Cultura

PIEZAS TRADICIONALES

La ‘tortera’, una de las últimas piezas donadas al Museo Ángel Orensanz

En el blog y el canal de Youtube del centro se explican características de este utensilio de cocina

Tortera donada al Museo Ángel Orensanz y Artes Populares de Serrablo.
Tortera donada al Museo Ángel Orensanz y Artes Populares de Serrablo.
Mercedes Portella

La “tortera” es una de las últimas piezas donadas al Museo Ángel Orensanz y Artes de Serrablo. Esta semana, en el blog museo-orensanz-serrablo.blogspot.com y en el canal de Youtube, se explican con detalle las características de este utensilio que se encontraba en diferentes escenarios de la casa serrablesa: cocinas y recocinas, la despensa, los patios, las bodegas, etcétera. Se empleaba para cocinar en fuego y horno, desde sopa y verdura hasta asado y otras viandas. Cuando se colocaba en la mesa todos comían directamente de ella. Las había de diferentes tamaños, las más pequeñas se usaban como platos.

La pieza que nos ocupa fue donada a este museo en junio del año pasado por la residencia Vitalia de Sabiñánigo. Tiene 11 centímetros de altura, 19 de diámetro base y 31 de diámetro boca. Esta realizada en barro cocido y barnizada en su interior y por estar en contacto con los alimentos, no tiene decoración. Está catalogada con el número 03756 de la colección de piezas de este museo.

María Isabel Álvaro en su libro La alfarería popular aragonesa explica que la tortera “es una vasija redonda de base pequeña y plana y pared exvasada, baja, ancha y abierta, con dos o más asas pequeñas y un vertedor de pellizco en el borde”. La que se ha donado tiene tres asas.

Etiquetas