Cultura

TELEVISIÓN

Carlos Cuevas, la intensa trayectoria de un veinteañero

Inquieto y curioso, encadena desde niño proyectos de TV, cine y teatro

Carlos Cuevas en el rodaje de la segunda temporada de Merlí. Sapere Aude.
Carlos Cuevas en el rodaje de la segunda temporada de Merlí. Sapere Aude.
EFE

Carlos Cuevas tiene solo 25 años pero lleva casi dos décadas encadenando proyectos de cine, televisión y teatro gracias a una pasión por la actuación que desarrolló siendo un niño y que no ha disminuido con los años.

Días antes de estrenar (el próximo 2 de abril, en Movistar+) la segunda temporada de Merlí. Sapere Aude, donde ejerce como protagonista, habla con Efe sobre sus proyectos y sobre el amor por la actuación, que comenzó siendo casi un juego cuando a los siete años rodó su primera película, La mujer de hielo (2002), de Lidia Zimmerman.

“Hacía teatro en el colegio, nos presentamos para la prueba de una peli y me cogieron a mí (…). Me lo pasé estupendo y me cuidaron muchísimo. Vi que me estaba saltando clases de una manera muy divertida y dije ‘esto me gusta, esta gente que no tiene horarios me cae bien’”, cuenta a Efe el intérprete, nacido en Moncada y Reixach (Barcelona) en 1995.

Y le gustó tanto que, lejos de ser una anécdota infantil, a los nueve años tuvo su primer papel largo en una serie de televisión, el de Biel Delmás de Ventdelplá, una serie catalana de TV3 en la que actuó siete temporadas, como hijo de la protagonista.

“Actuar me da la oportunidad de no aburrirme nunca porque todo el rato estoy haciendo cosas diferentes. Soy alguien muy inquieto, muy curioso y lo que me da mi profesión es vivir muchas cosas con mucha gente, en muchos lugares y muchas realidades (…) y eso es lo que me mantiene vivo”, explica.

Dos películas (Cruzando el límite, Ahora o nunca), dos cortos (Barcelona, De vuelta), una serie (Luna, el misterio de Calenda) y dos obras de teatro (Madame Melville, Els nostres tigres beuen llet) después, llegaba el que es hasta hoy su papel más icónico en la pequeña pantalla, el de Pol Rubio, uno de los alumnos preferidos del profesor de filosofía Merlí, que emitió TV3 entre 2015 y 2017. Una serie con público mayoritariamente joven que gira “alrededor de dos ejes, la ética y el amor”. Tuvo tanto éxito en Cataluña que, tras la muerte en la ficción del profesor Merlí, Movistar+ quiso comprarla y continuarla. Ahí nació Merlí. Sapere Aude en 2019, que cuenta la vida de Cuevas como estudiante de filosofía en la Universidad.

“Habla de una juventud que es la que la ve y consume esta serie y que está viva, es de verdad. Y el tema de la filosofía es un golazo por la escuadra porque baja a la tierra una materia que estaba considerada siempre como arcaica y aburrida, solo enclaustrada en academicismo, y aquí la pone al servicio de todo el mundo y a la gente cuando se la cuentas bien también le gusta”, relata.

Habla de una juventud que es la que ve y consume esta serie y que está viva, es de verdad

Las series El ministerio del tiempo y Cuéntame cómo pasó y las películas Ahora o nunca, Gente que viene y bah, y El verano que vivimos han sido algunos de los proyectos en los que Cuevas ha trabajado en los últimos años.

No se si sería actor si hiciera desde ahora hasta que me muriera el mismo personaje porque me acabaría aburriendo. Lo que me gusta de esto es que ahora yo vengo de una serie muy larga que es Merlí, pero hay otros proyectos en medio, voy, vuelvo, luego tendré otras cosas...”, añade el actor.

Y, como planes futuros, esta primavera “tengo por estrenar una serie que se llama Leonardo”, acaba de rodar la película Donde caben dos, de Paco Caballero y ahora “estoy a punto de rodar una serie de la que no te puedo hablar, porque todavía no me dejan”.

Etiquetas