Cultura

EXPOSICIÓN

‘Abrigo’, una reflexión en papel sobre la maternidad

La artista Carla Nicolás expone su obra en La Carbonería, de Huesca

Carla Nicolás, ayer en La Carbonería de Huesca
Carla Nicolás, ayer en La Carbonería de Huesca
R.G.

El trabajo de CarlaNicolás siempre se ha centrado en la exploración de las capacidades del grabado, el libro de artista y la estampación en sus expresiones más sintetizadas.

Fiel a esos principios artísticos presenta desde este sábado en La Carbonería, de Huesca, Abrigo -obra en papel-, un manifiesto contra las lógicas hegemónicas, un ensayo gráfico sobre la re-socialización de la maternidad y los cuidados, cuyo concepto nació en 2017, “durante el periodo de gestación de mi hija”, y se ejecutó entre 2018 y 2019 con una beca de residencia artística en Casa Velázquez, de Madrid, donde realizó la obra.

La artista zaragozana, residente en la localidad oscense de Berdún, estuvo durante un año desplazándose de Zaragoza a la capital de España para desarrollar este proyecto “autobiográfico, una reflexión en torno a la maternidad en la que sitúo una presencia surcada de ausencias, de límites, de contradicciones, y que nació de los miedos que yo tenía como madre a ser capaz de seguir con el trabajo que venía haciendo hasta este momento; es decir, criar y crear”.

Abrigo pone de manifiesto la complejidad de ambas cosas “desde las propias sombras de una misma y bajo el juicio de los demás, que es algo que también te encuentras mucho”.

Ese pensar si lo estaba haciendo bien al irse de casa para desarrollar su parte artística, no dejan de ser “contradicciones absurdas”, que dieron como resultado un proyecto que se compone fundamentalmente de grabados, objetos como el libro de artista, obra en papel e instalación, todo ello mediante el uso de la piel de ajo.

El cuaderno de artista forma parte deeste proyecto
El cuaderno de artista forma parte deeste proyecto
R.G.

“Cuando el proyecto nace en 2017, la idea es trabajar con la piel de ajo porque, primero, abraza el bulbo como si fuera el vientre materno, y segundo, a lo largo de la historia se ha considerado como un alimento que en determinadas culturas tenía el poder de encontrar a las almas perdidas, protegía del mal de ojo, era proveedor de la buena suerte..., y era símbolo de fertilidad”.

Con esta serie de asociaciones y el trabajo conceptual de Carla Nicolás que es unirlas, apostó por utilizar este material en casi todas las piezas. En los monotipos, que es una técnica de grabado, usó piel de ajo, “unas veces para crear texturas y en otras juego con sus formas. Hay aguafuertes que se hicieron con un dedal que sustituía a la punta de grabado, y que se confeccionó de plata a partir de un diente de ajo, como una joya, que me coloco en el dedo y con eso hago las planchas de grabado”.

Este dedal, lo mismo que una prueba de artista de la instalación 274 / Autobiografía, pieza nuclear del proyecto y por la que Carla Nicolás recibió el premio de arte Santa Isabel de Portugal de la Diputación de Zaragoza, se van a poder ver en Huesca, incluido un código QR para poder admirar la obra completa.

Abrigo es el “diario de abordo de una experiencia de maternaje”, que Carla Nicolás desarrolló sin saber que piezas iban a surgir, “creándose poco a poco durante un año, porque llegué con unas ideas claras y luego no hice ninguna” ya que desde que surgió el concepto hasta que lo desarrolló ella no era la misma, y “trataba de poner voz a las mujeres que cometemos la osadía (y lo digo entre comillas) de no ser solo madres, y creo que se puede hacer”.

Dos de las piezas de Carla Nicolás que seexhiben en La Carbonería.
Dos de las piezas de Carla Nicolás que seexhiben en La Carbonería.
R.G.

Por ello, lamenta el trato de las instituciones en este sentido, “tanto a madres como a padres, al no facilitar la vida y el trabajo como una sola cosa, teniendo que renunciar. Tienes que dejar a tu hijo en una ciudad para irte a crear, es como apartar tu vida porque estás creado, pero yo puedo hacerlo a la vez y, además, tiene que formar parte de ello”.

Que pudo hacerlo es algo que queda patente en Abrigo - obra en papel-, la primera exposición de Carla Nicolás en La Carbonería, donde se podrá visitar hasta el 5 de junio.

Etiquetas