Cultura

CINE DE MONTAÑA

Cerca de cuatro mil espectadores disfrutan del Banff

El festival de cine de montaña, aventura y deporte extremo ratifica un nuevo éxito al cierre de una sexta edición “espectacular y segura”

Las sesiones oficiales completaron su aforo en las cinco sedes.
Las sesiones oficiales completaron su aforo en las cinco sedes.
F.B.

La sexta edición del Tour Mundial del Banff Mountain Film Festival cierra su sexta edición por el Alto Aragón con un total de 3.880 espectadores, un dato que refleja el elevado respaldo social de la cita que aglutina las mejores producciones de cine de aventura, montaña y deportes extremos a nivel mundial, a pesar de las limitaciones establecidas por motivos sanitarios.

Desde la organización revelan que se trata de una cifra muy destacada en un año marcado por las restricciones que han hecho imposible llevar a cabo gran parte de las actividades deportivas que solían reunir a un gran número de personas. “Era una edición muy importante a todos los niveles y el resultado es de éxito rotundo, el público ha respondido de manera extraordinaria tanto a la propuesta artística como a las indicaciones y normativas sanitarias”, en palabras de Jesús Bosque, director de programación del evento, a través de una nota de prensa.

Huesca, Jaca, Barbastro, Benasque y Boltaña lograron completar el aforo permitido en las dos sesiones del programa oficial que se proyectaba la red Huesca: La Magia de los Congresos, formada por los palacios y centros de congresos de toda la provincia; una asistencia que se suma a la del resto de actividades programadas.

El pasado mes de febrero arrancó el certamen en la capital oscense, donde se consiguió llenar las butacas disponibles en el auditorio Carlos Saura del Palacio de Congresos, un hecho que se repitió en cada una de las otras cuatro sedes.

Durante los meses de febrero, marzo y abril, Jaca, Barbastro, Benasque y Boltaña fueron tomando el relevo y completando una propuesta multidisciplinar que, adaptándose a los horarios permitidos, la limitación de público y la distancia de seguridad, completaron una nueva edición con la montaña y el séptimo arte como eje vertebrador.

El esfuerzo organizativo tuvo su respuesta entre la población de cada una de las localidades. Entre las novedades de este año destacó la proyección del documental Cholitas, que se pudo ver en Huesca y Boltaña, o la sesión dedicada al público infantil bajo el título Banff Kids, una iniciativa nacida para crecer y desarrollarse tras su buena acogida inicial en Barbastro y Huesca.

Por la exposición ‘Somos tierra’ pasaron más de 800 personas.
Por la exposición ‘Somos tierra’ pasaron más de 800 personas.
F.B.

La propuesta cinematográfica se completó con otra serie de actividades como salidas a la naturaleza, charlas o exposiciones como la que se pudo ver en la capital oscense, Somos tierra. Una muestra fotográfica del montañero ecuatoriano Juan Sebastián Rodríguez que consiguió atraer a más de ochocientas personas durante el mes que estuvo abierta.

Una de las claves de la gran acogida de esta colección de imágenes de Los Andes fue el gran número de visitas guiadas en grupos reducidos. “Esta reflexión sobre la fragilidad y constante evolución del planeta también ha tenido su eco mediático a nivel nacional e internacional debido a que era la primera vez que su autor exponía en España”, apuntan en la nota de prensa.

Desde 1986, una de las principales características de este festival que se celebra en Banff (Canadá) es el llamado Banff Mountain Film Festival World Tour, que actualmente realiza en torno a 1.100 proyecciones en 550 localidades de 45 países, con una audiencia que supera los 550.000 espectadores.

En 2016 llegó por primera vez a España y Huesca es su sede central con la Fundación Festival Internacional de Cine de Huesca como principal embajador. Ahora pasa el turno a las sesiones en otros puntos del país. 

Etiquetas