Cultura

Tradiciones

‘Mi pequeña Semana Santa’ recibió cerca de dos mil visitas

La exposición de Carlos Jalle recaudó más de 1.200 euros para la delegación oscense de la Asociación  Parkinson Aragón

Carlos Jalle
Carlos Jalle, en la exposición en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner.
Pablo Segura

La exposición “¡Mi pequeña Semana Santa!” de Carlos Jalle congregó en la sala 4 del Centro Cultural Manuel Benito Moliner a cerca de dos mil visitantes entre los días 15 de marzo y 4 de abril, con una recaudación que alcanzó los 1.200 euros que serán destinados a la delegación de la Asociación Parking Aragón en Huesca.

Tan satisfactorio ha sido el balance para Carlos Jalle González que ha atendido de buen grado la sugerencia que ha recibido de gran cantidad de asistentes, de miembros de cofradías y también de la organización beneficiaria para que esta exposición tenga una segunda edición el próximo año, si Dios quiere (nunca mejor dicho) con la deseada apertura total después de la pandemia.

La muestra obedece al virtuosismo, la paciencia y la vocación artística del autor de los carteles de la Semana Santa desde hace muchas décadas, en su condición de fotógrafo y en su pasión por las tradiciones de la ciudad de Huesca y su provincia. Las pequeñas obras de arte de Carlos Jalle fueron secundadas por la Archicofradía de la Vera Cruz y Parkinson Aragón, con la colaboración de DIARIO DEL ALTOARAGÓN.

Todos los detalles fueron minuciosamente dispuestos por Carlos Jalle, con la bienvenida de la Cruz iluminada que preside la procesión del Santo Entierro en el área central de la sala, donde se apreciaba el escudo en tres dimensiones de la Vera Cruz, el estandarte de fiesta, un calvario y un verdadero ingenio como es la Campana de Huesca.

Túnicas y figuras de la Semana Santa desfilan con la partida de una modista que cose un hábito, un cofrade que porta la Cruz de las Siete Palabras, otro de la Cofradía del Descendimiento y las Lágrimas de Nuestra Señora, de la banda de tambores y bombos del Prendimiento, un soldado romano, una manola, y representantes de la Archicofradía, del Descendimiento, de Santiago y del Ecce Homo. Las imágenes fotográficas de los carteles formaban parte también de la exposición.

En una mesa, faroles que salían en procesiones, limosneras, candelabros y una figura de la Archicofradía, crucifijos, los pasos de la Dolorosa y el Cristo del Perdón en su encuentro en Santo Domingo la noche del jueves.

Un audiovisual ponía movimiento y sonido a la muestra y, al acabar un aluvión de figuras, las pequeñas muestras a la venta. Todo un éxito que tendrá segunda parte.

Etiquetas