como le sucedió al Dr. Trias fundador del Instituto de Puericultura de Reus o al Dr. Francisco Vidal Solares fundador junto a Sor Mercedes Viza del Hospital de Niños Pobres en Barcelona.

Hombre de fuerte temperamento según las crónicas y también de una enorme energía de bien para la infancia. Una estrella rutilante en el firmamento de la pediatría. Merece el respeto y el aplauso de todos 160 años después de llegar al mundo en Barbastro.

Hace cinco años participé, junto al Dr Miguel Labay, en una jornada en la UNED de Barbastro y presenté mi libro “Andrés Martínez Vargas y su latido social por la infancia”. La Consejería de Sanidad de aquel momento aprobó que el Hospital de Barbastro tomara el nombre de Andrés Martínez Vargas (26 05 2017). No tengo noticias del cumplimiento de esa decisión. Barbastro tiene una deuda pendiente con este gran pediatra

Etiquetas